Venezuela: Así es la guerra

Ayer un joven me estaba preguntando sobre la guerra, la cual viví, mientras que dos otros jóvenes escuchaban, aterrorizados. ¿Qué es la guerra?

La gran mayoría pensamos que la guerra se parece a lo que se ve en las películas y en los medios de comunicación cuando nos mandan imágenes de bombas cayendo y soldados disparando. Eso no es guerra, eso es propaganda de guerra – es decir, son imágenes muy bien seleccionadas para que sigamos pensando que eso es guerra, con la intención de que nunca sepamos la verdad – porque si supiéramos la verdad de lo que es la guerra, nadie permitiría la guerra. Por ejemplo, en Estados Unidos, si la gente supiera la verdad, los estadounidenses comunes y corrientes estarían todos en las calles, paralizando el país hasta que se retiren las tropas de los países que están invadiendo.

Las imágenes que vemos, y las noticias escritas forman parte de la estrategia militar ofensiva del invasor.

Muchos pensamos que la guerra tiene que ver con atacar a un enemigo. ¿Quien es el enemigo? Por ejemplo, entre vecinos donde vivimos, ¿como se desarrolla una relación enemigo-enemigo? Normalmente, si uno tiene un vecino “enemigo,” es porque tiene que haber ocurrido algo bastante serio, por ejemplo algún robo o ataque físico. No es que uno va a decir, “Ese vecino no me cae bien, entonces por eso es mi enemigo, y por eso lo voy a matar.” Eso no tiene sentido.

Lo mismo se aplica entre países. Para que exista algún enemigo, tiene que haber un ofensor, y enseguida, para protegerse del ofensor, surge un defensor. Es decir, si no hubiera ofensor, no existiría un enemigo, y no existiría guerra. Esto es muy importante tomar en cuenta. Por ejemplo, de que guerras sean causadas por diferencias religiosas o culturales, es pura mentira. ¿Desde cuando uno dice, “Ese vecino es un Musulmán, entonces lo voy a matar,” o “Ese vecino se viste diferente, entonces lo voy a matar?” Eso no ocurre. Tiene que existir una razón lógica para atacar a alguien.

Lo que quiero hacer entender aquí es que la guerra no tiene nada que ver con diferencias de opinión o diferencias culturales. Tampoco las guerras tienen que ver con el poder. Para dar un ejemplo, se nos ha dicho que Hilter invadió y bombardeo a los países vecinos para “apoderarse” de Europa. ¿Pero qué significa apoderarse? No es que Hitler quiso tener mas poder para el mismo, no, es que Hitler estaba saqueando a los países vecinos.

La guerra ofensiva tiene que ver simplemente con el saqueo.

Es exactamente como si un vecino le robe sus materos, o cualquier otra cosa. Es decir, existe un delincuente, y hay que protegerse de este delincuente. Entonces, para que ese vecino delincuente no siga robando los materos, uno construye una reja, la electrifica, y compra perros, para defender sus bienes. Esto es lo que está ocurriendo en Venezuela. Estamos preparándonos para la defensa nuestro país de un gigante delincuente, EEUU.

Cuando el ejercito delincuente de EEUU invadió a Iraq en 2003, lo primero que hicieron fue robar casi todos los artefactos arqueológicos, los mas ancianos y preciosos del mundo. Cuando los Ingleses invadieron a Egipto, saquearon los tesoros arqueológicos de ese país. Hitler saqueo los bancos de Europa, EEUU saqueo los pozos petroleros en Iraq y los cultivos muy valiosos de amapola en Afganistán, Inglaterra saqueo las minas de diamantes y oro en África, Italia, Canadá, Inglaterra, EEUU y Francia saquearon los pozos petroleros en Libia, EEUU saqueo y se robo toda una gran región rica en petroleo de México.

Lo que quiero decir aquí es que la guerra ofensiva es simplemente el saqueo de recursos, y nada mas. La guerra ofensiva es simplemente una forma legalizada de saqueo por parte de delincuentes – y no tiene absolutamente nada que ver con que exista algún verdadero enemigo. La existencia de algún enemigo es pura propaganda de guerra para justificar el saqueo. Es decir, en todas las guerras ofensivas, el ofensor tiene que antes de invadir para saquear, crear un enemigo. Esto puede demorarse muchos años, y se hace a través de propaganda, a través de películas, los medios de comunicación y la política. Hay que demonizar al supuesto enemigo antes de salir a saquear.

Mientras que se genera esta propaganda de guerra, el ofensor tiene que también establecer bases físicas militares estrategicamente posicionadas para asegurarse que el saqueo sea un éxito y que el ofensor pueda seguir saqueando después que el “enemigo” sea subyugado. Un ejemplo es lo siguiente: La invasión a Iraq ya estaba años en preparación. En mayo de 2001 yo aplique para trabajar como contratista para la construcción de la base militar estadounidense en Doha, Qatar. En 2003, esta misma base fue utilizada como la primera base de coordinación y control para la invasión militar a Iraq.

Mientras que estas bases de operaciones militar del delincuente saqueador se establecen, lo que se demora años, y mientras que durante esos años se produce propaganda de guerra para crear un “enemigo,” el ofensor estudia vía satélite y espionaje, el terreno, la cultura y la infraestructura, entre otras cosas, del país “enemigo” que planifica saquear. Mientras tanto, el “enemigo” se va preparando para defender contra el saqueo.

Esto es lo que está ocurriendo ahorita mismo en Venezuela con relación a EEUU. Mientras que EEUU esta preparando las bases ofensivas en Aruba y Curasao (la cuarta flota), Panamá, Puerto Rico, Colombia (siete bases) y Guyana (entrenamiento conjunto militar en marzo del 2012) para saquearnos, Venezuela está montando todo un aparato militar para defendernos del delincuente saqueador.

Mientras que todo esto ocurre, el ofensor crea una red de apoyo dentro del país que va a invadir. Esto se hace a través de ONGs financiados por el ofensor. Estados Unidos lo hace a través de USAID y la NED, Canadá lo hace a través de la CIDA, e Inglaterra a través del Westminster Foundation for Democracy. En Venezuela, USAID y la NED financiaron y siguen financiando organizaciones venezolanas como la CTV, Fedecamaras, Sumate, periodicos, estaciones de radio, etc. Estas organizaciones se ocupan principalmente de difundir la propaganda de guerra del país saqueador, demonizando en este caso a Chávez y sus seguidores.

También, en el caso de Venezuela, el saqueador tiene que pasar años entrenando militares para que puedan actuar efectivamente dentro del ambiente venezolano, es decir, para por ejemplo poder sobrevivir el calor, las montañas, las selvas, y el agua y la comida de Venezuela. Es importante destacar aquí que el típico gringo no puede ser efectivo en el calor venezolano, y tampoco puede digerir bien la comida y el agua en regiones tropicales. Esto es una de la grandes debilidades de la fuerza armada estadounidense, y fue una de las principales razones que perdieron la guerra ofensiva en Vietnam. Un soldado enfermo no sirve para nada. Desde entonces, EEUU recluta soldados de Centro América, quienes pueden fácilmente sobrevivir y ser efectivos en regiones tropicales, pero esto requiere un entrenamiento de tropas muy extensiva y profunda, porque el centroamericano es también un latinoamericano, es decir, de la misma raza y sangre que nosotros. Esto se convierte en otra debilidad para EEUU. Por ejemplo, todos los latinoamericanos sabemos que la venezolanas son las mujeres mas bellas del planeta, y este hecho se transforma en otra gran debilidad para EEUU, porque un soldado enamorado tampoco sirve para nada.

Ahora, lo que los seguidores de la oposición venezolana no entienden, es que cuando los gringos saqueadores vengan a invadirnos – y lo van a intentar - no harán ninguna distinción entre chavistas y opositores. No estarán aquí para “proteger” a los opositores de los “comunistas chavistas,” sino que estarán aquí para saquear. Peor todavía, y esto ocurrió en Iraq, los únicos que pudieron salir del país antes de la invasión, fueron los ricos, quienes tenían lo suficiente dinero y pasaportes. La mayoría de la clase media en Iraq, los cuales apoyaron la invasión, nunca pudieron salir del país, y fueron masacrados,y perdieron todo en el saqueo del país.

Aquí en Venezuela ocurriría lo mismo, es decir, Capriles Radonski y su famila, Ramos Allup, Pablo Perez, Julio Borges, y todas las familias de esto vendepatrias, quitarían el país antes de la invasión, mientras que casi toda la clase media, quienes en su mayoría hoy apoyan al la oposición, perderían todo, incluso a sus hijos e hijas, abuelos y abuelas.

Hay que entender que en una guerra ofensiva, la cual es simplemente una forma de saqueo, el interés del soldado no tiene nada que ver con proteger a nadie de nada. Su interés es el saqueo, y durante este saqueo, se aprovecha de violar a niños y niñas y a cualquier cosa que tenga un culo. También se aprovechan de sacar todo su rabia y odio, lo cual se le inculca durante el entrenamiento, y lo hace a través de la tortura y las masacres. Muchas veces, estas violaciones, torturas y masacres se llevan a cabo frente al resto de la familia. Esto es una táctica del terror utilizada desde siempre para subyugar al “enemigo.”

Yo se de que hablo – viví la primera guerra del golfo.

Lo verdaderamente triste es que al apoyar a Capriles Radonski y la oposición venezolana, uno está apoyando la invasión militar estadounidense, los que ciertamente va a ocurrir dentro de algunos años. Todavía le falta a Estados Unidos unos 3 o 4 años de preparación. Aparte de preparar las bases militares que nos rodean, y preparar todo lo demás mencionado arriba, también tienen que crear una especia de “guerrilla” mercenaria la cual se ocupara de sembrar el terror, y particularmente en la frontera con Brasil. Es decir, la guerra no se monta de un día para el otro como nos parece ser en las películas y en los medios de comunicación. Se demora años montar una guerra.

Venezuela: Así es la guerra.

oscarheck111@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1904 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a147431.htmlCd0NV CAC = Y co = US