Teoría multidimensional de lo humano

Partimos del concepto que la persona al nacer es una hoja en blanco sobre la cual la vida va escribiendo día a día las letras, palabras y oraciones que le darán contenido y forma.

Las determinaciones son realidades objetivas y subjetivas que imperan en el universo mediato y distante del individuo. Están en las relaciones sociales de producción, en el modo de producción mismo, en las relaciones de propiedad, en las condiciones de trabajo, en las apreciaciones culturales sobre la existencia, en los valores identitarios del grupo y en los prejuicios de la cultura dominante. En estas determinaciones influyen el conocimiento, la ciencia, el arte, los objetos utilitarios, los credos y dogmas imperantes en la sociedad, el acceso a la educación formal pero también el dominio de los saberes prácticos de la época y la situación concreta. Todos estos fenómenos ocurren independientes de la voluntad del individuo, son causa y efecto de sus circunstancias, y lo determinan en lo elemental como criatura de su tiempo y espacio específicos. 

Los azares son situaciones casuísticas, contingencias que suceden todo el tiempo en todas partes pero que nos tocan en lo personal o grupal según circunstancias fortuitas. Tienen tal grado de complejidad y diversidad como de inverosimilitudes y misterios. Son expertos generadores de perplejidades en el ser humano, y junto a las fuerzas naturales que son parte de las determinaciones, han sido los responsables de las más disparatadas creencias, supersticiones, mitos, credos y leyendas. El azar no es más que la ocurrencia de hechos no previstos que modifican el devenir inmediato de un fenómeno, que pudiera ser desde la simple agenda diaria hasta la historia de la humanidad.  

Las conexiones vitales son esos hilillos imperceptibles a la mirada desprevenida pero que van hilvanando la red etérea de lo existencial. En este caso hablamos del mundo de las no cosas, hablamos del mundo inmaterial, los sentimientos, las sensaciones, los principios y valores, los traumas, los complejos, los temores, las ambiciones, la intuición. No son solo las condiciones subjetivas en términos clásicos, aunque éstas de seguro rondan con sus determinaciones concretas; las conexiones vitales tienen más que ver con la imantación del individuo ante ciertas personas y situaciones existenciales de su entorno directo, en el pasado, presente o futuro; es un fluir de energías mentales casi siempre, espirituales, por supuesto, y almáticas en la acepción sincrético-marxista del alma como depósito del par dialéctico amor-odio y todas sus infinitas consecuencias.  

Las razones son la más poderosa motivación para la acción transformadora, ellas resumen la intercepción geométrica de las determinaciones, los azares y las conexiones vitales. El ser humano, cuya cualidad diferenciadora es el raciocinio, su capacidad intelectual de acumular conocimiento y poder trasmitirlo por códigos de comprensión congénere, internaliza el conjunto universal de las determinaciones en su acontecer natural, social y espiritual, provocando múltiples conexiones vitales como ases de un crisol donde lo azaroso siempre será una carta en blanco sobre la mesa del juego existencial. A partir de la apropiación que el humano hace de sus razones, comienzan los procesos transformadores que han hecho de la humanidad la única criatura colectiva que inventa mundos nuevos. El nivel etéreo donde residen las razones, es la conciencia.

Y toda creación humana viene de las contradicciones inmanentes a la existencia misma, al igual que lo verdaderamente perenne en la todas las expresiones de lo real, naturaleza, sociedad y conciencia, es el cambio. Nunca nos bañamos en la misma agua del rio, decían nuestros pensadores ancestrales.

caciquenigale@yahoo.es
 
Con Chávez en ristre y venciendo, por la gloria vivida y las victorias por venir.


(*) Presidente de la Comisión Nacional de Refugiados

"... los Estados Unidos que parecen destinados por la providencia a plagar la América de miserias en nombre de la libertad..."
Simón Bolívar, El Libertador. Guayaquil 5 de agosto de 1829.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5881 veces.



Yldefonso Finol (*)

Economista. Militante chavista. Poeta. Escritor. Ex constituyente. Cronista de Maracaibo

 caciquenigale@yahoo.es      @IldefonsoFinol

Visite el perfil de Yldefonso Finol para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: