Entre los principios y el amigo ¡Por Ahora! me quedo con Samán

Llego a decir Sócrates en una oportunidad, a decir de los estudiosos, que nosotros los seres humanos (las personas) nos las pasamos haciendo cosas inútiles, tanto así, que según dicen; que llego a decir, algo así como que perdemos el tiempo (y aunque esto suene redundante) haciendo cosas inútiles, como por ejemplo: Que nos las pasamos toda la vida buscando cosas que ya conocemos, entonces dicen que se preguntaba Sócrates “Si ya conocemos lo que buscamos ¿Para qué buscar lo que ya se conoce? Pero mucho más contundente es el hecho de buscar las cosas que desconocemos, ¡AL RESPECTO! Dicen los estudiosos, que según decía Sócrates ¿Qué caso tiene buscar cosas que desconocemos, si llegado el momento de hallarla, no sabemos si la hallamos porque la desconocemos? Es decir, si no sabemos lo que buscamos ¿para que buscar?

Ahora bien; esto desde ese punto de vista tan filosófico y profundo, es todo una contrariedad, ya que ciertamente es una contrariedad todo lo planteado, sin embargo, dentro de lo que son las relaciones humanas, a pesar de conocer las personas que conocemos, es necesario conocer mucho mas de las personas que conocemos, para saber si de verdad podemos confiar en aquella, y de esta forma poder tener a ciencia cierta, la convicción absoluta de poder entregar nuestra confianza y nuestra amistad a una persona o ser humano determinado.

Es así pues, como una vez explanada todas estas consideraciones, es que me permito exaltar…con el permiso del Dios padre, todo poderoso, y con la absoluta y plena convicción de mis principios ético, morales, existenciales y humanos…la figura de del camarada, hermano y amigo EDUARDO SAMAN (ex ministro de Comercio) a la máxima categoría de RE-VO-LU-CIO-NA-RIO a carta cabal, motivado a su excelentísima condición de hombre humilde de PUEBLO; que no por ser HUMILDE y de PUEBLO, deja de ser una persona INTELIGENTE y con unas condiciones naturales de grandeza, para ser la persona que es.

Es muy probable que para muchas personas, todas estas palabras lleguen a sonar como una nueva manera de un “jalabolismo” a la enésima potencia, y también (y esto utilizando mi expresión más original), pudiera tomarse como HUELECULISMO extremo, pero de todo corazón, debo estar agradecido con el camarada, hermano y amigo EDUARDO SAMAN, por su valioso aporte brindado con su presencia en una actividad realizada el día de ayer sábado 28 de enero de 2012, en La Plaza Tiuna, al grupo de estudiantes de la Misión Sucre de la Aldea Universitaria Ramón Pompilio Oropeza, de la Parroquia San Pedro.

Es por ello que, tratando de contradecir a tan magnífico sabio como lo fue en su momento Sócrates; debo decir a riesgo de hacer el ridículo, buscar en las personas que conocemos las cosas que ya sabemos no resultan inútiles, si al momento de encontrarlas nos encontramos con la figura de un camarada, hermano y amigo como lo es EDUARDO SAMAN, y poder decir con humildad con plena y absoluta convicción entre los principios y los amigos ¡POR AHORA! Y para siempre me quedo con EDUARDO SAMAN.

Y ahora “que ladren los perros”

CHAVEZ, es el camino CHAVEZ, es la razón

Sin CHAVEZ no habrá ¡Patria! ni Revolución

cabacote@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2348 veces.



Jesús Chua Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: