Sabía que el Censo no saldría airoso

En el Circo Escuálido los payasos están alborotados

¡Qué tal, camaradas! Emocionado con la fundación del CELAC. ¡Qué cantidad de cambios importantes, trascendentales, se han producido con la llegada de Chávez al poder y su influencia latinoamericana! 

En el Circo Escuálido los payasos  están alborotados (as) y pintorreteados (as) dan saltos acrobáticos sobre sus largos zapatos. No sonríen sino que, como todos, tienen la sonrisa pintadas en los cachetes. Más, las féminas. (Que me perdonen los payasos serios y trabajadores) 

Detrás de sus falsas sonrisas ocultan la tristeza, pero no la de ellos (as), sino las del pueblo que engañaron sus antecesores, los payasos mayores, los payasos zombis, y los que esta vez ellos siguen engañando. Engañados por los que gobiernan y prometen y prometen y por los que prometen: una payasa y el zombi payaso muñeco de ventrílocuo “lalo”.  

 El circo escuálido itinerante cuando llega a cada pueblo engaña al público apendejeado a puras mentiras y falsas esperanzas y a los que odian por ignorancia. Y a muchos desinformados. 

Son malos payasos, además, suponen y se consideran superiores a los personajes que viven fuera de su circo. Y creen superarlos. Fidel es una basura. El Ché es una fantasía mediática. Lula un obrerucho metalúrgico. Kirchnner fue un larguirucho bizco y vacío y así sucesivamente. 

Lo que ocurre es que no han leído nada. Medio han “agarrado goteras” de escritos por ahí o que los vieron en materias mientras estudiaban. Nada por leer por iniciativa propia. Son incapaces de mencionar un autor, el nombre de un libro, menos de poder recomendar su lectura, claro. 

Eso sí, conocen mucho de “politiquería” porque han escuchado a sus líderes de antaño y medio leído El Nazional, o uno que otro pasquín (Tal Cual, Nuevo País) y ven Globoterror y CNN. 

Cuando vemos un escenario, por no mencionar los muchos anteriores, nos cagamos de la risa de sólo suponer la cómica actuación en la cubre del CELAC. 

Imaginan ustedes, mi queridos camaradas, qué vergüenza nos puede dar, como venezolanos, como latinoamericanos, que alguno de ellos pueda servir de anfitrión y no pueda dar un emocionado discurso, con el alma, con el corazón, lleno de historia, de literatura, de poesía, de visión integracionista, solidario, con geopolítica. Con sentido de patria grande. Con soberanía. Con humor. 

Y si es del lado femenino, sin la firmeza que da la experiencia política, de luchas, de sacrificios, de persecuciones, de sufrimientos de cárcel, de profesionalismo, con clase, pues.

Los payasos y payasas se vuelven enanos del circo (pido disculpas a los de verdadera baja estatura) y sin entender el alcance de lo que es el CELAC, que entendemos todos los venezolanos revolucionarios, los progresistas, son capaces de anteponer y proponer ridiculeces como el de dar una cacerolazo. 

¡Habrase visto tamaña estupidez! Pero, claro, ese enanismo que es mental no les permite más nada. Cómo será que sus personajes paradigmáticos son Choro Andrés Pérez, Jaime Litronsi y más reciente, porque han evolucionado, al filósofo del Zulia. JEJEJE¡¡¡ 

Lástima que en nuestros organismos públicos, en Pdvsa, no hubo ninguna información ni motivación para este trascendental y magno evento. Nunca nadie comenta nada. Los ni-ni que por montones trabajan allí y tomaron por contagio el comportamiento escuálido que no es otro que: OCULTAR TODO LO BUENO (NO SE HA HECHO ABSOLUTAMENTE NADA) Y SÓLO DESTACAR LO MALO. Ampliándolo, magnificándolo, por insignificante que sea. 

LE PEDIMOS A DIOS QUE EL PUEBLO NO LOS ESCUCHE y QUE TENGAN ESPERANZAS, ESTA VEZ CIERTAS, Y QUE VAMOS POR EL CAMINO, NO HAY OTRO, EL GUÍA ES CHÁVEZ. 

Bien. Sabíamos que el Censo Nacional no sería exitoso desde cuando leímos en las “redes sociales” y escuchamos a viva voz que los de la oposición no abrirían sus puertas a nadie que les vaya a averiguar sobre sus propiedades, sus pertenencias. Que se acogerían a la Constitución donde se establece la inviolabilidad del hogar y el derecho a la privacidad.  

Mucha lástima nos dieron las imágenes de las y los censadores entrevistando desea fuera de las casa a una habitante con las cabeza asomada sujetando la puerta para que no vieran hacia adentro. 

Tendrían que estar adentro, lo más cómodos posible, escribiendo las respuestas (setentialgo). 

Por segunda década mi casa no fue censada. Y eso que cuando avisaron en la urbanización que nos censarían un domingo, bajé temprano hasta la casilla de vigilancia para cerciorarme de que no había problemas con los funcionarios del INE ya que la escualidez con nosotros vegeta. Al extremo de que cuando fueron a colocar los bombillos ahorradores por vez primera les dijeron que allí no los querían y nos quedamos sin ahorro.  

Hablé con una señora censadora, muy cordialmente los dos, me presentó a un supervisor no tan cordial, y les dije que iba a la panadería a comprarle unos cachitos, jugos y refrescos. Me puse a la orden para movilizarlos internamente y me dijeron que contaban con una pickup. 

Los esperamos todo ese domingo y nada. Luego me informaron que habían vuelto otro domingo, y nada. Censaron a algunas casas. En el 2001 no censaron ninguna casa. No existimos. Y ellos saben que no censaron completo, así que no voy a llamar para que nos censen. 

Lo más lamentable es que nos quedamos sin ubicar a los desadaptados sociales. Como lo he comentado en otras oportunidades cada comunidad debió autocensarse, cada edificio, con asesoramiento del INE y vigilancia de la GNB, de ser necesaria, ya que conocen a toda su gente y no se dejarían cobear por nadie.  

¡Con Chávez y venceremos!  Aun los malos gobernadores y alcaldes.

edopasev@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2458 veces.



Eduardo Palacios Sevillano

Ingeniero Civil. Escritor y caricaturista. Productor radial y locutor. Miembro de la directiva de la Orquesta Sinfónica del Estado Anzoátegui. Miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Bolivariana del Edo. Anzoátegui. Coordinador de la Red de Historia, Memoria y Patrimonio de Anzoátegui.

 edopasev@hotmail.com

Visite el perfil de Eduardo Palacios Sevillano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Palacios Sevillano

Eduardo Palacios Sevillano

Más artículos de este autor