Los domingos de Díaz Rangel

La batalla de Fort Lauderdale

Ustedes tienen que creerme si les digo que no entiendo cómo es que Estados Unidos comete tantos errores de apreciación sobre la situación en América Latina, que no sé quiénes pueden ser los analistas y asesores del presidente Bush que le hacen equivocarse tanto, ni cuál es el grado de responsabilidad de Condoleezza Rice, y tampoco me explico por qué no sedan cuenta de que están sufriendo derrota tras derrota.

Antes de entrar a esta asamblea de la OEA, es bueno recordar los fracasos de su política interamericana. En junio 2003, pese al lobby que hicieron Colin Powell en Chile, la OEA por primera vez desde 1949, cuando fue creada la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, dejó fuera al candidato de EEUU, y en cambio eligió a un venezolano y a un brasilero. Duro golpe. En septiembre 2004, Maisto y Noriega se movieron como pesos plumas para impedir que se aprobara el informe de la comisión de la OEA que avalaba los resultados del referendo, solo pudieron diferir la votación 24 horas, resignados, aceptaron en su esencia la propuesta original. Otro revés. En Ecuador, en enero, en la conferencia de ministros de Defensa fueron derrotadas sus propuestas de preparar fuerzas para intervenir en Colombia.

Hace poquito, lanzó a un salvadoreño como candidato a la Secretaría General de la OEA, debió echarlo a un lado y se pegó a un mexicano, logró un empate 5 veces 17 a 17, pero al reanudarse la sesión, se pasaron dos países al bando donde estaba Venezuela, y para no quedarse otra vez aislado, hizo retirar al mexicano y sumó sus votos al chileno. Evitó una derrota estruendosa.

Alguien debe ser responsable de tantos reveses. ¿Rice? ¿Roger Noriega? Es lógico que cuando ocurren situaciones como ésas, tan seguidas, se analizan las causas, se hacen cambios, se afinan estrategias, etc. Aunque sigan sin salir de sus crisis, con 29G y 30P, supongo que Joe Torre se habrá reunido varias veces con su equipo de dirección para ver qué le pasa a los Yanquis.

Ante una serie de fracasos, es lo que hacen empresarios, los políticos, todo el mundo. Uno se pregunta si es que en la Casa Blanca no tienen esa sana costumbre.

Lo que ocurrió en Fort Lauderdale fue una derrota múltiple. Sin la elemental consulta ni a sus panas de otros países, elaboraron un proyecto de Declaración de Florida, que obviando la Carta de la OEA, creaba un mecanismo, con “contribuciones de la sociedad civil”, (¿quién les metería ese contrabando?) para monitorear la democracia en nuestros países. Todos los gobiernos lo vieron como un intento de injerencia en sus asuntos, y lógicamente lo rechazaron.

Nadie les garantizaba que ese mecanismo sólo se iba a utilizar contra Venezuela, tal como estaba pensado. La Declaración aprobada, cuya redacción fue motorizada por Rodríguez Araque, fue totalmente distinta, EEUU debió sumar sus votos.

Venezuela presentó el proyecto sobre terrorismo al que sólo le faltaron nombres y apellidos: EEUU y el caso Posada Carriles; exhorta a no dar asilo y a extraditar a cualquier terrorista solicitado por otro país.

Fue aprobado pero no está claro si EEUU votó a favor. Preguntado el embajador Jorge Valero en el programa de Ernesto Villegas el viernes, no fue posible despejar las dudas. El triunfo de la diplomacia venezolana fue tan redondo que hubo otros seis proyectos igualmente aprobados. Pero el país todavía no conoce el contenido de los mismos.
No esperarán que los divulguen las agencias o CNN.

Que la política estadounidense para América Latina sufra tantos reveses, es cosa de ellos.No sé si les ha llegado elmomento de revisarla, si se darán cuenta del proceso de cambios que ocurre en América Latina, que la OEA no es más su “ministerio de colonias”, que esa firmeza y esa combatividad de los mineros y del pueblo boliviano no fue estimulada desde Caracas, aunque reciba su solidaridad.

El canciller panameño comentó en un pasillo “Los yanquis no saben cómo han cambiado las cosas, ahora tienen que negociar”.

Y más contundente no podía ser el inusual pronunciamiento del Partido Demócrata, severamente crítico de la política interamericana de EEUU, y particularmente en la OEA.

Lo que sorprende es que en Venezuela existan sectores e individualidades de oposición sumados a esa línea de derrotas, que estuvieron todo el tiempo al lado de Noriega y de Maisto, yque su antichavismo visceral les impida ver que como reflejo de los cambios que están produciéndose, fue América Latina la vencedora de esa asamblea de la OEA, pero se colocan contra toda la región y a la derecha del Partido Demócrata. Es increíble.



Novedades
A mi regreso encuentro estos hechos:

Julio Borges sorprende a todo el mundo y lanza su candidatura a la Presidencia. Fue una audaz decisión de PJ que dejó boquiabierta a la oposición. Marcó distancia ymostró el camino constitucional para oponerse a Chávez.Me parece un acierto.


No termino de comprender qué fue lo que realmente ocurrió con las ausencias del presidente Chávez de lamarcha del sábado 28 y del Aló Presidente, y su desaparición temporal.Me dicen que la falta de oportuna y confiable información, generó tremenda confusión y oleadas de rumores.


Hoy, después de la entrevista con Bush, sería un grave error la candidatura de Corina Machado. Tanto en la Casa Blanca, que parece auparla, como en Súmate, deben conocer la experiencia de la candidatura apoyada por EEUU contra Perón, en 1946 . Si fue abiertamente derrotada cuando EEUU estaba en la cresta de la ola, victorioso después de la II Guerra Mundial, pueden imaginarse lo que sucedería ahora.

Quienes ponen en duda el 1% (144.227) de la muestra del registro electoral por ser poco confiable, deberían saber que una encuesta entre 1.500 personas es suficiente muestra en EEUU, o en Francia, para conocer las opiniones de decenas de millones. Y supongo que saben cuáles son sus niveles de aciertos.


El MVR escuchó las voces de los diez gobernadores y de los secretarios generales de todos los partidos del chavismo (PCV exceptuado), que demandó una comisión equilibrada y ponderada para estudiar las denuncias contra Manuitt. No se trata de eludir la investigación, que debe hacerse en profundidad, sino de impedir que factores personales y políticos sean determinantes.


Mar de fondo es lo que hay en la Universidad Bolivariana y la Misión Sucre. Una conspiración, real o supuesta, se habría iniciado en el período de Egilda Castellanos con efectos negativos. Pero apenas se encuentra quien se atreva a hablar.

Washington parece que se olvidó del “armamentismo” de Venezuela después de conocerse el informe anual 2004 del acreditado Instituto Internacional de Estocolmo de Investigación para la Paz (Sipri). EEUU aparece a la cabeza de los exportadores de armas:
38 de las 100 empresas vendedoras son de ese país y coparon el 63,2 % del mercado.

En América Latina, en el periodo 2000-2004 figuran por encima de Venezuela: Brasil con 888 millones de dólares, México 610, Colombia 515, Chile 504 y Argentina 345 . Después está Venezuela con 250 .

¿Cómo la ven?




Esta nota ha sido leída aproximadamente 3565 veces.



Eleazar Díaz Rangel

Periodista egresado de la UCV. Ganador del Premio Nacional de Periodismo y menciones en diversas especialidades. Es Director del diario Últimas Noticias desde el año 2001. Profesor titular jubilado de la universidad central de Venezuela, cuya escuela de comunicación social dirigió (1983-86). Presidente de VTV 1994-1996. Presidente de la asociación venezolana de periodistas.

 edrangel@grupo-un.com

Visite el perfil de Eleazar Díaz Rangel para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eleazar Díaz Rangel

Eleazar Díaz Rangel

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a14719.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO