Política Exterior para el "progreso"

Revisando los lineamientos del programa de gobierno de la “Unidad Nacional” de fecha noviembre de 2011 el cual fue refrendado por el hoy candidato de la oposición venezolana, se presenta como un discurso progresista que debemos visibilizar para desenmascararlo.

Comienza con un recuento de los doce “fatídicos” años y plantea los problemas, ventajas y desafíos que significan para las Relaciones Internacionales la globalización y sus efectos, por otro lado reconocen que tales cambios “nos obligan a revisar nuestro enfoque de las relaciones internacionales” (punto 1156 pág. 154) y determina que su plan es “buscar una senda de equilibrio social, prosperidad generalizada, consolidación democrática, fortaleza institucional, avance científico y tecnológico, protección del medio ambiente, mejor y sostenible aprovechamiento de sus recursos, mecanismos de compensación de sus carencias y fragilidades e inserción eficiente en los mecanismos de integración regional y el acontecer internacional” (1177 p: 154).

A simple vista resulta un discurso potable y una declaración de buenos principios y hasta bonito suena pues!!...... Pero y siempre hay un pero con la oposición, para comprenderlo en todas sus dimensiones es imprescindible analizarlo con conciencia y deshojar que esta declaración de principios que aparentemente este “proyecto progresista” nos vende, no es tal cosa y para ello mostramos las siguientes perlitas:

En el punto 1181 página 155 nos proponen una “política exterior que promoverá el consenso” (vuelve el burro al trigo) “será autónoma y soberana, orientada a la promoción del interés nacional y a la recuperación de la presencia internacional de Venezuela con prioridad en el espacio latinoamericano y caribeño” puras galimatías.... será que estos señores no se han enterado de la posición que ocupa Venezuela hoy en el mundo y el papel que juega en el ajedrez de la geopolítica internacional? Será que no se han enterado de la CELAC, UNASUR, PETROCARIBE y del ALBA? No es eso sino todo lo contrario como decía el sabio Cantinflas, ellos con su discurso “bonito y potable” lo que pretender hacer ver -y lo están haciendo- es vendernos ese modelo como nuevo, y ocultar el hecho cierto y palpable de que esa visión y ese modelo integracionista se construyó y se sigue construyendo desde Venezuela con la llegada de la Revolución Bolivariana TODOS LOS DIAS. Estrategia de la mentira: ocultar lo que está haciéndose o plantearnos que lo que está no sirve yo lo voy a construir; y resulta que es lo mismo que se está haciendo en la actualidad pero con otras palabras.

En el punto 1183 de la página 155 dicen que “la diplomacia apoyará todas la iniciativas dirigidas a afirmar el papel y posición de Venezuela como abastecedor de petróleo y sus derivados confiable” y se “revisará igualmente el uso de este recurso para el apuntalamiento de alianzas de dudosa conveniencia” Asumiendo además una “posición de equilibrio y moderación en la OPEP” y nos preguntamos esto que significa? Desconocimiento de los acuerdos o pactos con China por ejemplo, o con Rusia, o con Petrocaribe? O peor aún sabotear la OPEP con lo de la posición moderada? Estos señores ocultan ex profeso que sólo con Chávez a la cabeza se ha entendido la utilidad del petróleo como arma geoestratégica de apuntalamiento del desarrollo nacional e internacional, y que bien utilizado -como hasta ahora-, ha servido para reposicionar a Venezuela a nivel mundial? Yo creo que sí lo saben pero la estrategia otra vez es usar estos logros de la revolución y decir que ellos “los salvadores” van a hacerlo mejor, ocultando que ya está hecho o haciéndose.

Merece la pena resaltar los puntos referentes a “restablecer las relaciones con nuestro entorno” (Brasil, Colombia y El Caribe) -perdidos en el espacio están, porque ahora estas relaciones están mejor que nunca-. Así, concluyen que debe “revisarse las relaciones con Cuba (1189 p 156) y buscar una solución “amistosa” con Guyana (1186 p 156). Es decir, acabar con la relación con Cuba y con Guyana ni lo uno ni lo otro sino todo lo contrario.....

Con respecto a la cooperación en materia petrolera y financiera regional de Venezuela el plan prevé “revisarlas tomando en cuenta las necesidades internas, las capacidades y limitaciones del país y la disponibilidad de recursos” (1190 p 157) es decir SE ACABARAN.

Vale la pena resaltar lo referido a las relaciones con los EEUU “nuestro principal socio comercial, con quien se normalizarán las relaciones sobre la base del respeto mutuo y reconocimiento de la igualdad y soberanía” (1194 p 156) y ya todos sabemos lo que esto significa Venezuela proveedor seguro y barato de petróleo y volver al papel de consumidor y comprador seguro de mercancías norteamericanas, según esa visión todos ganaríamos, TODOS sí! MENOS el Pueblo venezolano, pues se repetiría la situación de dependencia y indignidad que vivíamos en tiempos pasados que no deben volver.

Entre otras cosillas, se encuentran las de “revisar los acuerdos para determinar su utilidad, reestructuración de la cancillería” en otras palabras botazón, así como la profesionalización del, es decir, la visión elitesca de que sólo los “funcionarios de carrera diplomática” pueden ocupar estos cargos, meritocracia pues!!!

El plan prevé invitar a la Comisión Interamericana a visitar Venezuela (olvidándose que Cantón su Secretario Ejecutivo reconoció el gobierno de Carmona en 2002) y proponen la “creación de órganos de consulta y asesoría (más burocracia y más pago en dólares y euros a los “asesores” por los favores recibidos. (1203 p 157)

Para culminar, hay un punto que debe despertar nuestro interés y encender finalmente TODAS las alarmas pues estos oposicionistas plantean “revisar las decisiones y sentencias relativas a casos de violaciones de DDHH con miras a su acatamiento” (1226 p 158) en otras palabras lo que aspiran estos señores es desconocer al TSJ y con ello a la Constitución Nacional, asumiendo posiciones de indignidad frente a la Corte Interamericana y la Comisión. Desconociendo además a otro Poder Público en sus decisiones - y estos son los adalides que defienden la independencia de poderes-. Qué descaro!! Es decir y para plantearlo en dos platos: renunciar a la soberanía nacional mediante la aplicación preferente de la Constitución venezolana frente a decisiones inconstitucionales, provocando con ello la subversión del orden jurídico nacional.

Y esto camaradas, no es otra cosa que bajarnos los pantalones y perder nuestra dignidad y respeto como país soberano.

Este es su plan, primero engañar al pueblo ofreciéndole con frases distintas lo que ya se está haciendo o peor ya se hizo, entregarse a la política exterior de la “antipatria” en un disfraz llamado política exterior para el progreso.

Lo único que nos preguntamos el progreso de quién y para quién? Porque definitivamente este plan seguro que no es para el bienestar de los venezolanos. Alerta pues!!


alecucolo@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1581 veces.



María Alejandra Díaz


Visite el perfil de María Alejandra Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



María Alejandra Díaz

María Alejandra Díaz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a139556.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO