Capriles Radonski y la lucha de los pueblos

El candidato de los grandes ricos, de la oligarquía, Capriles Radonsky, se hace la propaganda y publicita su candidatura diciendo que en un año va a cambiar el país. Nadie cree que pueda.

Sin embargo, tenemos que estar bien claros que la oligarquía tiene muy serias y muy importantes razones para intentar cuanto antes volver a apropiarse del país y convertirnos nuevamente en los esclavos que, mediante su trabajo y su esfuerzo viven para aumentar la riqueza del poderoso, quitándonos todas las conquistas logradas gracias a estos 14 años de gobierno del presidente Chávez.

La única razón de su existencia para las oligarquias es apropiarse de la riqueza del planeta, de cada país y convertir a todos los seres humanos, incluidos su familia y sus amigos, en esclavos que, mediante su trabajo y su esfuerzo pasen toda su existencia aumentando la riqueza del oligarca. Su moral y su intelecto solamente le dan para eso y para eso funcionan y existen.

Independientemente de que Capriles no tiene capacidades para llevar a cabo tan gran tarea en un plazo tan corto, para lo cual va a contar, por supuesto, con todo el apoyo del gobierno estadounidense, de las agencias de espionaje norteamericanas y principalmente de quienes manejan el poder en los Estados Unidos, las grandes corporaciones estadounidenses que se han dedicado a extraer de ese pueblo y de todos los pueblos el resultado de todo su sudor y esfuerzos y también de depredar y robar en todos los países los recursos con que las distintas patrias cuentan para soporte de la vida humana.

Aun demorando para llevar a cabo sus nefastos propósitos, si llegaran a darse, los venezolanos vamos a encontrarnos viviendo en un clima social y económico idéntico al que vive en este momento toda Europa del Sur, el mismo tipo de problema que viven, incluso, los Estados Unidos, como lo demuestran los más de 100 detenidos y la violencia excesiva solamente en la zona de Wall Street con que celebró el gobierno norteamericano, manejado por las corporaciones, un año de lucha del movimiento Ocupa.

Pero además tenemos a España. Allí Rajoy mintió descaradamente durante su campaña tratando de adueñarse del mandato y así manejar el gobierno y apropiarse del estado.  Luego cambió todo lo bonito que había dicho que iba a hacer, por una serie de paquetazos impuestos por el Fondo Monetario Internacional, que tiene a los españoles cayendo en la miseria. Por esa razón, desde el momento mismo en que Rajoy empezó a gobernar, el pueblo español viene luchando para sacárselo de encima. Y lo vemos también en Portugal, donde los pueblos llevan meses y meses luchando por mantener la calidad de su vida y contra el robo de todas las conquistas sociales logradas.

Y peor aún en Grecia, donde  los griegos llevan peleando durante más de un año para sobrevivir y eliminar ese gobierno fascista, de ese gobierno entreguista, de ultraderecha de la Nueva Democracia, que ha recortado los salarios en cifras superiores al 40%, que ha echado a la calle decenas de miles de personas, que sigue auxiliando con préstamos a los grandes ricos y quitando todas las posibilidades de vida a la población. Porque a los ricos y a sus personeros políticos y gerenciales no les interesa la vida humana, ni la vida en el planeta, solamente quieren tener ellos la riqueza y el dinero.

Y tenemos que tener en cuenta que la lucha de esos ricos neoliberales y sus personeros gerentes y capataces no es solamente contra los pueblos, sino incluso contra la nación, contra su propio país. Por eso está desmembrando Grecia, vendiendo, a precio de gallina flaca, las islas que le dan a ese país y a su población sus ingresos por turismo, como hicieron en Venezuela, para pagar las deudas que contrajeron comerciantes y banqueros ladrones. Y ahora, se les entrega pedazos del territorio nacional a esos mismos especuladores, financistas y mafiosos internacionales que llevaron a Grecia a la actual situación destruyendo no solamente la capacidad del estado para funcionar, sino también la propiedad del territorio nacional y de su pueblo.

Los pueblos tienen derecho a su territorio como una base lógica para subsistir. Y así lo han comprendido desde tiempos inmemoriales las razas indígenas despreciadas por esos hombres blancos, por esos individuos que lo único que piensan es en aprovecharse, en robar a los demás lo que tienen, en tener más riquezas hasta el infinito y apropiarse y apropiarse hasta que todo esté en sus manos, que es un gran sueño.

Y para apropiarse no tienen problema ninguno en mandar sicarios a asesinar, en enviar tropas policiales, y hasta las tropas de las fuerzas armadas, mucha veces lamentablemente convertidas en simples mercenarios que, por un salario, arremeten contra las protestas y manifestaciones de su propio pueblo para defender el orden establecido por los ricos. Eso es lo que les permite a esos grandes ricos seguir quitándole al pueblo de su propio país, sus derechos sociales, su territorio, sus conquistas sociales, sus derechos humanos y empobrecerlos cada día más como está ocurriendo.

Esa lucha por la libertad y la independencia de cada ser humano, en lo personal y grupal, contra los depredadores, prepotentes, ambiciosos de poder y riquezas es permanente, es eterna.

Así que, si llega a ganar este candidato de la oligarquía, de la ultraderecha, de las mafias financieras, comerciales, industriales, especuladoras, depredadoras, el pueblo venezolano va a tener que luchar nuevamente,  enfrentándose incluso a los mercenarios asesinos que esas mafias de ricos contraten.

Vamos a tener que luchar a muerte contra asesinos, contra paramilitares,  para intentar recuperar lo que el comandante Chávez ha establecido como leyes. Leyes que, por supuesto, van a ser desobedecida y dejadas de lado,     así como hicieron en 2002 para beneficiar a las transnacionales con nuestra Constitución que es de las más avanzadas del mundo.

Esa gente de ultraderecha traerá para que los defienda las bandas de asesinos que llamaron en Colombia “Defensas Unidas”.

La pelea no va a ser solamente un año y para eso tenemos el ejemplo de los indignados de España, de los Ocupa en Estados Unidos, los de Portugal, Grecia, Francia e Italia que llevan decenas de muertos y cientos de heridos, detenidos, torturados, agredidos por fuerzas policiales, militares y paramilitares (contratistas como llaman los Estados Unidos a los sicarios y asesinos que reclutan en todo el mundo). Esas fuerzas defienden a la gente “decente" contra el pueblo llano, contra ti y tus hijos y tus hermanos, contra  el pueblo que somos todos, pues como muy bien lo establece el movimiento Ocupa, somos el 99% de la población.

Vamos a pagar con muchos muertos, con mucho dolor, vamos a pagar con muchos años de lucha, si permitimos que este candidato o sus seguidores vuelvan a tomar el poder y se apropien del país; si permitimos que usando las mismas guarimbas reinicien la lucha contra la patria y contra el pueblo.

La única manera es tener tantos millones de votos, tal fuerza y organización que impida que esa gente se llegue o se apropie del poder.

El plan que hemos, que eliminemos sus corporaciones, que destruyamos sus guarimbas, sus sabotajes representan una tener que luchar contra el 90% del pueblo

No solamente contra la gente que sigue a Chávez, que se ha convertido también en otros Chávez que van empujando el progreso del país, sino que, principalmente, demuestran que tienen una fuerza tan importante que va a ser imposible derrotarlos.

Por eso tienen que ser más de 10 millones. Por eso tenemos que hacer de estas elecciones una derrota contundente de todos los antipatria. Por eso tenemos que derrotar toda las premisas de este individuo que vive diciendo, cómo Rajoy el de España, tantas mentiras y que dice cosas sin ninguna claridad para confundir a las personas y qué se entiendan como que son a favor del pueblo. Así como la OTAN llamó "bombardeos humanitarios” porque  decían que eran “para proteger al pueblo libio”, y terminó asesinanso a mansalva más de 60,000 libios indefensos.

Esa es una característica común de los grandes ricos, que desprecian a los pueblos de todo el mundo, a sus propios pueblos, y que no tienen ningún problema en sacrificarlos enviándolos a guerras invasoras. Tal como hacen los Estados Unidos enviando a los latinos y los negros a la muerte en guerras para conseguir las riquezas de otros países. O simplemente lanzándoles aviones a los íconos de su poder financiero, a sus propios monumentos y matar más de 3000 personas, como sucedió en las Torres Gemelas, para tener una justificación y seguir convenciendo a sus propios pueblos que el terror es la única manera de vivir.

Que el terrorismo de estado constituye una defensa de la seguridad del pueblo, cuando el gobierno de las corporaciones crea el terrorismo de estado y el terrorismo de los mercenarios que pusieron en Libia, en Siria, y en otros países. Pero pretenden hacernos creer que es importantísimo que el gobierno nos defienda, Y es justamente, ese gobierno, por estar en manos de mafiosos quien nos ataca.

Hay que ir a votar y llenar todas las urnas con nuestra contundente opinión, con nuestra contundente determinación, de que seguimos en defensa de nuestras conquistas, de nuestros derechos, de los derechos del pueblo y que no estamos dispuestos a dejarnos vencer y que vamos a seguir adelante y para eso superar largamente los 10 millones y convencer a los indecisos, a esos analfabetas políticos, esos ignorantes de la historia, a esos que viven en mundos virtuales, en mundos tecnológicos en lugar de vivir en la realidad que les permita darse cuenta cómo están actualmente manejándose los países.

Más de 10 millones. Tenemos que llegar a la derrota perfecta y total de todos esos financistas, filibusteros, acaparadores, especuladores ultraambiciosos que no tienen problemas en destruir a la humanidad simplemente para apropiarse de todas las riquezas, de todos los recursos y de todos los esfuerzos del pueblo y transformar todo el trabajo del puebloen dinero para su bolsillo.

Al 7 octubre, desde la madrugada y a llenar las urnas de votos rojos rojitos. 

log_oscar@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1399 veces.



L. Oscar Gómez

Dirigente de los Círculos Bolivarianos, comunicador alternativo, Director del periódico La Voz del Valle

 lavozdelvalle2@yahoo.es

Visite el perfil de Rubén Mendoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas