El sistema capitalista entre el materialismo y el humanismo

En el surgimiento del sistema capitalísta y el impulso dado por la llamada revolución industrial, no se previeron situaciones ligadas al medio ambiente y al deterioro en la relación social de los seres humanos con la exacerbación de características propias como la envidia y la competencia desleal, entre otras.

Podemos decir que hoy día el planeta se encuentra en justa preocupación sobre los efectos que el desarrollo incontrolado ha producido, digamos que el medio ambiente ha sido el más afectado por múltiples razones. El capitalísmo como expresión de la economía occidental se olvidó de los valores éticos y la sabiduría propias de la búsqueda de acercamientos entre los seres al punto que estos valores no son propios de una sola o exclusiva clase social o condición de fortaleza económica.

Muchos gobernantes y con mas peso demostrable en países del llamado tercer mundo fueron presas de esta vorágine desarrollísta y más tarde el neoliberalismo, sumiendo a sus países en niveles altos de pobreza y un deterioro progresivo del medio ambiente y las condiciones de vida de la población, incrementándose la corrupción en términos alarmantes y preocupantes.

En los años 50, Fritz Schumacher, de origen alemán alertó sobre el uso de la tecnología y el crecimiento ilimitado y la norteamericana Hazel Henderson considerada por ella misma discípula de Shumacher, ha escrito mucho sobre las críticas y proponiendo alternativas sobre la economía capitalísta, es defensora del medio ambiente, preocupación inicial que la obligó a interesarse por la economía sin ser economísta y que la ha colocado en el seno de la confrontación entre capitalísmo y humanismo.

Esta confrontación es evidente porque el capitalismo nunca ha sido y jamás será humanista, es inherente a él, lo contrario al ser humano, salvo que sea para explotarlo y vivir a sus expensas. El capitalismo en nuestro concepto, que emana de los países altamente industrializados, para mantener digamos, el status, no tiene otro camino que la dominación y la búsqueda del servilismo, para ello, acude al factor más pródigo de la dominación capitalista, la fuerza militar, pero, a su vez, antes de utilizarla, recurre al “ablandamiento”, de la “opinión pública”, a través de la acción mediática. Es entonces allí, que el imperialismo es una consecuencia del desarrollo capitalista per se, es la única posibilidad de mantenerse en el tiempo y garantizar que le suministren las materias primas originarias de los países avasallados.

Precisamente, podemos afirmar, que en estos momentos el imperialismo representado por EEUU, atraviesa uno de sus momentos más difíciles y complejos, les vamos a decir porque. Nunca antes se ha visto tan descarnado como ahora, actúa ya de manera directa sin importarle las consecuencias políticas a nivel internacional. Su propósito es inminente y está descubierto, apoderarse de las fuentes energéticas donde las haya, es la correspondencia con el mantenimiento de la sociedad que crearon de amplio espectro consumista, de grandes empresas transnacionales que imponen condiciones y subyugan en los países que se lo permiten, entreguístas y sumisos bajo la complicidad de los gobernantes.

El humanismo es propio e inherente a otro sistema social, solidario y justo, el socialismo en la mejor acepción de la palabra. Cada país, reúne características distintas para su aplicación, no hay una ley o regla universal , una sola cosa es común, la justicia social y el humanismo. No obstante, en los estertores de los que podríamos llamar, signos de debilitamiento, es cuando hay mayor peligro, es por ello, que los pueblos deben inexorablemente que decir, ya basta, y dar el paso al frente, como hoy lo está haciendo el pueblo venezolano.

Definitivamente, el capitalismo no tiene posibilidad alguna de devolverse, por tanto, marcha directo a un final que aunque aún no se vislumbra a la vuelta de la esquina, es irreversible, porque todo lo que actúa en contra del ser humano termina por perderse y evaporarse, ese es el signo de la historia que estamos desde Venezuela impulsando contra viento y marea y todos los pronósticos y porque además la estamos haciendo todos, todos los días, es la construcción del socialismo venezolano.

rafaelfebles@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 8791 veces.



Econ. Rafael Febles

Economista. Msc. Seguridad Social. U.C.V.. Militante revolucionario. Locutor. Articulista Correo del Orinoco. Poeta y escritor de la revolución bolivariana

 rafaelfebles@yahoo.com      @rafael_febles

Visite el perfil de Rafael Febles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Febles

Rafael Febles

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a14966.htmlCd0NV CAC = Y co = US