Papeles para el Debate

Chávez: la historia continúa

EE.UU. En el discurso anual del Presidente ante el Congreso a muchos les pareció escuchar resonancias de lo que fuera el antiguo Barack Obama, aquel aspirante a la presidencia de 2007 y 2008. Una de las promesas populares de su discurso fue un ataque contra los bancos considerados “demasiado grandes para quebrar”, que financiaron sus campañas y para los que trabajaron muchos de sus principales asesores: “El resto de nosotros no los va a volver a rescatar jamás”, prometió.


Más. El Presidente Obama también hizo un anuncio sorprendente que bien podría haber sido redactado por la Asamblea General de Occupy Wall Street: “Esta noche le solicito al Fiscal General que cree una unidad especial de fiscales federales y fiscales generales estatales de alto nivel para ampliar nuestras investigaciones sobre los préstamos abusivos y los paquetes de hipotecas riesgosas que provocaron la crisis hipotecaria. Esta nueva unidad hará rendir cuentas a quienes infrinjan la ley, acelerará la asistencia a los propietarios endeudados y ayudará a dejar atrás una era de imprudencia que perjudicó a tantos estadounidenses”.


Finalmente. En una decisión sorprendente, el Presidente Obama nombró al Fiscal General de Nueva York, Eric Schneiderman, como vice-presidente de la Unidad de Investigación de Abusos en la Tramitación y Securitización de Hipotecas. Schneiderman formaba parte del equipo de fiscales generales estatales que estaba negociando un acuerdo con los cinco bancos más grandes del país, pero se opuso al acuerdo por considerarlo demasiado limitado y porque ofrecía una inmunidad demasiado generosa ante futuros procesamientos por fraude financiero. Debido a su abierta defensa de los consumidores fue expulsado del equipo de negociación. Schneiderman retiró su apoyo a las negociaciones junto con otros importantes fiscales generales, entre ellos la fiscal de California, Kamala Harris, partidaria de Obama, y el fiscal de Delaware, Beau Biden, el hijo del vicepresidente. Democracy Now.

Internas. En el marco de las venideras elecciones norteamericanas (Que se realizarán después que celebremos las presidenciales nuestras), les presento el perfil político religioso de los que finalmente, uno de ellos, se enfrentará al actual inquilino de la Casa Blanca; quien tiene el papagayo bastante enredado tanto interna como internacionalmente.

Newt Gingrich, fue presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos. Intelectual, profesor de historia norteamericana, escritor, empresario comerciante. Con dificultades en su vida personal, ya que ha tenido dos divorcios y tres matrimonios. Nació y se crió luterano, de adulto se hizo bautista y luego católico. Apasionado, confuso y polémico, asumiendo posturas ambivalentes, ambiguas, y oportunistas, según los republicanos militantes.  

Ron Paúl, representante al Congreso nacional por Texas. Es médico-obstetra. Asume posturas radicales conservadoras, pero mayormente incoherentes, con claras señales de disfrutar el ser candidato, sin plantearse en realidad que tuviera alguna posibilidad de ser electo. Algunos jóvenes blancos conservadores se adhieren a su "libertariaismo" y cuasi anarquismo.

Rick Perry, fue el sucesor de George W. Bush como gobernador de ese estado. Es de tradición metodista, conservador. Incapaz de articular un mensaje claramente conservador, aunque algunas opiniones sobre temas como el aborto,  la teoría de la evolución y su claro rechazo a los inmigrantes en su Estado, no han logrado convencer a un amplio sector republicano, que ha debilitado y truncado su aspiración.

Mitt Romney, multimillonario que profesa la fe mormona. Fue gobernador de Massachusetts, ocupó el puesto de presidente del comité organizador de los Juegos Olímpicos. Fue misionero voluntario en Francia. En dos ocasiones ha sido candidato y ha invertido millones de dólares. Su talón de Aquiles es la ambivalencia e inconsistencia en su mensaje, con muchos cuestionamientos sobre su conservadurismo.

En conclusión. Todos estos candidatos, ubicados a la derecha de Obama, pertenecen a la ultra derecha religiosa norteamericana; específicamente, a los sectores evangélicos conservadores quienes se mueven en un ambiente entre el fanatismo político y el fanatismo religioso, creado por los medios de comunicación.  Al respecto, cualquier parecido sobre lo de los medios en Estados Unidos, con los medios privados en Venezuela, no es pura coincidencia; todos responden y actúan en función de la denominada estrategia de IV Generación que el imperialismo maneja a los fines de sus planes estratégicos en todo el globo. Alerta pues.

Alerta. No es sólo la crisis militar inminente en términos de conflictos; o sea, guerra nuclear mundial, sino que también, las organizaciones supranacionales algunas de las cuales tardaron años en construirse, están en veremos. Al respecto, las declaraciones del magnate, George Soros, quien asegura que mecanismos de integración del capital como la Unión Europea, están en ascuas y sus días podrían estar contados. “Como Europa siga por la misma senda, va hacia la desintegración política y hacia el declive económico”, advirtió en el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza.

Anticristo.Uno puede notar los signos que los oficiales israelíes dejan entrever cuando hablan”... “Israel avisa al mundo que si éste no hace algo; si no llama a acciones más feroces y sanciones más paralizantes contra Irán, apoyando a la secretaria de Estado Clinton, Israel tomará la iniciativa y atacará por sí sólo”. Ronen Bergman, periodista y escritor israelí especializado en investigaciones sobre temas de seguridad, inteligencia y terrorismo.


(*) Politólogo e Internacionalista venezolano

Magíster en Seguridad y Defensa

monlan2001@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1634 veces.



Manuel José Montañez Lanza (*)


Visite el perfil de Manuel José Montañez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: