La historia y sus cuentos

La historia nos echa un cuento y de cuentos está llena la historia. Dicen por ahí que la cuentan los vencedores y los perdedores nunca echan el cuento. Es decir que la historia viene por un solo lado y como siempre ganan los buenos. Que de cuentos buenos nos han contado que yo me siento un vencedor, a nadie le gusta perder, por supuesto se incluye a la mujer y como nos gusta sentirnos ganadores, con el cuento a cuestas se lo contamos a otros que a su vez echan otro cuento que no se parece en nada al que le contaron.


Como la historia está llena de cuentos y contadores porque los muertos hay que contarlos, en un lado casi no hay muertos y en el otro debe ser que no quedó ni uno porque nadie echo el cuento, es decir que cuando agarramos un libro cuyo título diga “Batalla de Waterloo”, den por seguro que el cuento lo echo el que ganó, por tanto ni los muertos contaron y mucho menos los recogieron.

Hay que cambiar la historia para que la escriban los perdedores y echen su cuento porque hasta fastidioso es conocer un solo lado, sobretodo cuando el perdedor es un pobre diablo que luchaba por no sabe que cosa, porque esa es otra cosa, que los que pierden nunca tienen la razón y por eso perdieron.

En fin, la historia no es otra cosa que el principio de un cuento y como cuento al fín lo tenemos que contar y si no lo hacemos corremos el riesgo de quedarnos sin vencedores. Ustedes se imaginan que solo existan perdedores, sería el cuento mas fastidioso que contara la historia. Por cierto si tu tienes otra historia echala a andar que alguien la oirá y la volverá a echar.



Este cuento, es decir esta historia se parece mucho a los cuentos que nos cuentan todos los días y mientras nos sintamos perdedores nos seguirán echando el cuento.



Escribir la nueva historia es contar en detalle lo que pudo ser y no fue, lo que fue y no contaron y lo que no fue y si contaron. Que de cuentos tiene la historia.



Por cierto hablando de cuentos, nos echaron uno y bien largo que casi nos hizo perder la memoria por la historia. Nuestra historia está llena de cuentos y nuestros cuentos a veces hablan de la historia, de esa historia que no nos contaron que casi nos la hicieron olvidar.



Pero como todo no siempre es cuento, es bueno oír otros que nos digan de que está hecha la historia que nos contaron, por ejemplo, para escribir de historia existen unos señores que se llaman historiadores, para escribir los cuentos existen otro tanto que precisamente no son los cuenteros, estos son unos seres que lo encandilan a uno echándole cuento tras cuento que al final uno se siente bebé que le gusta que le echen los cuentos para dormirse.



En fin de cuentas, si sacamos la cuenta nos podríamos dar cuenta que después de grandes es que comenzamos a oír los verdaderos cuentos, esos que no escribieron los perdedores porque estaban muertos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 8044 veces.



Rafael Febles

Economista. Msc. Seguridad Social. U.C.V.. Militante revolucionario. Locutor. Articulista Correo del Orinoco. Poeta y escritor de la revolución bolivariana

 rafaelfebles@yahoo.com      @rafael_febles

Visite el perfil de Rafael Febles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Febles

Rafael Febles

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a13708.htmlCd0NV CAC = Y co = US