Escandalos por goteo: ¿Implosión desde adentro?

Toda esta semana los venezolanos hemos sido sorprendidos por pequeños escándalos políticos que han ido apareciendo por goteo. Me explico: primero, el caso de Aponte Aponte y sus denuncias que involucran a Fiscales, Jueces, a las FANB y hasta al propio Presidente de la República.

Luego vemos con sorpresa a un alto dirigente del PSUV a quien se le atribuyen las declaraciones según las cuales debemos “encender el patio” de los opositores ocasionando un caos en los Estados donde gobiernan los opositores. ¿??????

Siguen, las declaraciones de la Fiscal General de la República quien alegó que no es posible investigar las denuncias que ha hecho Aponte Aponte y que éste tendría que venir personalmente a hacerlas ya que no puede este organismo hacerlas “por noticia criminis” basándose en hechos públicos, notorios y comunicacionales.

Otro hecho que llama poderosamente la atención, es el referido a que existan 1.200.000 personas sin registro de la data de las huellas digitales ante el CNE para ejercer su derecho al voto, y darle seguridad jurídica y constitucional al cumplimiento del principio conocido como “la identidad de la idéntico” (un elector un voto) y por lo tanto, estos venezolanos en respeto a su derecho establecido en el 127 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales, a pesar de no estar registrados, no puede impedírsele votar.

Y finalmente la guinda de la torta es la “remoción” de varios jueces penales que acaba de ordenar el TSJ el día de hoy y reseñado por medios opositores.

Todos estos hechos que se corresponden con pequeños escándalos políticos, no hacen otra cosa que mermar la credibilidad del Estado venezolano frente a los ciudadanos y frente a las instancias internacionales, y creo -según la teoría de marketing político aplicada al caso de las elecciones venezolanas- que consciente o inconscientemente se están usando para dañar la imagen del Presidente Chávez y de las propias instituciones.

Lo de Aponte Aponte, es la crónica de un desastre anunciado, pues desde el 2006 se estaba cuestionando a este personaje, sin embargo desoyendo al poder popular organizado, quien denunció y denunció al actor, siguieron adelante y nuestras propias instituciones se hicieron de la vista gorda con este siniestro y permitieron que éste, siguiera actuando violando todos los principios éticos que caracterizan a un verdadero revolucionario. Todo de espaldas al proceso Bolivariano y en clara conspiración contra él.

La actitud de la Fiscalía –inexplicable en una mujer de la talla de la Fiscal General- también suma a esta serie de eventos que afectan a la opinión pública nacional e internacional intentando deshonrar a las propias instituciones. ¿Cómo es eso de que no se puede investigar un hecho delictivo conocido a través de los medios? Es que acaso nos olvidamos de la jurisprudencia que existe a este respecto? O es que acaso la Fiscalía no posee la exclusividad -excluyente además para otro órgano de la administración de justicia-, de la investigación penal? Hay algo aquí que no entiendo, y que me parece bien peligroso: no deberíamos investigar estas denuncias sólo por el hecho de demostrar que lo que señalado por Aponte Aponte, no es cierto?

En el caso del CNE y sus constantes curiosidades, entre las que contamos por ejemplo: condescender que se viole la Constitución y las leyes electorales al permitir la destrucción de los cuadernos electorales en las elecciones fallidas de la MUD; y más recientemente sin reglamentar que puede pasar con el 1.200.000 venezolanos que tienen derecho al voto pero que por causas desconocidas no se han inscrito? Hay que reconocer los denodados esfuerzos del CNE y es claro que este hecho no sólo es atribuible al CNE, estos venezolanos deben tener responsabilidad frente al país por negarse a registrar sus huellas y me pregunto: no será porque tienen algo que ocultar?, o será que no desean ser efectivamente identificados? Si éste 1.200.000 venezolanos, no se registraran ¿tendríamos que confiar sólo en el registro que se asienta en el cuaderno de votaciones? La oposición -en palabras de Bello- solicitó y propuso hoy, que en ese caso la verificación se realice luego de la votación (el cuaderno de último) y con ello se autorizaría a los presidentes de mesa para que habilite la máquina biométrica. No será que el CNE debe reglamentar esta situación y poner controles? imaginemos que no tengamos testigos en una mesa: ¿es lógico que esto descanse en manos de los presidentes de mesa? Y autoricen el voto sin verificar el principio de la identidad de la idéntico? Ahí es donde el CNE debe reglamentar la situación estableciendo por ejemplo, que deben levantarse actas en cada caso por todas las partes involucradas, y que si no existen testigos de todas las partes debe implementarse otro mecanismo para permitir el voto y garantizar el principio un voto un elector?

Y finalmente me refiero al tema de la actuación inexacta del TSJ o de quien dentro del TSJ haya tomado la decisión de aplicar estas particulares remociones. Hasta el cansancio nos acusan de que no existe independencia en el Poder Judicial. Si esto fuera cierto, preguntémonos: ¿por qué entonces el propio TSJ desconoce la Ley de Emolumentos y se siguen pagando los beneficios que poseían antes de la promulgación de la Ley por otra vía?, ¿por qué cuando dictan sentencias contra actos ilegales de Alcaldes de la oposición no hacen respetar tales sentencias y permiten su desacato –ejemplo: zonificación y construcción ilegal en el caso del mercado de Chacao- y lo más grave: ¿Cómo es que existiendo el Código de Ética del Juez y la Jueza venezolanos, se permiten en franca violación del procedimiento allí establecido y en desconocimiento de la existencia y funcionamiento de la Jurisdicción Disciplinaria Judicial, abrogarse la destitución de los jueces penales removidos hoy?. ¿Qué es lo que intentan, que sigan condenando al país, en instancias internacionales por violar el debido proceso y el derecho a la defensa; ¿a qué están jugando?

Todos estos hechos no pueden desatenderse, pues los últimos resultados de las encuestas en el mes de abril, siguen mostrando una diferencia entre la derecha y el Presidente Chávez de al menos 20 puntos. La teoría dice que sólo un hecho escandaloso de altísimo impacto pudiera revertir esta tendencia, no será que estos hechos constituyen una especie de “goteo escandaloso” que pudiera servir para influir en la opinión pública y con ello en los ni ni, chavistas descorazonados y demás indefinidos? Será que desde adentro consciente o no estamos intrigando contra el proceso?

Chávez es la garantía del cumplimiento de los postulados de la Constitución y con ello del avance del poder popular. ¿No será pues que el Estado Liberal Burgués está conspirando para que de alguna forma Chávez se vea afectado por esta serie de seguidilla de escándalos?

Pueblo alerta, estemos claros con la consigna: Con Chávez todo, sin Chávez nada. Y que no se crea nadie que por estas “curiosidades” de nuestras instituciones, nos vamos a rendir. Eso nos da más fuerza para seguir adelante y seguir empujando para la construcción del Estado Social de derecho y de justicia que establece la Constitución. Aquí no debe rendirse nadie, pero estemos alerta…



alecucolo@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1602 veces.



María Alejandra Diaz


Visite el perfil de María Alejandra Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



María Alejandra Díaz

María Alejandra Díaz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a142612.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO