La violencia escatológica de Urosa Sabino y sus compinches de la sociedad civil

Violencia: según mi criterio, es toda acción o inacción que conduce a la discriminación, destrucción, manipulación, condenación de una o, unas personas; a vivir de forma subyugada, engañadas o utilizadas como instrumento contra si mismas o contra los de su clase, para beneficiar a una minorías groseras y explotadoras.

Escatología: es la vulgaridad y obscenidad en su mayor proporción. La intensidad de esta acción ofensiva e indigna, está más allá de la significación o connotación interesada de una (s) palabra (s) específica (s), en un círculo específico, en unas circunstancias específicas. Es decir su obscenidad y maldad, van más allá de los intereses particulares de algunos intereses dominantes.

Son muchos los vehículos mediante los cuales se puede implementar esa aberrante práctica: la negación (en todas sus formas) de educación real, la manipulación de las informaciones, la tergiversación de la verdad y realidad, el terror sicológico (incluyendo el dogmatico), el terror físico, la inducción al odio hacia otras personas, la clasificación de la sociedad en clases, el robo del valor real del trabajo de los obreros, la discriminación por la fe, la raza o el color de piel, el chantaje moral, físico, moral, religioso, y económico.

De todas las formas de discriminación y violencia existentes, hay dos que son las más vergonzosas e inmorales; que degeneran en unas consecuencias muy peligrosas. Son las que han conducido a la humanidad por la senda de las guerras y la muerte: 1) la económica y 2) la dogmatica religiosa.

1) La económica: mediante esta escatología violenta, se condena a una mayoría de la población mundial, a vivir postrada al servicio de una minoría avara, grosera y ambiciosa, que se apodera de la creación, producción y generación de riquezas, técnicas, científicas y humanistas, que son secuestradas para convertirlas en mercancías que se dedicaran a generar dinero y falsos valores, yanto éticos como materiales. Estas elites se inventan un término denominado grosería, el cual asocian a todo lo que es vulgo, pueblo, masas, mayorías.

Este término es usado como un freno y un chantaje a todo tipo de expresión popular, cada vez que convenga a las elites dominantes. Así si un sector de la población habla de los abusos y de las condiciones perversas de la organización social existente, enseguida es catalogada de violenta y de grosera. Cuando desde el pueblo se acusa al politiquero, al cardenal o a cualquier sinvergüenza de ladrón y defensor del crimen social, económico y político existente, se le llama poseedor de un lenguaje violento y escatológico. No importa si ese pueblo o sector del pueblo, tienen razón en sus planteamientos y hasta es victima de los abusos de poder.

2) La dogmatica religiosa: Pero contrariamente, cuando un sacerdote, cardenal, papa, rabino, pastor, etc. Utiliza el engaño, la mentira, la manipulación de fe, la represión sicológica o física, o las armas. Para mantener a esas mayorías sometidas, entonces eso no es calificado de escatológico ni de violencia.

Por ejemplo, en le año 1989, se le impuso al pueblo venezolano unas medida leoninas, económicas y sociales, que los condenaba a la miseria, al hambre en alto grado. Esas medidas no tenían nada de escatológicas ni de violentas para las elites económicas y religiosas. Pero la resistencia de ese pueblo, el desconocimiento de esa medidas, la negación a ser tratados como esclavos, fue calificado de inmediato como violencia y reprimidos por las armas de los cuerpos de seguridad y ejercito, al servicio de esas elites grotescas. Los cadáveres sembrados en las calles de Venezuela por los gobiernos de la falsa democracia puntofijista, no es nada vulgar. Lo escatológico y violento, eran esos viejitos infelices y abusadores, exigiendo sus pensiones y el pago de las prestaciones sociales que se habían ganado con su sudor y trabajo.

El lenguaje taimado, parsimonioso y de seda del cardenal Urosa, no es grosero ni violento ni escatológico, cuando defiende a unos sátrapas que se aprovechan de la inocencia infantil, y de la fe, para violarlos sexualmente como animales. Usando la coacción, el engaño y la trampa. El hecho que ese ¿representante de dios? En la tierra, se ponga al servicio de los poseedores de las peores desviaciones inhumanas como son los capitalistas ladrones, banqueros expoliadores, comerciantes estafadores, sacerdote mentirosos y engañadores (debo aclarar aquí, que no todos los sacerdotes son de esta condición.

Pero los que no lo son, le hacen un favor lavándoles las mugrosas caras y militando en ese bodrio llamado iglesia católica, a los que como Urosa, Baltasar Porras, Mikel de Viana, Roberto Lückert, Ubaldo Santana, y otros chulos de la fe y del falso lenguaje piadoso) ante poniendo los intereses económicos y empresariales a los de la humanidad y los derechos humanos, denigrando de los pobres, pese a que los explotan con las limosnas y con los servicios religiosos que por lógica natural deberían de ser gratuitos. ¿a propósito, ¿se han preguntado cuanto es la ganancia de esa iglesia “desinteresada y sin fines de lucro”, en la venta de velas mínimas, pero muy caras, a la feligresía? ¿Por qué unos servidores del Dios que supuestamente murió en la humildad de una cruz, por defender los derechos de los pobres; necesitan privilegios, mansiones, limousines, vestimenta de lujos, adornos de oro, lugares especiales, palcos de lujo y tribunas inaccesibles para el pueblo?

Verdaderamente que hay que ser muy ciego para negar la existencia de un arquitecto, de un organizador del universo que conocemos. Las cosas tal como están diseñadas, son para que todos tuviéramos una vida sin guerras, sin clases sociales, sin ricos y sin pobres, sin mentiras, sin privilegios. Pero de allí a aceptar la existencia de un Dios que permite que los pobres sean mancillados, que unas lacras como los Urosas, los Benedictos XVI, y toda esa cofradía de cómplices de todas las injusticias que se cometen en el mundo de siempre; en nombre de la justicia, la paz, la democracia, la humanidad, el amor, la conciliación, la convivencia. Pero que solo es usado como instrumento de prisión ideológica, sicológica, religiosa, económica, política y social. Es inaceptable e ilógico.

Sostengo que la fe, es la fuerza interna que nos mueve para conseguir las cosas útiles y buenas para el mundo en general con solo buscarlo y desearlo con fuerza y convicción. Un muñeco de palo, jamás puede ser un dios. Objetos inanimados, fríos, indolentes, sin espíritus, sin almas, sin cuerpo físico, sin voluntad expresa, que se ampara detrás de una banda de delincuentes inmorales bajo la figura de religiones no es algo superior. Es solo una invención para cometer una gran estafa en masas.

Urosa Sabino y sus cómplices, solo son unos vulgares escatológicos que se disfrazan de pisa pasitos, que usan el lenguaje de seda para oprimir y sostener privilegios grotescos y vulgares.

Contrarios a representar a un dios bueno, piadoso, humanista y sin discriminación. Urosa Sabino, representa al diablo de la muerte, de la guerra, del racismo, de la discriminación, del odio, de la estafa, del engaño, de la traición, de la mentira, del capitalismo saqueador, hambreador y asesino. Que mantiene hoy condenados a muerte por inanición a mil trescientos millones de seres humanos, mientras su institución rectora mantiene depositados en sus arcas diabólicas, millones de millones de objetos de toda índole, con los que se pudiera adquirir alimentos y bienes para acabar con la miseria del planeta., apoya a unos deslamados guerreristas han asesinado a miles de millones de seres humanos, tan solo para saquear a sus países y robarse sus fuentes de energía, para el derroche.

Abogado Bolivariano
Javierdelvallemonagas@gmail.com www.planetaenpeligro.blogspot.com / lo que será
Facebook : Javier Del Valle Monagas


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1687 veces.



Javier Del Valle Monagas Maita


Visite el perfil de Gipsy Gastello para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: