Binóculo 17

Los “indignados” del chavismo

Si algo tiene claro Hugo es que le están faltando dos millones de votos desde las elecciones presidenciales del 2006 en las que sacó 7.309.080 contra los 4.292.466 de Manuel “filósofo” Rosales; pues aunque no es lo mismo elecciones presidenciales que regionales o locales, hay una variable en la votación que jugará un papel determinante en los resultados del 7 de octubre del 2012. Claro, la diferencia real en esos resultados fue 3.016.614, una cifra aplastante  que marcó el éxito del chavismo, y que terminó en el despeñadero de los resultados de las elecciones regionales del 2008, cuando los rojos sacaron cinco millones  y la oposición cinco millones, con una diferencia de un  pírrico uno por ciento “una mierda” según el propio Chávez. Es cierto que no es lo mismo decir que los votos de Hugo son  los votos del chavismo.  Hugo tiene sus votos, donde se incluyen sectores de la oposición. Pero también es cierto que la gestión de gobierno va a pesar mucho en esta oportunidad en donde no surge una sola encuesta que favorezca de alguna manera a gobernadores, alcaldes e instituciones del Estado. Y siento que Chávez tiene absolutamente claro el tema, razón por la cual se está afincando en el Gran Polo Patriótico en el que está cifrando las esperanzas para que le rescate al menos esos dos millones de votos que le pertenecen y que el partido se los echó por la alcantarilla.

No es un secreto que hay un fuerte decaimiento en el pueblo chavista producto de la mala gestión del Gobierno. Bastase ir a las comunidades para encontrarse que gente que lleva años trabajando por el proceso, que incluso sacrificó sus propios bienes, que gastó su salud y que puso todo lo que tenía, hoy está sumida en la decepción, en el desánimo e incluso asegura no activarse para trabajar en la campaña por el presidente que tanto aman. “Voy a votar por Chávez pero no cuenten conmigo para la campaña” he oído en más de una oportunidad.

Este sábado 5 de noviembre, el país fue testigo de una impresionante movilización roja como no se viera en mucho tiempo. Yo diría que son los “indignados” del chavismo que marcharon en cada ciudad del país para manifestar no solo su disposición de dar la vida por el comandante que los ha guiado por  doce años, sino para manifestar un descontento que tienen represado y que aprovecharon el momento para expresarlo. En todas las ciudades se produjeron incidentes (no violentos por fortuna) en donde tanto el poder constituido como los buros regionales del partido, pretendieron secuestrar esa gigantesca y diversa expresión y fueron abolidos de manera contundente, con la amenaza incluso de la agresión. “Fuera de aquí, eres un traidor del comandante y de la revolución, por tu culpa regresaron los Salas al poder” le gritaban a Acosta Carlez (el innombrable uno) ex gobernador de Carabobo, mientras lo empujaban hasta muy afuera de la plaza Bolívar en Valencia. También lo intentó Edgardo Parra (el innombrable dos), alcalde de Valencia, quien fue conminado por gente del colectivo Alexis Vive, que si no abandonaba los recintos de la plaza podría haber violencia. Hechos como esos que acabo de narrar ocurrieron en todo el país y no expresaron otra cosa que el descontento de la gran masa chavista con el poder constituido. “El Polo es del Pueblo no de las Estructuras”, fue la consigna más voceada.

Nació así el Gran Polo Patriótico que es un intento de Chávez por elevar la conciencia de los distintos sectores, que estando fuera de los partidos revolucionarios, están afectados por las políticas capitalistas. Se pretende con ello –al menos así lo concibe el nieto de Maisanta- a clarificar y diferenciar las contradicciones que tienen los distintos sectores del pueblo entre si y ubicarlas en su justo lugar como contradicciones secundarias y colocar en el tapete la contradicción principal que se manifiesta de manera permanente: explotadores y explotados, burguesía y proletariado, socialismo y capitalismo.

Planteado de esa manera –y pienso que así lo entiende Chávez- el Polo Patriótico no solo será una fuerza electoral, sino que se desarrollará toda una fuerza política diversa que convergerá en una estructura que en sentido estratégico será la verdadera defensora de la revolución. “Solo el pueblo salva al pueblo” suele decir Hugo. Por ello la pertinencia del GPP, porque entre tantas organizaciones populares, movimientos de bases, grupos culturales, colectivos, identidades multirraciales y una larga cadena de etcéteras, asumiría la responsabilidad de consolidar el escenario electoral para las elecciones de octubre 2012 y seguro triunfo de Hugo. Pero además, en términos estratégicos lograría la conformación de una estructura en donde converja el poder popular que dé pasos agigantados en cuanto a la consolidación del proceso.

Y sigue siendo un reto para algo que aún es más un estado de ánimo que una fuerza real y concreta. No es un secreto la pretensión tanto del partido como de las instituciones del Estado, de secuestrar todo este enorme frente de masas. Si ese gran aluvión logra mantener aislado a quienes pretenden apropiárselo, entonces avanzará para fortuna del proceso, que de paso será una gran victoria interna de Hugo Chávez, porque no puede negarse que en última instancia es un enfrentamiento solapado de Chávez contra el partido. Si por el contrario, el Polo fracasa, entonces Chávez tendrá serios problemas para las elecciones regionales y locales. Es un despertar de las bases chavistas que se reactivan porque encuentran nuevamente una hálito de esperanza más allá del comportamiento fascitoide y derechista del partido y pareciera que existe conciencia suficiente como para entender que no está en juego únicamente una derrota, sino todo un proceso sobre el que están puestos todos los ojos del mundo; y que además, si en un supuesto negado Chávez es derrotado, el mejor negocio será montar una fábrica de morcillas porque la sangre correrá como río por las calles del país. Aunque suene crudo expresarlo así.

Dos variables me resultan interesantes en este proceso político de cara a los comicios de octubre del 2012. La primera que la abstención histórica para las elecciones de Presidente de la República es de 35%. En la contienda del 2006 fue de 25,3%. Lo que significa sin duda que Chávez es un gran convocador del voto. La segunda que hasta las encuestas más cautas en este momento, le dan a Chávez como mínimo un 55% de la intención del electorado, 40 puntos por encima de cualquier contrincante. Eso tiene una lectura, contundente diría yo: en el mejor de los casos, muchos votos de la oposición se abstendrán, si es que no votan por  Chávez, producto de la mediocridad con la que se comporta esa pandilla encarnada en eso que llaman la Mesa de la Unidad.

Caminito de hormigas…

Todavía el Innombrable Uno se está sacudiendo los empujones que le dieron las mujeres en la plaza Bolívar cuando pretendió inscribirse en el Polo Patriótico… No hay duda de que el viejo Salas es un zorro. Convenció a Cocciola de que lo iba a apoyar para que éste abandonara a Scarano su gran enemigo. Ignora Cocciola que Salas es un traidor por naturaleza y que en esencia lo que persigue es debilitar a Enzo… Los asesores de Pablo Pérez no hayan cómo hacer para quitarle de encima la raya del comportamiento mariquito que tuvo en la Feria de la Chinita. En una encuesta flash hecha por la MUD, se le fueron 7 puntos (internos por supuesto) de un solo carajazo…  Pregunta: ¿Qué alcalde chavista de Carabobo se tiene previsto que renuncie antes de diciembre por motivos de salud?...   “Nizar con la gente” es el nuevo programa de radio que estrenará el conocido hombre de medios, ingeniero y abogado Nizar Richani. Estará en La Voz de Carabobo todos los viernes de 8 a 9 de la mañana. El venezolano descendiente de libaneses hará su programa en Los Guayos, origen de su condición pública. Me gustaría saber si eso tiene que ver con esa versión de que sería candidato a alcalde por esa entidad. Por lo pronto, sé que no participó en ese malandraje que es la MUD…  Aún no me han explicado cuál fue la causa por la que Miguel Flores y Augusto Martínez se fueron a las manos. Me dieron una razón que no me la pude creer. Por eso no la digo…

rafaelolmos101@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3199 veces.



Rafael Rodríguez Olmos

Periodista, analista político, profesor universitario y articulista. Desde hace nueve años mantiene su programa de radio ¿Aquí no es así?, que se transmite en Valencia por Tecnológica 93.7 FM.

 rafaelolmos101@gmail.com      @aureliano2327

Visite el perfil de Rafael Rodríguez Olmos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Rodríguez Olmos

Rafael Rodríguez Olmos

Más artículos de este autor


Notas relacionadas