Chávez, Siempre Chávez y el Trapo Rojo

Los venezolanos y los militantes del PSUV, si de algo tenemos que lamentarnos mucho, evidentemente ese lamento tendría que ver con la existencia de un único Chávez sin posibilidades de copia y clon. Chávez es una de esas personas extrañas en la política. Ha sido capaz de perdonar a los que intentaron su muerte con el golpe de Estado y ahora ligan a que el cáncer acabe con él. Perdono a los meritocráticos de la antigua PDVSA que le produjeron un inmenso daño al país con el paro petrolero, cuando es meritocracia metió al país en un total zozobra y produjo miles de dólares en perdida. 

Este viernes 29/07/2011, Chávez no logra producir una sorpresa pero llega a mostrarnos lo que verdaderamente es como líder, aunque hay que decirlo, en algunas ocasiones muestra un nivel de cierto autoritarismo que lamentablemente no sirve para mucho porque igual no le hacen caso.

 Chávez ha sido capaz de reconocer públicamente sus equivocaciones y los errores en los cuales ha incurrido el proyecto. Lanzó una crítica y alerta que le llevó a pedir una primera revisión, rectificación y reimpulso (primeras 3R). No pasó mucho con esta primera solicitud de revisión y luego lanzó otra alerta para emprender otro proceso de revisión, rectificación y reimpulso, que si a ver vamos, igualmente no ha producido muchos cambios en algunas instancias de poder. Chávez llamó a esta nueva revisión como 3R al cuadrado. 

Chávez siente y percibe que en algunos espacios de gestión (Ministerios, Alcaldías y gobernaciones)  las cosas no caminaban (ni caminan)  en la dirección correcta y solicita este proceso de revisión que lamentablemente no produce los efectos deseados. Hay alcaldías con alcaldes que parecen un guyamate[i] o un cardenalito muy rojo, pero que viven  agudamente enfermo de capitalismo y de antivalores. Su horizonte de vida que llevan solapadamente en sus “conciencias” no es “vivir viviendo” sino vivir con sus antivalores en lujosas urbanizaciones porque el barrio ya fue un momento o época superada. En estos casos, tal y como lo argumentó el Presidente en esta reciente alocución, cualquier sugerencia al socialismo es vacua, porque el socialismo no se logra con esa superficialidad y morisquetas de poner nombre de socialista a las cosas. El socialismo es una forma de conducir e entender  la vida y de entender al otro. No comprenderse individualmente rojo en función de valores capitalistas.

 A pesar de esta insistencia frecuente del Presidente por revisar y revisarnos,  no se entienden cómo continúan erosionado la factibilidad del proyecto sin una advertencia y un llamado público a que logren comportase como está previsto en todos los instrumentos que se han elaborado para conducir el proyecto y conducirnos bajo la nueva ética. 

En esta ocasión, Chávez enviste contra el sectarismo y enviste también contra el trapo rojo que se ha convertido sin lugar a dudas en una manera muy simplona de dejarse ver como revolucionario. Probablemente este asunto de cuestionar las prendas rojas pueda verse como un crítica también simplona, pero tiene su fondo. Es algo más que cuestionar una forma de presentarse. El sentido profundo de esta aparente  crítica simple, va con la otra reflexión que lanzó dirigida a revisar y modificar nuestra consigna por la lógica que comunica.

 Tenemos que lamentarnos que hay un único Chávez y que después de él, nadie es capaz de soltar una crítica porque teme  salirse de la tutela del Comandante. Faltaría que en una próxima reflexión, Chávez les solicitara a los miembros de la Dirección Nacional que dijeran algo propio para enterarnos de su existencia. Hasta ahora, hemos visto que aprendieron a cuestionar a la oposición porque ahí no hay riesgo de no ser reconocido por el papá que los mantienen paraditos. Piensen, sugieran, animen y vitalicen al proyecto con iniciativas, prácticas y críticas propias. Es una manera de ir construyendo ese socialismo. 

Desafortunadamente no hay más Chávez para impedir que sus ideas y sugerencias  vayan quedándose en el camino o su concreción en la práctica cueste mucho realizarlas

 

evaristomarcano@cantv.net

 


[i] Guyamate llamamos en Margarita a una especie de pájaro en la cual el macho toma un color rojo intenso. Es una lindura de pájaro



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1470 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a127614.htmlCd0NV CAC = Y co = US