Hojilleros: ¿Hipócritas o revolucionarios verdaderos?

Hojilleros: ¿Hipócritas o revolucionarios verdaderos?

El programa más visto de la televisión, tribuna de denuncias que nadie más
se atrevía a hacer, espejo de la guerra comunicacional que apenas empieza,
desahogo de aquellos que vemos las sucias mentiras diarias que escupen los
seudo-periodistas por los canales comerciales y medios en general, “sale
del aire”, así no más.

Nadie puede entender que La Hojilla sea cerrada porque “tenemos
diferencias” . ¿Y QUÉ? . Barreto y Bernal tenían y de seguro las mantienen
y el Comandante Chávez los llamó a capítulo y tuvieron que recapacitar.


; afirmó el Presidente. ¡AH! , entonces hay que preguntarse: ¿Son
revolucionarios verdaderos los hojilleros?, pero de verdad, verdad, o era
pura habladora su fervor y compromiso con la patria y su gente?

Con tristeza leímos la carta de Néstor a Mario en donde dice cosas que
debió decirle a él en su cara. No sabemos el nudo central de su problema y
no nos importa en realidad, pero sí sabemos una cosa: La Hojilla debe
seguir. ¿Con Mario solo? , ¡SÍ! , total, él creó La Hojilla. Fue su
creación, su concepto, su estilo, su irreverencia, su ironía , su falta de
respeto total y absoluta por un sistema periodístico totalmente podrido.

Lo desnudó, dictó pauta, innovó, marcó un antes y después en la historia
de la televisión política en nuestro país. Pero por sobre todo le enseñó a
los periodistas que, serlo, no es solo tener un título de una universidad
que tal vez compraron.

Día a día esperábamos las irreverencias de Mario y sus análisis,
estuviéramos o no con sus planteamientos. ¿Hubo excesos y se cometieron
errores? ¡SÍ¡ . Yo mismo a veces estoy en desacuerdo con barbaridades que
de vez en cuando dice el Presidente. Pero allí está, es humano, nos
equivocamos. Erramos y seguimos adelante.

Lo sentimos mucho Néstor, pero Mario tiene razón. Ustedes vinieron a
ayudar, a convertirlo en formato “televisivo”, pero la sustancia de la que
se nutría La Hojilla era precisamente esa falta de respeto que tiene Mario
Silva, ese desmenuzar la vagabundería encorbatada y monetarista que habla
bellísimo y con estilo y altura y decorados exquisitos pero destruye lo
que no es conveniente para sus intereses sin importarle los millones que
mueren de hambre y carecen de oportunidades.

Sabemos que Mario tiene carácter fuerte y verbo encendido. Nos dábamos
cuenta de lo que Néstor no estaba de acuerdo ya que se tapaba la cara y
mostraba risa nerviosa cuando Mario daba una de sus prédicas con pizca de
grosería y rayaba en lo . Muchas veces ocurrió. Pero, en el
fondo, Mario tenía razón, era sólo la forma de decirlo y eso era La
Hojilla amigos.

Mario se atrevió a burlarse de ellos. Primero en su sencilla columna la
cual muchos coleccionábamos en su formato virtual. Luego acomodábamos el
horario para verlos en TV. Luego los sintonizamos. Nos importan un pepino
las “diferencias”, si Néstor y Eileen se quieren ir a otras trincheras con
otro formato y estilo tradicional, están en su derecho, pero queremos a
nuestro programa tal como era. La guerra continúa, que vuelva La Hojilla.

PD: Es de verdad inconcebible lo que ha ocurrido en VTV. Luego de la
salida de Vladimir Villegas el canal se está viniendo abajo, perdiéndose
todo lo que se había logrado. Diógenes y su lámpara se van, luego lo de La
Hojilla, la imagen esa de rayitas grises es HO-RREN-DA, el desorden
impera. El canal está siendo saboteado desde adentro y la principal
culpable es la directora. Señora Ekhout, renuncie y vuelva a VIVE.














Esta nota ha sido leída aproximadamente 2163 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter