Si deseamos un mejor gobierno, tips para aumentar la eficiencia

En la antesala, de los preparativos para el inicio legal y formal del nuevo período del gobierno revolucionario que será desde el 10/01/2013 al 2019, se hace necesario que nuestro Líder Comandante Chávez haga un alto con todo su tren ministerial, ya que es imprescindible el uso de las tres “R” de inmediato en todos los niveles del gobierno. Un alto para meditar, organizar, depurar y volver a salir con todas las pilas puestas y resolver los problemas del día a día y por supuesto la aplicación del II Plan Socialista Nacional Simón Bolívar para dicho período. Unos humildes comentarios y recomendaciones:

Tips 1: Dejar tiempo libre a los ministros: un espacio de tiempo para organizar a sus equipos de trabajo, es decir: a sus Viceministros, Directores Generales y Suplentes, Coordinadores y todos aquellos empleados de confianza que apunten a la eficiencia de la gestión. Dar la oportunidad de evaluar, revisar y sustituir aquellas personas que sean necesarias para lograr el objetivo final, que es la eficiencia, que al final de cuenta va muy relacionado con las Tres (3) “R”. Esto se logra dejando que los ministros estén durante varios días en sus ministerios: observando, verificando, evaluando y teniendo un contacto directo con todo el personal, en todos los niveles. Es así como se puede buscar donde están los cuellos de botellas en cada ministerio y/o institución, determinar donde están las fallas, los errores y ajustar las políticas o estrategias. Pero, lo más importante es hacer sentir a todo el personal Y/o servidor público que forman un solo equipo de trabajo, que buscan el máximo de eficiencia y aplicar permanentemente las tres (3) “R” en todos los niveles.

Tips 2: Descargar de funciones a ciertos Ministros: ya que pareciera que algunos son “Super ministros” con tantos cargos, asignaciones, responsabilidades. ¿Es que acaso, no hay más venezolanos que puedan ejercer esas funciones o cargos?. Si queremos que los Ministros sean más eficientes, debe tener la oportunidad de organizar su agenda y a su equipo de trabajo. Existen profesionales de gran experiencia, más aún muchos revolucionarios que están a la espera de ser llamados para ayudar en la gestión gubernamental. Es más, hay algunos profesionales que se iniciaron con la revolución en algunos ministerios y estaban realizando una excelente labor, pero fueron excluidos por la dinámica ministerial y en algunos casos por intereses mezquinos de nuevas autoridades se quedaron fuera de las instituciones, pero siguen siendo revolucionarios a pesar de esa situación. Personal profesional con grandes ideas y proyectos para avanzar en este proceso de cambios; pero no les dieron la oportunidad y tiempo de poner en practica sus ideas y privaron intereses de otra naturaleza. Algunos conocedores de asuntos ministeriales e institucionales, comentan que muchos revolucionario que llegaron a poner orden en ciertas instituciones, simplemente fueron expulsados, por los viciosos de oficio que no deseaban avanzar en el proceso de cambios y efectivamente muchos "quintas columnas" se enquistaron en dichos entes y aún están allí. Muchas denuncias fueron hechas, pero nadie tomó esas denuncias en serio y en este transitar de la revolución hemos visto la “guerra silenciosa” desde adentro de muchas instituciones y la ineficiencia bien campante; pero eso es una lucha de cada día y hay que acabarlo. Entonces, esos buenos profesionales están allí, a la espera que la revolución considere sus habilidades y experiencias para seguir profundizando la revolución. Hasta algunos de esos profesionales se han propuesto “adhonorem”, por diferentes vías: twitter, correos, email, etc., para ayudar desde cualquier ámbito en la gestión gubernamental y que su humilde aporte pueda significar alcanzar el máximo de eficiencia y la mayor calidad en los servicios del gobierno. O profundizamos de verdad y a fondo o el “cargo de ministro” o similar se va a llevar a más de uno por delante y más atrás la ineficiencia. No podemos darnos el lujo de fallar en este tercer período de la revolución.

Tips 3: El burocratismo: sigue enquistado en algunas instituciones. El gobierno ha hecho inversiones gigantesca en tecnología, pero hay organismos que pareciera se niegan a utilizar al máximo las bondades de estas herramientas. Una revisión, de todos los procesos administrativos y la simplificación de éstos, es necesaria; para poder agilizar los procesos y darle celeridad a los proyectos que se están iniciando y los que están en marcha. Las trabas administrativas, en algunas instituciones, son aún inmensas: Ejemplo, Contratistas que tienen que estar haciendo Valuaciones que parecen un libro para poder cobrar (si ya existe todo un expediente administrativo al momento de la contratación y/o están grabados en el sistema; ello genera gastos de papel, espacio físico, etc.). ¿Dónde están las herramientas tecnológicas?. Otro ejemplo, Ud. pide al ministerio de educación una certificación de notas y hay personas que han tenido que esperar hasta cuatro y cinco meses para obtenerla, esto es una barbaridad. La justificación del personal: “…. exceso de solicitudes y a la espera de la firma por parte del director o subdirector, pero ellos se la pasan de reunión en reunión….”. Una revisión de estos pequeños detalles es fundamental. El mismo Comandante en algún momento dijo: “…. Hay que llegar hasta los detalles más pequeños, eso puede hacer las grandes diferencias en ciertos momentos….”.

Otro ejemplo: en el Seguro Social, muchas empresas tienen tramitadas, exclusiones de personas desde hace meses y todavía las siguen facturando a dicha persona por la no exclusión, porque existe “no se sabe que orden” en el seguro social que no terminan de limpiar los estados de cuenta de muchas empresas y deben seguir esperando que excluyan a esas personas y no se sabe si se produzca una nota de crédito a favor de la empresa y en que tiempo le pueden solucionar a dichas empresas tal retraso administrativo; consecuencia de esto retardo, malestar y en fin de cuentas ineficiencia. Debemos hacer un alto en esta institución, por ejemplo, y que revisen con urgencias los procedimientos de atención al público y efectuar operativos especiales, Sábados y Domingos para poder ponerse al día con esos aspectos administrativos por el beneficio de todos. En muchas sedes del seguro social atienden en ciertas taquillas hasta un número determinado, es decir hasta 40, 50 o 60 personas por día.

Las instituciones de atención al publico deben ser como los bancos, abrir a las 8:30 y cerrar a las 3:30 pm y todo el que va llegando debe ser atendido y buscarle solución a sus problemas. Si habituamos a que dichas taquillas, funcionan como los bancos, entonces las personas pueden planificar llegar a esos espacios a cualquier hora del día y hacer su gestión. Tomar el ejemplo de los bancos es necesario, si queremos lograr la eficiencia en muchas instituciones.

Tips 4: La revisión, por ministerio o instituciones, en las asignaciones de los contratos, es una tarea urgente. En algunas instituciones, aún se ve en los proceso de Licitación, que mediante “triquiñuelas legales”, en muchos casos y al final de cuentas siempre benefician a los mismos contratistas en sus obras o a sus empresas relacionadas y no le dan la oportunidad a otras empresas. No darle la oportunidad a dichas empresas pequeñas, medianas empresas para ir creciendo poco a poco, con el ritmo de las actividades de los entes ministeriales, es una tarea muy necesaria y estratégica. No se pueden meter todas las empresas en un mismo saco, hay muchos empresarios que son muy honesto y responsables; no se entiende, por ejemplo, que si en algún momento se habló de un decreto que establecía, para las pequeñas y medianas empresas, otorgarle anticipos hasta un 50% para ejecutar la obra y así ayudar a todas aquellos empresarios para ir formando y fortaleciendo la capacidad empresarial en Venezuela y de todos aquellos que tomaban la iniciativa de arrancar sus propios negocios en beneficio del país, simplemente no se apliquen o se queda en el papel nada más. Que ha pasado en la realidad: hagan un simple análisis, en el ultimo año, y podrá ver que muchas instituciones, teniendo los recursos económicos, no otorgan el anticipo de la obra, o en su defecto otorgan solo el 10%. Eso es una grosería, si tomamos en cuenta que el espíritu del Decreto es ayudar a las empresas pequeñas y medianas. Evaluar todos los organismos y entes que otorgan contratos en urgente. No podemos permitir que, teniendo buenos empresarios a nivel nacional, le apliquemos una gran desmotivación para contratar con el Estado. Urge revisar en muchas instituciones las áreas de contratación, las personas que conforman las comisiones de contratación y los más importante el área de finanzas; ya que deben ser cuidadosamente auditadas para determinar las razones por las cuales, ocurren casos como los mencionados. Teniendo todos los recursos económicos y no otorgar los anticipos, va en contra de todos los lineamientos de ayuda y solidaridad que la revolución desea dar a las pequeñas y medianas empresas. La estrategia del impulso a las pequeñas, mediana y grandes empresas son extremadamente importantes para apalancar el desarrollo del país a corto, mediana y largo plazo. Los que juegan con los reales en dichas instituciones, colocándolos en los bancos y evitar los anticipos, para sabotear a los pequeños y medianos empresarios para obligar a dar los contratos a grandes empresas, es ilegal y hasta debería ser penado.

Mucha aplicación de las Tres (3) “R” hace falta en todos las instancias del gobierno, hemos avanzado mucho pero no es suficiente. Si queremos que la eficiencia sea la punta de lanza del inicio del nuevo período es urgente la rectificación.



Viviremos y venceremos, Independencia y patria socialista, estamos en el camino correcto y venciendo, somos muchos.


Email: darwsol@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1485 veces.



Darwin Solórzano


Visite el perfil de Darwin Solórzano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: