Roja victoria....roja, roja

“Rosa roja insepulta, rojo como la sangre del toro..rojo pasión, rojo corazón!, la roja gente de mi patria roja!. Roja..roja!

Marea roja indetenible, glóbulos rojos de la sangre palpitante hecha pueblo, que recorre las calles rojas de mi patria roja!.

Rojo el horizonte ardido por el fuego, rojo del inmenso incendio que renueva, que quema, que germina, que circunda y demuele las viejas ideas.

Ya los invasores españoles no nos siguen engañando con sus falsas estatuas erigidas por sus descendientes adelantados, encomenderos y exterminadores del viejo pueblo aborigen de la roja patria ensangrentada. Los mismos de hoy con sus armaduras extranjeras.

Rojos fueron Aramaipuro y Tamanaco peleando ensangrentados y moribundos, rojos fueron Naiguatá, Uripatá, Anarigua, Mamacuri,Querequemare, Guaicamacuto, Prepocunate,Yaracuy, Mara, Araguaire , Guarauguta, Guaicaipuro y Urimare.

Roja se volvió la tierra en la batalla de Maracapana, en donde Lozada asesinó a 10 mil hombres rojos libres.

Rojo fue el torbellino que malamente levantó “el taita” Boves y que recibió huracanado el León de Payara. Roja la antorcha que llegó al “Rincon de los Muertos” en Ayacucho, de la mano de Antonio José, el rojo Mariscal de la America Roja!.

La misma marea roja de hoy impetuosa pero consciente de su grandeza.

Rojo como el incendiado cañaveral de Zamora en Santa Inés.

Roja como la mirada de Simón en su rojo su intento magnífico de abrir los horizontes rojos de la roja libertad!.

Se ha levantado de nuevo la roja llamarada, terrible y sobre cogedora.

Da miedo su enormidad, pero conforta su preciosa fuerza vital.

Cuando el gallo rojo “Hugo”, hijo del otro gallo “Fidel” suelten su rojo “quiriquiki “ en la madrugada de Paguita, entonces compae! …se desatarán las rojas notas de la diana Carabobo por las calles de las ciudades, los neblinosos campos, las cumbres anhiestas y se hará grito de pescadores en el azul del rojo mar :

Será entonces la luna roja, el perro rojo, la calle roja, la madrugada roja, la diana roja, la gente roja…las manos rojas tintas en votos rojos! ..todo un deslave incontenible hacia la

ROJA VICTORIA!

fnatera@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2071 veces.



Francisco Natera Amundaraín


Visite el perfil de Francisco Natera Amundaraín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas