Por qué renuncié a las Verdades de Miguel

Jamás he escrito para defenderme. Prueba de ello ha sido los ataques de unos y otros, muchos de ellos ventilados en aporrea, a los que no he respondido y no lo haré. Porque no me inspiran las luchas personales, y de lo que he denunciado hasta ahora ni una sola cosa me es particular sino colectiva. Y quiero informar varios puntos a la opinión pública para que estando al tanto, nos absuelva la opinión pública de las actuaciones de otras cobardonas, que se esconden en el bramidillo de la ética. Me mueve a ello un encartado que asciende a millones de bolívares pagado por Carbozulia que aparece el día de hoy en el semanario Las Verdades de Miguel. Me resulta antielegante hablar en primera persona, pero como quiera que ha habido mucha confusión en el ambiente me siento violentado a hacerlo.

Mi renuncia

Debo confesar que mi relación dentro del semanario que lleva el nombre del Señor Salazar, fue con su director José López, al que guardo suprema consideración. Como es de cocimiento público llevé adelante análisis del tema energético en mi columna Petróleo y Soberanía. Juicios de los cuales yo era absolutamente responsable. Por el colorario de pruebas presentadas, con documentos de primera mano, el Semanrio publicó tres informes periodísticos, bajo los nombres: Con o sin Kyoto el carbón va, Los negocios de Martínez Mendoza y Socuy zona de sacrificio. Referentes a la situación inmoral, plagadas de horrocidades ilimitases contra los indígenas Wuyú, en el Zulia; y de rapacidades económicas de parte de Carbozulia y Corpozulia, que tiene tras de si a los capitales mineros trasnacionales, donde están desde los asaltantes de Anglo American hasta esa empresa donde está el yerno de Rafael Caldera, pasando por la Chevron Texaco que tiene acciones en el negocio.

Después del último informe donde desmontamos la comisión presidencial de demarcación dirigida por las transnacionales que tienen como bufón a Martínez Mendoza, Miguel Salazar fue llevado con días de hoteles pagos como el mismo lo confesó por Carbozulia al Zulia. Cuando se supo por lo medios de comunicación social, anunciado por el señor Arcadio Montiel, diputado ala Asamblea legislativa, por Radio Mundial Zulia, inmediatamente quien escribe presentó su renuncia. Miguel dijo una vez que regresó del Zulia que esa presentación que le hizo Carbozulia le sería “de grata recordación”. Y hoy mismo cuando sale este articulo hay una publicidad de millones de bolívares pagada por Carbozulia en el periódico de Salazar. Les dejo ustedes sus conclusiones.

Después del primer movimiento revolucionario desde las bases del pueblo – Las marcha indígena del 31 de marzo-empezó una ofensiva primero contra muchos seguidores del proceso revolucionario; y después contra quien escribe reiteradamente diciendo que soy agente de empresas transnacionales, y agente de la CIA, y que me paga Lusbis Portillo y el Alcalde de Machiques. Bastará leer las precisiones y debates dados por algunos personeros de este gobierno incluso conocidos ministros, que no pudiéndome poner en manos de la derecha me llaman ultra izquierdista. Sólo servirá hurgar mis escritos y precisar si alguien que ha pasado toda la vida combatiendo al capital multinacional e imperialista como el enemigo, puede ser pagado por los asaltantes de Anglo American. ¡Hombre por Dios!. Tengo lo que usted no tiene General Martínez Mendoza, autoridad moral, porque cuando usted quiso reunirse con nosotros él primero que se opuso a eso fue quien le escribe. Porque no tenemos precio, las cosas que se acaban con la vida tan pequeñas que acaban en un ataúd no me interesan.

El informe de la Ministra

¿Ahora cuál es el desespero de Martínez con el carbón en estos días? ¿Por qué paga periodistas, hoteles y viáticos? Simplemente porque el informe de la Ministra del Ambiente en torno a Socuy , ha sido favorable a los indígenas, habida cuenta que se ha precisado la inconveniencia de explotar carbón, sacrificando nuestros ríos, mutilando a los indígenas para complacer una empresa fruto de la privatización en Brasil como vale Do Rió Doce, que tiene tras de sí al Banco de Desarrollo, con un financiamiento de miles de millones de dólares. Porque es la burguesía brasileras, los capitales exportadores, la transnacionales detrás de toda esta jarana de la que hablan esos pregoneros de terminales de Martínez Mendoza, Orángel Paz, el señor Palmar, y el besapies mayor: Arcadio Montiel . Que basta leerles sin ningún énfasis para notar que son imprecisos sacando cuentas, inflando números y armando disparates cada tres ideas. Como sólo pueden hacerlo aquellos que cegados por la pasión violentan el sano juicio y la decencia.

Brasil invierte capital o libera préstamos a Venezuela y esfuerzos técnicos y humanos principalmente en aquellas áreas que benefician su capital exportador criollo o trasnacional asentado en sus suelos. Invierten y acuerdan con Chávez en aquellas obras que les proporcionen energía barata a sus industrias y ciudadelas, así como salida vial hacia el Mar Caribe y el Océano Atlántico, por ello aplaude, otorga prestamos y aportes para construir los puentes necesario sobre el río Orinoco, los tendidos eléctricos o la línea de fibras ópticas que conecte a Caracas con el norte de Brasil; también se contempla sistemas de soporte de la navegación por el río Orinoco, mejoras al puerto de Guanta, la vía férrea que conecte al puerto de Guanta con Puerto Ordaz, el proyecto hidroeléctrico de Tocota, sobre el río Caroní, que conjuntamente con las plantas Gurí y Macagua generarán 17 mil 670 MW, parte de las cuales abastece ya el noroeste de brasileño o el carbón del Zulia contratado por la empresa Vale Do Río Doce/Corpozulia.

Hasta Luego

Les escribo previniendo a la opinión pública que nadie me ha comprado para que callará como se ha dicho, y que mi cuenta corriente en el Mercantil no pasa de 60 mil bolívares. Y que estaré siempre del lado de los descamisados del pueblo porque yo también soy uno. Y tengan la seguridad que prevalecerá la verdad, porque no hay cosa que alimente más la sepa del corazón del pueblo que la verdad.

Hasta luego a, mis lectores. Por ahora. Dándole dos pistas al gobierno para que inmediatamente las investiguen , la primera un editor zuliano que tiene un periódico cuyo acuerdo con Martines Mendoza estriba en darle todas las maquinas para imprimir su periódico por parte de Corpozulia a cambió de una compaña mediática. Y la otra: hurguen bien las empresas beneficiadas con la explotación del carbón, y analicen los testaferros de los que hoy se rasgan las vestiduras.

Leocenis García
A los 24 días del mes de julio de 2005.
email: leocenisyahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 8580 veces.



Leocenis García


Visite el perfil de Leocenis García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Leocenis García

Leocenis García

Más artículos de este autor


Notas relacionadas