Caribeñidad, migración y “notredad”


* Yo Soy el Otro se crea a partir de la conciencia de sabernos otros (y otras) y vivir en un país (otro país) en el que tenemos que reinventarnos sin olvidarnos, y en el que siempre seremos otros, distintos al que éramos

Desde hace algún tiempo la discusión sobre el espacio Caribe sigue siendo de mucha importancia para los distintos enfoques sobre pluralismo y diversidad cultural que se vienen gestando inacabablemente desde el siglo antepasado a nuestros días. La asociación cultural Yo Soy El Otro, liderizada por la venezolana Dagmary Graterol y el puertoriqueño Jesús del Valle Vélez, ha realizado un esfuerzo extraordinario como migrantes del Caribe en Madrid, para retomar esta discusión que ya tiene como antecedente su primer congreso realizado en el 2009 titulado El Mito de la Mujer Caribeña y ahora su segundo congreso bajo el nombre de la Cartografía de Género.

  Del “otro” a la “notredad”

 

Según el manifiesto de la organización Yo Soy El Otro, expresan que “el otro” es el Caribe. 24 países, tanto insulares como continentales que conforman la Cuenca del Caribe y la gente que los puebla, físicamente o en la distancia. Gente de procedencias disímiles y añoradas, de colores y creencias diversas, de lenguas que mueren para nacer renovadas en academias que nadie reconocerá, de ritmos que recorren la tierra, de lugares comunes y paisajes de almanaques turísticos, de mitologías que se han olvidado y otras que nacen cada madrugada. Gente que comparte un sol, un mar y una historia que cambió el mundo y creó uno nuevo. Un nuevo mundo que muchos han tenido que abandonar para comenzar una vida, que se vuelve otra. Yo Soy el Otro se crea a partir de la conciencia de sabernos otros (y otras) y vivir en un país (otro país) en el que tenemos que reinventarnos sin olvidarnos, y en el que siempre seremos otros, distintos al que éramos. Como entidad sin ánimo de lucro, “nuestro fin principal es la investigación, la creación, la difusión y el apoyo de diversas expresiones artísticas y culturales relacionadas con el Caribe y con los caribeños y sus descendientes en Madrid y el resto del territorio español”, aseguran.

 

Este enfoque de la "otredad" definido de la caribeñidad migrante, pudiera, como dijera el intelectual afroperuano ya fallecido, Pepe Luciano, redefinirse como “notredad”, pues si el otro nos definió como “otros”, nosotros debemos redefinirnos como “nosotros”, bajo nuestra propia subjetividad como lo habíamos enfocado en unas de las discusiones en el Congreso del Mito de la Mujer Caribeña, plasmado en un hermoso texto producido por Dagmary y Jesús del Valle que lleva el nombre de ese congreso.

 

Cartografía de género

 

La Asociación Yo Soy el Otro, prepara un segundo congreso, que es una provocación, bajo la denominación de Cartografía de Género, el cual se realizará del 26 al 29 de marzo. En su convocatoria expresan que “Tradicionalmente uno de los ejes definitorios de los géneros se basa precisamente en la relación con el espacio; si bien históricamente la dicotomía mujer/hombre solía igualarse a casa/mundo, estas divisiones distan mucho de ilustrar las territorialidades y sus correspondientes estrategias de territorialización de lo femenino/masculino, y exigen, por lo tanto, ser replanteadas. “Asimismo, el presente encuentro pretende trascender las barreras lingüísticas existentes en la región caribeña, analizando la diversidad que constituye uno de los elementos característicos de la región”. Por último, en este encuentro, que contarán con especialista migrantes del Caribe, se abordarán los fenómenos vinculados tanto a los géneros (también géneros fílmicos, literarios, etc.) así como a las representaciones espaciales en su relación con las diásporas caribeñas, entendiendo que lo diaspórico y el viaje constituye un elemento fundamental a la hora de comprender la creatividad de las culturas caribeñas.

------------------------------------------------------------------------------------

El racismo debe ser penalizado

Produjo mucha vergüenza y pena ajena que el periódico Tal Cual en su edición de la semana pasada colocara una caricatura llena del más puro racismo… la caricatura dice “Basta de supremacía blanca ahora tenemos aguas afrodescendientes” y aparece un chorro de agua de color “negra” con imágenes despreciativas. Eso amerita una sanción a éste tipo de caricatura y al periódico que va en contra de la ética del comunicador social. En otros países como México, Guatemala, Argentina o Uruguay donde existe la ley contra la discriminación racial, Tal Cual ya hubiese sido sancionado y penalizado


--------------------------------------------------------------------------------------------------------

Los tips barloventeños

DESDE LA MATA DE CADILLO E’ PERRO

**** Todo un éxito el intercambio cultural organizado por la Casa Cultural Bantu, bajo la coordinación de Tomas Bayaka Fajardo, la Red Afrodescendientes (Onis Chourio y Elvyns Rincón) y la asociación de jóvenes amistad Angola Venezuela (AJAVA). Los estudiantes angolanos residenciados en la Universidad del Deporte en el estado Cojedes pudieron apreciar la sobrevivencia de sus raíces angolanas-congo en Barlovento.

**** El Vicepresidente de la República Bolivariana de Venezuela, Elías Jaua volvió… volvió volvió, como siempre a su pueblo San José donde reafirmó su compromiso con los habitantes de la comunidad Josefina, dando muestras de su humildad en el reencuentro de viejos amigos de infancia: se quitó su investidura de alta autoridad, se diluyó como un barloventeño más, algunos lo llamaban por su sobrenombre, otros le jugaban bromas y degustó nuestros platos típicos… así debe ser… siempre. Luís Perdomo, teléfono 04168377762

GUILLOTINA DE RENÉ COLMENARES

**** En los municipios Brión, Buroz y Acevedo pareciera que los problemas múltiples por los cuales confronta nuestras comunidades son comunes. Hasta la fecha, los actores políticos corresponsables no dan respuestas efectivas y contundentes. En Brión, por ejemplo, han aparecido un grupo de colombianos profesionales en detectar terrenos o propiedades que estén abandonadas. Lo limpian, lo desmalezan, construyen y luego lo venden a cualquier incauto. La Guardia del Pueblo y CICPC deben investigar este fenómeno, ya que le genera a las comunidades locales un problema bastante “peludo”. Hasta la fecha hay varios focos hacia la vía de Curiepe, en Terrazas de Higuerote y en Chirimena en un Resort abandonado donde presuntamente funciona un centro de distribución de sustancias psicotrópicas... y cuando llegan las autoridades... “no encuentran nada”... entonces hay “pitazo”... ¿dónde está el lobo?

Jesús Chucho García

jesuschuchogarcia@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2461 veces.



Jesús “Chucho” García


Visite el perfil de Jesús Chucho García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: