EL CELAC es el resultado de las aplicaciones de tácticas y estrategias de unión

 Venezuela esta engalanada con las treinta y tres banderas de los pueblos Latinoamericano y del Caribe en la antesala, del polémico y esperanzador año 2012, que ya se sienten internamente y voluntariamente, que soplan los aires de libertad. Pueblos que han sido oprimidos para despojarlos de los recursos que el Ser Supremo, le ha legado, para que sus hijos construyan un país, como maravillosos designios de que se transformen  en testigos presenciales del retorno del ser humano a la naturaleza, para ser embebido en las creaciones maravillosas del Ser Supremo como ejemplo de vida en armonía, donde solo falta; el que conscientemente o inconsciente se ha transformado en el opositor.

Imagen de la Amazonia. Fuente: Internet.

Es el momento en que lo importante sea lograr que cesen las  invasiones con la mirada indolente de los pueblos de Brasil, Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Surinam, Guyana y Guayana Francesa. Es este territorio que durante las últimas décadas se ha provocado probablemente irrecuperables desequilibrios ecológicos. No se ha tenido en cuenta ni la importancia de la  biodiversidad ni a  grupos hermanos que habitan por siglos este espacio, muchos de los cuales corren el peligro de desaparecer. Y más allá de la frontera, pueblos que destruyen en otras latitudes y pretenden  que en estos lares  la conservación sea algo indiscutible. 

Se le ha dado prioridad a lo Urgente, como la extracción y búsqueda de oro por los ‘garimpeiros’ que al hecho de ser Brasil el de mayor parte, no le da derecho del accionar.   Construcción de grandes carreteras y obras de ingeniería.  Ese uso incorrecto del suelo pone en peligro al ecosistema impregnado de extrema fragilidad.  Se siente pena ajena, al pensar en la dificultad de decidir entre una  represa hidroeléctrica y la conservación de la naturaleza.  La conseja obliga a escuchar a la experiencia del pueblo indígena de Bolivia, de preferir la oscuridad y no a perder la vida.

Pero para lograr la unidad en el concierto de naciones, es menester organizarse en un ambiente de equidad y justicia. Sin duda alguna, existe grandes diferencias entre los pueblos Latinoamericano y del Caribe.  Obligatoriamente para lograr consenso es menester los sacrificios de unos y la cooperación y solidaridad de otros.  Esto lleva a reflexionar sobre lo que afirmó Paul Sartre “Los límites de bordes o de frontera, son multidimensionales y flexibles. Esto lleva a inferir, sobre el grado de conciencia de nuestros hermanos colombianos, que los contaminantes que tiran al rio  se depositan en el Lago de Maracaibo.  Por cada árbol que nuestros hermanos brasileiros cortan en su afán de conseguir oro y diamante, disminuye la posibilidad de contar con aire, agua y biodiversidad.  Es por eso que es menester organizarse, con el objeto de evitar aún más males que la irracionalidad no depara.

Cuesta creer que la gran mayoría de los líderes de los pueblos Latinoamericano y del Caribe, no tengan la verdadera fortaleza espiritual, para que el miedo no obligue a tomar decisiones;  para seleccionar entre las alternativas estudiadas  aquella que garantice la vida dentro de las posibilidades,  para todos los habitantes del planeta.  Hay que evitar caer en las trampas que se crea en la vida, por los errores que a menudo comete los seres humanos.  Cuando agreden a los pueblos para arrebatarle lo que le pertenecen. Saben que son deudas contraídas y que para mantener la tranquilidad espiritual, tienen que pagarla.  Es por eso, que lo embriaga el miedo porque  ve en su vecino y en el agredido, en sus ojos odios y violencia.

También en el oprimido, son muchas las tácticas y estrategias, que se utilizan para evitar que se transformen en naciones con capacidad revanchista.  Prefieren, pueblos sumisos, que vea en su desafueros excusas a veces inverosímiles para justificar sus acciones, en un mundo de opresores y oprimidos, sin que tenga posibilidad de acceder a todos aquellos beneficios que el creador  ha legado a sus hijos y ellos han depiladado.  También los pueblos oprimidos le embriaga el miedo; a todo aquello que con amenazas vedadas ve implícito el poder, como un recordatorio o con una agresión para que no se atreva  intentar en su primera fase, la agresión que tiene muchas modalidades irracionales. Y en la segunda fase, la posibilidad de evitar los riesgos.

Indudablemente que se ha heredado muchos problemas que ha traspasado los límites de bordes y muchos de ellos han llegado hasta el punto de la contradicción. Inmensas tierras fértiles y recursos y extrema pobreza. Sin embargo, son muchos los hermanos en pobreza extremas y una inmensa mayoría frágil a la violencia de todo tipo.  Y muchos hermanos que la abundancia la ven como un premio a sus habilidades, destrezas y conocimientos adquiridos para lograr riquezas.

Es el momento de avocarse a las fibras más profundas del sentir del Ser Humano, que muchos intelectuales y estudiosos del comportamiento humano la identifican concentrada en el corazón, teniendo como causa el amor.  Se puede inferir, que EL CELAC  sería una organización en sentido general, donde prevalezca lo común y las diferencias sean discutidas  con la finalidad de seguir incrementando lo común. También es el momento de dar ejemplos a aquellas civilizaciones, donde cualquier estudios dialecticos, devela el comportamiento un  irracional bajo la oscuridad de principios y legados religiosos con conceptos generales manipulados, como absolutos y pretendiendo ser una clase dominante como descendientes de los seres de luz.

Como táctica es imperante determinar los límites de bordes y como estrategias buscar la fortaleza y el desarrollo personal.  A través de la historia muchos pueblos barbaros han eliminados civilizaciones donde prevalece la moral y la luces, porque han generado miedo y la ley de la supervivencia, ha hechos estragos.  De estos se desprende un saludo muy afectuosos  a todos aquellos hermanos, que el destino a de reunir en EL CELAC, toda la inteligencia, la tolerancia y la sabiduría, para que el pueblo Latinoamericano y del Caribe, logre el sueño del Libertador Simón Bolívar,  que por justicia divina nos pertenece.

(*)Ing.Esp.

basilioalezama@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2696 veces.



Basilio Lezama(*)


Visite el perfil de Basilio Lezama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: