El candidato de la MUD promueve el modelo socialdemócrata- neoliberal

El regreso del presidente Chávez desmonta la campaña de la oposición

A solo siete meses de las elecciones presidenciales del 7 de octubre, el debate continua entre el presidente Hugo Chávez en la búsqueda de su reelección, con mas del 54% de apoyo en las encuestas y con su proyecto de revolución bolivariana y socialista, apoyado por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), El Gran Polo Patriótico (GPP) y las comunidades Organizadas. Por otra parte el candidato de la denominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Henrique Carriles, con el 25 % del apoyo en su candidatura, no logra remontar en las encuestas, su campaña de desinformación y conjeturas sobre la salud del presidente ha sido un bumerang, ya que ha generado el apoyo de millones de venezolanos, desde actos masivos en todos los estados hasta misas y actos de solidaridad y sentimientos por la salud del mandatario venezolano.

En recientes declaraciones el Presidente Chávez anunció que regresará al país en la tercera semana de marzo, donde afirmó que "Con el favor de Dios, antes de que esta semana termine debo estar físicamente con ustedes. Todo mi ser y mi corazón está con el pueblo venezolano". Añadió que “seguirá adelante para continuar con el parto de la patria nueva, socialista, democrática y de Simón Bolívar”. En el mismo mensaje dio a conocer que “se sometió a exámenes complementarios, confirmando una evaluación positiva, y en los próximos días se dará inicio a la fase de radioterapia”. Indudablemente la oposición no comparte la opinión del pueblo venezolano de rezar y pedir por la salud de Chávez. Ejemplo de esa realidad y esa falta humanismo es el opositor y político medio televisivo GLOBOVISION, que en uno de sus programas Aló Ciudadano, con su principal conductor Leopoldo Castillo, presentaba un cintillo con un mensaje donde se llamaba a la muerte del jefe del Estado venezolano, Hugo Chávez Frías. En la imagen se podía leer la frase: "Chávez para que se muera y nos deje tranquilos".

La oposición intenta vender un “neoliberalismo” con rostro humano

En la segunda semana de marzo reaparecieron los agoreros de la desprestigiada Internacional Socialista (IS), en un evento convocado por el banco privado Banesco. Los ex presidentes socialdemócratas invitados fueron el español Felipe González, el brasileño Fernando Henrique Cardoso y el chileno Ricardo Lagos. Los mismos fueron presentados como “progresistas”, en un evento bajo el lema "Visiones de una economía con rostro humano", en una clara burla a cualquier salida progresista, porque estos invitados, son padres del neoliberalismo, junto al hoy fallecido presidente Carlos Andrés Pérez, líder de la Internacional Socialista y artífice del paquete neoliberal en Venezuela, que condujo al levantamiento popular de 1989, conocido como el Caracazo. Las coincidencias son totales entre estos señores que siempre fueron lacayos del Fondo Monetario Internacional (FMI) y artífices en la aplicación de políticas neoliberales.

Felipe González aplico una política económica de corte neoliberal, recargando los efectos en los sectores laborales, afectando a los trabajadores con medidas extremas de ajuste y despidos masivos, además de muchas medidas de efectos inflacionarios, que generaron el descontento de los sindicatos españoles. La tasa de desempleo llegó hasta 21,48% en 1985. En 1992, respondió con la congelación de los sueldos a las demandas de un aumento salarial de 4,5% de los empleados públicos. En 1993 redujo las pensiones en 5,1%, mostrando el “rostro humano” en los ajustes, el mismo que hoy vinieron a mostrar con la MUD, en el “progresismo” de su candidato Capriles.

Por su parte el ex presidente brasileño Cardoso, denominado el artífice del neoliberalismo, comenzó su apostolado a la Banca Internacional en 1994, siendo ministro de Hacienda del gobierno de Itamar Franco, devaluó la moneda y creó un doble moneda ficticia el “real”, tratando de equilibrarla con el dólar. En esa burla a la sociedad brasileña los precios y salarios se fijaban en reales pero se pagaban en cruzeiros según la tasa de cambio, devaluando el valor para los trabajadores.

Cardozo se convirtió en presidente en 1995, por el Partido Socialdemócrata de Brasil (PSDB), y aplicó una política económica decididamente neoliberal. Bajo su gobierno (1995-2003), el crecimiento fue bajo y en 1998, 1999 y 2003 no superó el 1%. La tasa de desempleo subió de 6% en 1995 hasta 10% casi todos los años. La pobreza nunca bajó de 34%,

Por último Ricardo Lagos usando un pasado izquierdista en el gobierno de Salvador Allende, derrocado por el golpe de estado de 1973, trató de en erigirse como un “estadista con profundo sentido humanista”, pero la historia demostró ese falso apostolado cuando en 2000-2006 gobernó Chile con las políticas del Fondo Monetario Internacional (FMI). Firmó tratados de libre comercio con Estados Unidos, la Unión Europea y Corea del Sur para ampliar la apertura externa.

Para muestra basta un botón y para demostrar esa hipocresía, el escribía en su juventud; “La única y verdadera solución es, entonces, la abolición de la propiedad privada sobre los medios de producción, los cuales deben pasar al Estado”, cita en la página 135 de “La Concentración del Poder Económico” (Editorial del Pacífico, 1961), en su tesis de grado como abogado. Su gobierno estuvo alineado con la política exterior de Estados Unidos y ante el golpe del 11 de abril de 2002 en Venezuela, la cancillería de su gobierno emitió un comunicado responsabilizando de la asonada al gobierno de Chávez. Como resultó un golpe fallido, que no duró más de un día, después no hubo forma de enderezar tamaño entuerto diplomático con un país y un gobierno “amigo”.

Y hoy viene junto a sus compadres de la IS, a defender el modelo neoliberal, a disfrazarlo de “rostro humano”, a tratar de darle argumentos a la clase alta y media venezolana, ya que solo se reúnen con la crema de la MUD, sin pueblo presente, aunque todos ellos se encargaron de hundir a sus naciones. Además ¿Cómo vender un modelo quebrado como solución para Venezuela, en manos de un candidato presidencial, que se dice demócrata, pero que ha realizado actos fascistas como participante del golpe de estado en el 2002, deteniendo y golpeando a integrantes del gobierno del presidente y violando el derecho internacional al atacar la embajada de Cuba, permitir quemar sus vehículos, sitiar la misma, quitarle el agua y la luz a diplomáticos con su familia y avalar la declaración de “si tienen hambre que se coman sus alfombras”, hechos que demuestran su falso “progresismo” y menor “humanismo?

diegojolivera@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1656 veces.



Diego Olivera

Periodista. Director de Barómetro Internacional

 diegojolivera@gmail.com

Visite el perfil de Diego Olivera Evia para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a140196.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO