Mauro de Catia, ¿será que la corrupción es una enfermedad?

Lo he dicho en varias ocasiones: la ineficiencia, la corrupción, y la indiferencia equivale al sabotaje, y eso es traición a la Revolución. Pero todavía existen personas que me dicen, “No es así, es que hay mucha gente que todavía no entiende, y eso es normal. Hay que tener paciencia.”

¿Paciencia? ¿Después de 13-14 años de Revolución?

Es verdad que hay que tener paciencia, y mucha paciencia, pero mientras que esperamos que la gente se responsabilice, millones de ciudadanos, sean chavistas o de la oposición, sufren las consecuencias de la corrupción, la irresponsabilidad y la indiferencia, y particularmente en lo relacionado con nuestras instituciones gubernamentales.

Les voy a dar un ejemplo.

Estuve escuchando el programa de radio del Sr. Mauro de Catia, un adulto mayor Revolucionario y líder dentro la comunidad de ese sector de nuestra sociedad. Un señor llamó a la radio diciendo que dentro del sistema de seguro social la gran mayoría de los funcionarios son opositores y maltratan a los adultos mayores. No se si será verdad, pero hay una cosa que es seguro y que no se puede negar. Desde hace 40 años, el sistema de seguro social ha estado estafando al Pueblo a través de mafias compuestas de funcionarios, burócratas, gestores y gerentes y dueños de empresas capitalistas, la cuales, en colaboración con otros corruptos dentro del sistema, se han robado fortunas, siempre empobreciendo al Pueblo sin importarles que ellos estén contribuyendo a la miseria humana.

Eso todos lo sabemos, y por eso existen las misiones como La Gran Misión en Amor Mayor, y todas las otras misiones, cuales son sistemas de servicios sociales paralelos para hacer el trabajo honesto que la instituciones publicas no hacen.

El problema reside en que el gobierno no puede, como se hizo con PDVSA en 2003, despedir a todos los funcionarios de las instituciones para remplazarlos con trabajadores responsables y no corruptos, eficientes y conscientes, y por eso existen las misiones. También es verdad que ls ministros del gobierno y sus equipos de trabajo no pueden de manera practica controlar toda la corrupción que ha existido desde siempre.

El otro problema es que cada vez que se retira un funcionario, ¿con quien se remplaza?

“El venezolano” se ha acostumbrado siempre buscar como ganarse el dinero fácil, es decir, de copiar a los vagabundos Adecos y Copeyanos, y a sus gestores, para no tener que joderse la vida. Esta es una mentalidad muy mal sana, enferma, y contraria a nuestra Revolución.

Entonces, estoy repensando la cosa, y tal vez, cuando la gente me dice, “No es así, hay mucha gente que todavía no entiende, y eso es normal. Hay que tener paciencia.” - no es que son traidores a la Revolución, sino que posiblemente podría decirse que están enfermos.

Si esto fuera el caso, entonces, lo que la Revolución tiene que hacer es curar a estos enfermos, ¿verdad? ¿Pero como se cura a gente enferma que toda su vida vivieron aprovechándose del sistema a espalda de los demás? Si usted tiene una pequeña empresa, ¿contrataría a una persona enferma? Me parece que no lo haría, porque eso no seria eficaz, ni lógico, y son sus clientes sufrirían las consecuencias.

Pero nuestras instituciones, al parecer, han siempre contratado enfermos, con el resultado de que millones de adultos mayores, como mi suegra, una señora muy pobre, mueran sin jamas recibir su debida pensión. Algunos sinvergüenzas – disculpen, enfermos – le robaron su pensión durante mas de 10 años.

Mauro de Catia, ¿será que la corrupción es una enfermedad?

oscarheck111@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2121 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a146654.htmlCd0NV CAC = Y co = US