276 días para el 7 de Octubre de 2012: El contexto socio político que nos circunda

La revolución bolivariana ha introducido cambios históricos en todos los campos de la sociedad y el Estado venezolanos. En materias como salud, educación, bienestar colectivo, los logros han sido reconocidos por instancias internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS) , la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la UNESCO, entre otras y por voceros de gobiernos de diferentes corrientes ideológicas. Los alcances logrados en materia de las metas del milenio en la lucha contra el hambre, la pobreza, aún cuatro años antes de las fechas fijadas para alcanzar dichos objetivos, demuestran la vocación social del gobierno bolivariano, que logró reducir del 49% al 26,4% el porcentaje de hogares pobres, y del 21% al 7,3% el porcentaje de hogares pobres en pobreza extrema, entre 1998 y 2009, respectivamente. Como consecuencia de la política social de nuestro gobierno, el país también logró el ascenso del Indice de Desarrollo Humano (IDH) al nivel de países avanzados. Nuestro IDH pasó de 0,7828 a 0,8277 entre 1998 y 2008, con la consiguiente reducción del índice de desigualdad (Indice de Gini) que pasó de 0,4865 a 0,4183 entre 1998 y 2009, convirtiéndose en el más bajo de América Latina. Estos resultados ratifican incuestionablemente la profundidad de los cambios sociales que ha logrado nuestra revolución bolivariana.

Producto de la política revolucionaria, el país ha logrado minimizar los impactos de la crisis del sistema capitalista a nivel mundial. Mientras que en EEUU y Europa, encabezada por la situación en Inglaterra, Italia, España y Portugal, confrontan una severa crisis con elevados índices de desempleo, inflación, reducción drástica de las políticas sociales y recortes presupuestarios, para no señalar el caso de la Grecia obligada a aplicar un Programa de Reajuste Macroeconómico de tipo fondo monetarista con privatización de la economía y recortes del gasto social dirigidos a recaudar 50.000 millones de euros en los próximos 4 años para hacer frente a un proceso de reestructuración de su deuda externa. América Latina conoce por experiencia propia los resultados de estos ajustes macroeconómicos que dejaron esta región desolada, especialmente durante la llamada "década pérdida" de los años 80. Sin duda se trata de una ofensiva contra los trabajadores y trabajadoras y los pueblos del mundo por parte del capital, azuzado por su grave crisis interna, por la lucha por los reacomodos internos, por la hegemonía del sistema, y la propia lucha de los pueblos del mundo que tiende a despuntar a nivel global con las luchas de los pueblos latinoamericanos y caribeños, acompañadas ahora, aún con sus diferencias de matices, de las luchas de los pueblos árabes, africanos, europeos e incluso el mismo pueblo estadounidense.

En este sentido, la política exterior del gobierno bolivariano ha jugado un papel importante en el renacer de tendencias democráticas y revolucionarias en América Latina y ha prmovido importantes proyectos de integración que han ayudado mucho a la reconfiguración del mapa político de la región.

Pese al carácter histórico de estos logros, la revolución bolivariana muestra una tendencia preocupante de pérdida de su base de apoyo electoral en los sectores populares. Los resultados electorales en el período 2007-2010 confirman esta tendencia. La burocracia, la corrupción, el clientelismo, el paternalismo, la desatención y la lentitud en la solución de los problemas populares, viejos y estructurales problemas heredados del Estado "punto fijista" , que perviven al amparo de la vieja cultura política, aparecen como la causa más inmediata de esta situación. Sin dudas, la descomunal deuda social históricamente acumulada y las expectativas creadas por la revolución, hacen más acuciantes y perentorias la solución a los problemas populares, que han chocado durante 2008/2010 con un contexto internacional de crisis económica del sistema con una consiguiente caída del ingreso petrolero que ha creado dificultades para el financiamiento de los proyectos sociales. Durante todo el período el acoso imperial y el apoyo de sectores oligárquicos a su servicio, ha sido un factor constante de sabotaje y perturbación, con un punto culminante en el Golpe de Estado de abril de 2002 y el Paro Sabotaje Petrolero de 2002/2003, pero con una presión constante que dificulta la acción del gobierno bolivariano.

Y por supuesto, pesan también las fallas, los errores, las viejas ideas y condicionamientos heredados, amén de las concepciones y prácticas equivocadas presentes en nuestro gobierno, propias de todo proceso de transformación revolucionaria como expresión de la lucha de clases.

En este contexto suele señalarse la política mediática de la oposición y el imperialismo como uno de los factores determinantes en la evolución de la situación política y en particular de la configuración de la conciencia social. El mediático ha sido un escenario fundamental en la lucha política y pese a los avances alcanzados, la revolución no ha logrado poner en práctica una política comunicacional capaz no sólo de contrarrestar la política mediática del adversario, sino lo que es más importante aún, de lograr la elevación de la conciencia política de la mayoría del pueblo a un punto tal que haga irreversible la continuidad de la revolución bolivariana.

Uno de los aspectos de esta política comunicacional del Estado ha sido el impulso de las emisoras y televisoras comunitarias y alternativas, experiencia ésta que representa un importante intento de democratización de las telecomunicaciones, que ha permitido acumular importantes experiencias comunicacionales y políticas, debilitar el modelo burgués de comunicación y forjar una nueva generación de orfebres de la palabra y de la imagen, pero que considerando los cambios que han venido operándose en la realidad política nacional, esta política ha agotado su alcance transformador y requiere se redefinida públicamente y básicamente en dos sentidos: 1.- Profundizar la democratización de las telecomunicaciones; 2.- Contribuir a la creación de una comunicación popular, al servicio de la consolidación del Poder Revolucionario y la Construcción del Socialismo.

En este panorama, apenas esbozado a muy grandes rasgos, la coyuntura política electoral de este año 2012, presenta grandes retos y peligros para la revolución, y nos pone ante la disyuntiva de prestar especial atención a la transformación de la comunicación mediante el diseño de una política de largo alcance capaz de convertirla en soporte de la política comunicacional para la construcción del socialismo, lo que conlleva necesariamente al diseño de un Plan Nacional de carácter integral, de corto, mediano y largo alcance con el apoyo de todas las instituciones del Estado que tienen que ver con el tema en cuestión y la participación de todo el pueblo y sectores sociales, en especial lo que hasta ahora se conoce como emisoras y televisoras comunitarias y alternativas. No hay tiempo que perder. Tenemos los días contados.

Independencia y Patria Socialista!!!
Viviremos y Venceremos!!!

*Militante del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), de la Red Nacional deTuiter@sSocialistas (RENTSOC) y del Frente Antiimperialista y Socialista del Edo. Bolívar (FASB).Moderador de los Programas de Opinión "Micrófono Abierto" y "Lo que se habla",transmitidos de lunes a viernes de 12 m a 2 pm por la Emisora Comunitaria "Llovizna" 104.7 FM, y los domingos de 6:00 pm a 7:00 pm por "La Voz de Guayana" 89.7 FM, respectivamente.www. juanmarto rano.blogspot.com ,www. juanmartorano.wordpress.com. jmartoranoster@gmail.com,j_mar torano@hotmail.com,juan_ marto ranocastillo@yahoo.com.ar . @juanmartorano (Cuenta en Tuiter).


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2000 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a136981.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO