La Cosiata fue el principio del fin.

En Venezuela se difundió el rumor de que algo estaba pasando en las altas esferas del gobierno de José Antonio Páez, y como a todo lo que aquí sucede le dan un nombre, a tal rumor político le dieron por nombre La Cosiata, éste debido a que por esos días había venido al país un comediante que usaba en sus presentaciones teatrales esa palabra, La Cosiata, de manera que estando de moda esa palabra así fue bautizado ese posible acontecer político que según la gente se presentaría muy pronto, aunque nadie sabía decir que era y cual era su finalidad. Este rumor empezó a difundirse cuando el Presidente encargado de la Gran Colombia, el colombiano Francisco de Paula Santander exigió que Venezuela enviara a Bogotá un contingente de 50.000 hombres por temerse una nueva invasión del imperio Español, y por ser esa orden impartida en el mes de Mayo de 1.824 y el general José Antonio Páez, Presidente del Departamento de Venezuela, haberla archivado hasta el 6 de Enero de 1.825, por no tener disponible tal cantidad de tropas, es cuando Páez llama a alistarse en la fuerza armada y ordena se haga una recluta. La forma desconsiderada de hacer aquella recluta provoca que la municipalidad de Caracas denuncie a Páez ante el Congreso grancolombiano y entonces Santander ordena su destitución por abuso de autoridad y que de inmediato se traslade a Bogotá. Páez entrega el mando al general Juan Escalona, pero asesorado por quienes creyeron que su presencia antes Santander sería el cadalso, tal como había sucedido con el coronel Leonardo Infante, un oficial venezolano a quien se le siguió injusta causa y condenado a ser fusilado, Páez no acata la orden de trasladarse a Bogotá y se declara en franca rebeldía, se quita el uniforme y se va para su casa en Valencia. Tres meses después se presenta una revuelta de vecinos frente al Concejo Municipal de esa ciudad y al día siguiente los ediles declaran que ante la alteración del orden público que se está produciendo, entre otras cosas por la destitución del hombre fuerte de Venezuela, era necesario traer a Páez de nuevo a la jefatura del país; todas estas circunstancias políticas hace que la gente comience a hablar de La Cosiata desde el mes de Diciembre de 1.825.

Para la época el Poder Ejecutivo Nacional radicaba en Bogotá y era presidido por Simón Bolívar, pero por estar el Libertador en campaña bélica el Poder Ejecutivo es ejercido provisionalmente por el colombiano vicepresidente Santander. El general Páez para la fecha cuenta con 35 años y no conoce de intrigas políticas, era un hombre acostumbrado a la guerra, al caballo, al llano y no de los peligros del ejercicio del Poder, entonces se acerca a él el valenciano doctor Miguel Peña, persona ilustrada y conocedor de los vericuetos de la política por haber sido diputado en 1.821, presidente del Congreso de Cúcuta donde se había sancionado la Constitución vigente y miembro de la Alta Corte de Justicia de la Gran Colombia; Páez lo acoge como su más allegado asesor. Miguel Peña era enemigo de Santander y había renunciado a la Corte luego que ese tribunal condenó a muerte al coronel venezolano Leonardo Infante por homicidio, del cual no existían pruebas ni testigos. La situación política en Venezuela se había tornado muy delicada y se presentía una gran confrontación entre Bolívar, Santander y Páez, entonces Páez en noviembre de 1.826 convoca a elecciones de diputados para conformar un Congreso Constituyente en Venezuela para enero de 1.827. Bolívar al saber ésto inmediatamente sale de Lima rumbo a Venezuela el 4 de Septiembre de 1.826, ocho días después ya estaba en Guayaquil, llega a Bogotá el 16 de Noviembre y a Puerto Cabello el 31 de Diciembre. Días después, en la población de Naguanagua, se encuentran los dos colosos, allí se abrazan y entran juntos a Valencia y a Caracas; Bolívar ratifica a Páez como jefe militar y Presidente del Departamento de Venezuela.

El general Santander en Bogotá se siente humillado, estima que la decisión tomada por el Libertador le resta autoridad y eso lo atormenta, razón por la cual se pone a fraguar un atentado contra la vida de Bolívar, el cual se lleva a cabo la noche del 25 de Septiembre de 1.828, y continúa suscitándose más acciones desestabilizadoras contra el mando de Bolívar. El Dr. Miguel Peña en Venezuela hace revivir La Cosiata e influye de forma definitiva en el ánimo de Páez para que traicione a Bolívar y el 13 de enero de 1.830 Páez declara la separación de Venezuela de la Gran Colombia, que luego el Congreso de Valencia lo ratifica; y que además prohíbe a Bolívar vuelva a Venezuela. En fin, La Cosiata fue un movimiento político adverso a Bolívar desde 1.826 que tuvo como protagonista al general José Antonio Páez en Venezuela y al general Francisco de Paula Santander en Colombia, tal movimiento es la causa principal del fin del sueño bolivariano por consolidar la unión entre los países del Sur.

joseameliach@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 12913 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a135889.htmlCd0NV CAC = Y co = US