Perspectivas de un verdadero desarrollo

El camino hacia la prosperidad de medio continente americano y sus regiones del caribe está en la CELAC, organización que sin duda representa la búsqueda con seriedad de una eminente libertad, independencia y bienestar de muchos países. La  CELAC creada en 2.010 se avizora como una comunidad fuerte y homogénea constituida por 38 países latinoamericanos y del Caribe que sumaría 560.000.000 habitantes y que se extendería por sobre 20.446.902 km2, casi la mitad de la superficie de toda la América. En estos países se encuentran los mayores reservorios de recursos naturales del mundo: 70% del agua dulce del planeta, 80% de su biodiversidad y las mayores reservas de hidrocarburos y otros minerales. En las últimas décadas muchos de los países de la CELAC han puesto bajo su control los recursos naturales y gran parte de las empresas que ahora los explota pertenecen a esos países, tal  como sucede en  Méjico con PEMEX, Venezuela con PDVSA, Brasil con PETROBRAS,  Argentina con YPF y en Chile con empresa nacionales del cobre; todas esas empresas de propiedad pública. Ahora bien, para  asegurarse el dominio sobre todos sus recursos, los países de la CELAC deben concluir un censo integral de la biodiversidad y riquezas de la región y fijar los límites razonables para su explotación. Deben declarar reservas forestales y aguas como bienes del dominio público no susceptibles de privatización. Deben anular las concesiones extranjeras sobre sus recursos naturales y rescindir  contratos a empresas contaminantes, promoviendo el control de las empresas nacionales que extraigan y transformen los recursos no renovables. Limitar o erradicar la producción de agrocombustibles. Y prohibir las compras masivas de tierras cultivables por empresas transnacionales. 

Para perfeccionar la comunicación territorial en el extenso territorio de medio continente, los miembros de la CELAC deben procurar integrar en una sola arteria fluvial los grandes ríos suramericanos, aprovechar a plenitud el vasto potencial hidroeléctrico, concluir la red ferroviaria que comunique todos nuestros países, realizar un segundo canal interoceánico bajo control regional, canal del cual habló en febrero de 2012 el presidente Daniel Ortega para que fuera trazado por Nicaragua. Para proteger la naturaleza es preciso además que se adopten políticas comunes para contrarrestar el cambio climático y enfrentar los desastres causados por él. Se sabe que es enorme la diferencia social que separan a los 560.000.000 habitantes que englobaría la CELAC, porque lamentablemente América Latina es la región del mundo con mayor desigualdad por cuanto en ella el 5% de sus habitantes se han apropiado del 25% del ingreso nacional, esta desigualdad cuyo origen se remonta a la colonización de estas tierras por los europeos en el siglo XVI, ha dado lugar a numerosas revoluciones y movimientos sociales fallidos en la historia contemporánea. De manera que los esfuerzos deben ser enormes para acabar con la pobreza y disminuir la desigualdad, puesto que hay que imponer una Reforma Agraria integral y un control social sobre la tierra dirigidos a obtener la soberanía nacional y a la producción de alimentos. Abrir oportunidades de trabajo que eviten a los pueblos la migración forzosa a las grandes urbes y al exterior. Proteger las formas de producción tradicionales de muchos pueblos. Promover las desconcentración urbana mediante la construcción de viviendas con cercanos centros de desarrollo, otorgando créditos suficientes y oportunos a los agricultores y otros productores de bienes de consumo con la debida  prestación técnica, enseñar sencillos sistemas gerenciales para el éxito de sus grandes, medianas o pequeñas empresas y garantizar la compra a buen precio de todo cuanto se produzca. Humanizar cada vez más el modo de vida de los habitantes de las ciudades e institucionalizar los movimientos sociales. 

Debemos tomar muy en cuenta que el Producto Interno Bruto conjunto de los países de la CELAC suma actualmente unos 6.452 millones de dólares lo cual constituye la tercera potencia económica del mundo, el mayor productor de alimentos, el tercer productor de energía eléctrica y uno de los mayores productores de energía fósil; no obstante los países de América Latina soportan una pesada Deuda Externa, legal e ilegal, que ronda 34% de su Producto Interno Bruto anual.  

joseameliach@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1704 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a139197.htmlCd0NV CAC = Y co = US