Racismo, Discriminación Racial, Consumismo e Indepabis

Recientemente fue aprobada por la Asamblea Nacional la tan esperada Ley contra la discriminación racial, evidentemente es una conquista del movimiento social revolucionario Afrovenezolano, que desde muchos años viene luchando por contar con un instrumento legal que prevenga, combata y sancione este tipo de prácticas.

Nos queda más que felicitar a todos y todas quienes hicieron posible con sus aportes la materialización de dicha ley. En mi opinión la única observación, que le tengo, es que, la misma no contempla en ninguno de sus artículos, la prevención del Racismo, su combate y su penalización o sanciones contra las individualidades, grupos, medios de comunicación, tanto público como privado e instituciones y establecimientos comerciales etc.

Allí el gran vacío de esta novísima ley, lamentablemente nuestros diputados en su parlamentarismo de calle o popular, no escucharon o no entendieron o no tienen un conocimiento profundo, en este delicado tema o en la materia vinculada con los derechos humanos y sus instrumentos legales emitidos por Naciones Unidas y ratificados por el estado venezolano, que nos permiten estandarizar nuestras leyes nacionales en concordancia con los que se refieren a derechos humanos exclusivamente para que no existan contradicciones en esa área.

Y porque insisto en el Racismo? Bueno explico, porque todavía esta vivito y coleando en Venezuela, ese tipo de prácticas repudiadas por todas las personas decentes del mundo.

Para ello voy a exponer dos ejemplos de este tipo de hechos detestables; El primero fue en la visita que Presidente de Zimbabwe Roberts Mugabe le hiciera a nuestro país, en el canal globovision hacían una parodia de él, burlándose y comparándolo con el planeta de los simios.

El segundo fue durante la campana electoral, cuando Yom Goicochea y Freddy Guevara se mandaban mensajes de textos, donde decían que “vamos a la casa de Aristóbulo Isturiz vestido como el Kukus Klan para amedrentarlo, asustarlo ect.”.

Que alguien me diga o me explique si estos no son actos RACISTAS? Y nos volvemos a preguntar como sancionamos o penalizamos estas prácticas? cuando la nueva ley no establece o no contempla una artículo que nos permitas tomar las medidas legales pertinentes para poner los correctivos que prevengan, combatan y penalicen a sus autores.

En ese sentido no podemos dejarnos confundir con las últimas acciones que valientemente ha asumido el presidente del Indepababis Augusto Montiel, en cerrar espacios públicos como las algunas discotecas, por aplicar discriminación tanto racial como en formas conexas, desde aquí nuestra felicitación para Montiel por su labor. Que dicho sea de paso es un rol que debería de desempeñar el ministerio público y la defensoría del pueblo que son los entes encargados de velar por el cumplimiento y respeto de las leyes.

Lo que nosotros no podemos permitir que ahora ubiquemos al Racismo y la Discriminación Racial en el Consumismo, es decir no podemos vincular esta tipo de prácticas exclusivamente en establecimientos nocturnos comerciales orientados con el lujo, el placer, la diversión productos del capitalismo y sus expresiones de clase dominante.

Cuidado con caer en esa trampa, el racismo y la discriminación racial están vivos en la cotidianidad de la sociedad venezolana y tiene múltiples formas de expresarse, así pues, que la cosa no es por las discotecas, porque eso solo es CONSUMISMO CAPITALISTA, además que permite la opción de escoger si yo quiero ir o no, o me gusta esos espacios, que no es igual, cuando muchas personas sufrimos o sufren de este tipo de prácticas a diario en muchos espacios y con muchas personas racistas que todavía mantienen esas actitudes.

De modo que solo alertamos para que no, caigamos en las provocaciones de la derecha racista y fascista y valga la redundancia, en seguir colocándonos trampas con el objeto de descalificar los avances que en materia de derechos humanos, el proceso bolivariano poco a poco ha ido revirtiendo a favor de los sectores sociales históricamente marginados.

Tienen la última palabra las instituciones como el ministerio público y la defensorio del pueblo, deben actuar , abrir procedimientos legales para sancionar y penalizar estas prácticas.

jorgeguerreroveloz@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2962 veces.



Jorge Guerrero Veloz

Miembro de la Red de Organizaciones Afro-Venezolanas. Autor del libro La presencia africana en Venezuela

 jorgeguerreroveloz@hotmail.com      @guerrero_veloz

Visite el perfil de Jorge Guerrero Veloz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: