De cómo duele la traición, o de camaradas que se convierten en instrumentos de dominación y enemigos de los pueblos

El ser humano debe evitar en la mayoría de las circunstancias, convertirse en juez gratuito de los demás. Cualquier persona medianamente razonable, analiza las circunstancias en las cuales se dan los hechos, para luego hacer conclusiones lógicas, más esas conclusiones, deben ser para comprensión de la realidad y no para convertirse en juez de otros alegremente. Existen situaciones en las que si se debe hacer un juzgamiento, sobre todo, si las conclusiones denotan que las acciones conducen a crímenes, imposiciones o contribuyen a mantener un orden de dominación política, económica y social contra las mayorías.

En mis años de militante de base de la revolución. En aquellos años peligrosos para el pueblo y para la juventud. Cuando la URSS y CUBA eran referencia mundial de cambio social, cuando ser joven, ser pueblo, ser comunista, significaba una sentencia de muerte. Pegar un afiche o hacer una pinta significaba un riesgo mortal. Cualquier acción, cualquier gesto de inconformidad con el sistema imperante significaba una condena. La pobreza, la exclusión, la explotación campeaban por la patria. Bueno, patria para los ricos, los pobres no teníamos patria ni país, ni pertenencia. Solo éramos instrumento de manipulación. Solo éramos parte de maquinas temporizadas de votación que se activaban cada 5 años, a los fines de legitimar a los que se habían apropiado de lo que conocimos como Venezuela.

Eran los días en que los Machados, los Zuloagas, los Branger, los Lecúnas, los Azpuruas, los Wolmer y otras sub elites, del sub mundo sub burgués se paseaban por lo que denominaban la república de este. Allí unos jala bolas que se auto denominaban intelectuales de izquierda, que cambiaban el mundo en un bar o un cafetín de sabana grande, entre tragos de aguardiente o, que hicieron del Aula Magna de la UCV, un santuario de falsedades.

De esa camada, recuerdo entre otros, a ese sátrapa infeliz de Pedro León Zapata, que se guindaba como una verdadera sanguijuela chupa bolas de personeros que si eran valiosos como seres humanos y como humanistas, como generadores de cultura popular tipo Aquiles Nazoa. Todos esos señorones, del jet set intelectualoide de cafetín y revoluciones etílicas, conformaron con otros revolucionarios de pacotilla, que curiosamente jamás fueron capturados, encarcelados, heridos o torturados. Mismos que se tomaban fotos con uniforme de guerrilla en el jardín botánico de la UCV, o de comandantes guerrilleros en las montañas del bachiller, que se iban a “reuniones estratégicas” con personajes de raro acento y hablar. Para definir el rumbo de la guerrilla, al margen de la tropa valiente que si creía en una revolución y que curiosamente si era encarcelada, capturada, torturada y muerta en combate. Pero traicionada como en el caso Cantaura.

Viendo el panorama del mundo. Como por ejemplo en España la forma que se reprime y destroza el físico de los campesinos, obreros, mineros, profesionales, estudiantes, etc. Que luchan y se resisten a que los boten de sus casas a patadas, con familia y todo, con una deuda a cuesta. Que les roben sus ahorros, les eliminen sus empleos. Les quiten de un solo plumazo el derecho a la educación, salud, vivienda, a la alimentación. Incluso el simple derecho a la protesta contra la pobreza forzada, contra el despojo de todo lo que implica lo necesario para la existencia básica.

Eso mismo pasa en USA, Grecia, Portugal, Italia y en la mayoría de los países donde el neoliberalismo capitalista clavó sus garras criminales. Las personas no importan. Importa en gran capital. Se exprimen los bolsillos y todas las pertenencias de las mayorías, para subsidiar y mantener a una camada de ladrones, que además de apropiarse indebidamente de las cosas del pueblo. Son premiados por esos estados neo liberales, esclavos a la vez del sionismo.

http://www.agenciawalsh.org/aw/index.php?option=com_content&view=article&id=8803&Itemid=79

El real panorama de Venezuela es diferente. Pese a las dificultades que en su mayoría son generadas por una clase empresarial, capitalista, avara, que estafa con los precios de los alimentos, de los bienes y servicios. Pasando por encima de un estado que quiere enfrentarlos, pero que cuenta en sus estructuras con infiltrados y serviles que conspiran e incumplen su deber. Pero aun así es, capaz de implementar políticas económicas y sociales, que garantizan el acceso de las mayorías de la población a todas esas cosas que el neo liberalismo capitalista niega en otras latitudes antes señaladas, incluyendo pensionados, jubilados, educación, empleo, vivienda, alimentación, tierras para trabajar, subsidios, créditos entre otras muchas cosas más.

Los enemigos que este estado en proceso de cambio que se debate por existir hoy en Venezuela, son de muy variada condición y procedencia. Desde la más rancia y explotadora burguesía, hasta los absurdos sectores de la ultra izquierda, unida a la ultra derecha. Hacen alianza para destruir todo lo que se ha avanzado en trece años desde 1999, hasta hoy y que beneficia a las mayorías de la población venezolana que siempre fue marginada y despreciada.

Es curioso ver a Douglas Bravo, al lado de Corina Machado (la suripanta) rezando las virtudes y beneficios del capitalismo sionista neo liberal y mintiendo sobre el proceso bolivariano. Así mismo vemos a seres que dejaron de ser revolucionarios – como ellos se calificaron – para convertirse en ratas traidoras, tales como Douglas Bravo, Agustín Blanco Muñoz, Quico Bautista, Rigoberto Lanz, Carlos Betancourt, Gabriel Puerta Aponte,

http://www.lapatilla.com/site/2011/09/28/bandera-roja-respalda-candidatura-de-pablo-perez/ de miserables vendidos como Eduardo Sentei, etc., etc., etc.
En la Venezuela de hoy, tenemos muchos problemas no se pueden negar, pero señores, comparado con los de otras naciones… Pero para mi concepto, el mayor reto de hoy es elevar el nivel de conciencia del pueblo, a los fines de asumir el reto de dirigir sus destinos y se execrar a los sátrapas traidores de derecha y seudo “revolucionarios” tarifados, que prefieren ponerse al servicio del sionismo imperialista internacional en contra del pueblo.

(*) Abogado Bolivariano
javiermonagasmaita@yahoo.es
www.planetaenpeligro.blogspot.com / lo que será
Facebook: Javier Monagas Maita


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1798 veces.



Javier Del Valle Monagas Maita


Visite el perfil de Gipsy Gastello para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: