Sentir bolivariano

Bolivar sigue vivo

228 años cumple nuestro Padre Simón Bolívar, el hacedor de Libertad y de conciencias, quien dos siglos después de su natalicio sigue siendo; y cada día  con mayor fuerza, el estandarte de nuestra batalla revolucionaria, socialista, humanista y antiimperialista. Es y será siempre el Comandante  en  Jefe de nuestra Revolución Bolivariana.

Mucha de la historia que sería maravilloso recordar en este espacio se nos queda en el tintero, ya que la continuidad histórica de su pensamiento y de su ejemplo, constituyen la referencia de nuestro destino de hoy, referencia de identidad cultural y de auténtico sentimiento antiimperialista. Savia viva para la lucha que continúa en los pueblos Nuestro Americanos, conscientes de  las raíces que nos unen y que nos permiten asegurar que tenemos  una historia común; pero igualmente un enemigo común.

Pensando en tantas hazañas, enseñanzas y lecciones de vida que nos dejó nuestro Libertador, quisiera recordar acá algunas de las citas que reflejan el pensamiento libertario de ese gran hombre; parte de lo que constituye hoy, la doctrina bolivariana de nuestra revolución. No son las únicas,  por supuesto, pero forman parte de las que a mi juicio, deben mantenerse con mucha fuerza, en nuestra conciencia, interpretándolas, sintiéndolas y haciéndolas vivas como bases  de gran peso para la construcción de la Patria Nueva.

La primera de éstas, el juramento en el Monte Sacro “¡Juro delante de usted; juro por el Dios de mis padres; juro por ellos; juro por mi honor, y juro por mi Patria, que no daré descanso a mi brazo, ni reposo a mi alma, hasta que haya roto las cadenas que nos oprimen por voluntad del poder español!”. Juramento que hoy sigue vigente y se ha convertido en  el compromiso de todos los revolucionarios (as) de esta época bicentenaria, ya no contra la opresión del imperio español; pero si por la elevación de nuestra conciencia revolucionaria, para seguir rompiendo cadenas que, de alguna manera, obstaculizan el camino hacia la consolidación de nuestro Socialismo. Romper las cadenas del sectarismo, del individualismo que aún impera, las cadenas del egoísmo, del reformismo, entre otros.

Pero además; y teniendo aún relación con ese mismo juramento de Bolívar, nunca podemos olvidar que fue él, el primer luchador revolucionario en denunciar la presencia del imperialismo norteamericano, al proclamar su esclarecida reprimenda: “Los Estados Unidos parecen destinados por la Providencia para plagar la América de miseria a nombre de la Libertad”

El momento histórico de la lucha libertaria de Bolívar era de carácter anticolonialista frente al sistema esclavista establecido por el imperio español; en nuestra historia reciente, la estructura de dominación se ha cimentado en Nuestra América a través del sistema capitalista implantado por el imperio norteamericano; sistema que realmente ha plagado de miseria nuestros espacios en nombre de una falsa libertad y que, gracias al despertar de nuestros pueblos, en varios territorios de la Patria Grande, ya se avanza con pasos concretos hacia la construcción de nuevos estados progresistas. Avance que continúa tratando de frenar ese imperio del norte; y es por ello por lo que seguimos, con Bolívar, en la lucha diaria y permanente para no permitir que nos vuelvan a colocar las cadenas de la dominación.

Y precisamente, por ese despertar de los pueblos, también me permito recordar otro de sus profundos pensamientos, relacionado con la necesidad de educar integralmente al pueblo: "un pueblo ignorante es un instrumento ciego de su propia destrucción". Que sapiencia en sus palabras. Después de un largo letargo, y gracias a la gesta de la revolución bolivariana, hoy el futuro cierto de nuestra patria se forma, se instruye y crece a través de tantos planes educativos, de las nobles misiones educativas, donde no sólo niños y jóvenes tienen el derecho y la condición gratuita de estudiar, sino también los ya no tan jóvenes, quienes indudablemente han alimentado su pensamiento, su identidad y sus ganas de simplemente… saber. Formación integral del nuevo ciudadano, de la nueva ciudadana, dentro de la consolidación del proyecto eterno de Bolívar.

Otra de las enseñanzas del Libertador que deseo remembrar, que también hoy continúa más vigente que nunca, es la relacionada con el sistema de gobierno que debemos terminar de construir en esta nueva época: “El sistema de gobierno más perfecto es aquel que produce mayor suma de felicidad posible, mayor suma de seguridad social y mayor suma de estabilidad política”. En su emotivo y fogoso discurso de Angostura, nuestro Padre fue certero; y hoy sus palabras no han sido descartadas; por el contrario, cada vez son más rescatadas por este gobierno bolivariano, con un norte claro que apunta, sin duda alguna, a la construcción del socialismo bolivariano, donde el pensamiento de Bolívar sigue y seguirá siendo reivindicado y adecuado a nuestro contexto actual.

El pensamiento de Nuestro Padre evoluciona hacia el socialismo, su doctrina está  vigente.  Él no pudo ver concretados sus ideales, incluso sintió haber "arado en el mar"; pero ahora,  la oportunidad de cristalizar sus objetivos libertarios e integradores es histórica, y todos(as) debemos seguir trabajando para ello.

Esa tarea que quedó inconclusa por parte de nuestros próceres luchadores, une a la América Latina y al Caribe; y hoy, como nunca, con una oportunidad, para nada utópica, de romper con el modelo hegemónico impuesto por el imperio norteamericano y darle paso definitivamente a la multipolaridad, a la autodeterminación de los pueblos independientes, libres y soberanos.

Compatriotas, camaradas, es necesario, hoy mas que nunca, seguir estudiando y practicando el pensamiento bolivariano, alentar en los corazones de nuestras generaciones futuras el sueño bolivariano, porque no basta con aprenderlo, debemos sentirlo y vivirlo… A doscientos años de iniciada aquella lucha incansable, hoy tenemos que reconocer el profundo ideario libertario del eterno Líder de nuestra gesta patria, que se hace más vigente en el tiempo y que se mantendrá como un haz de luz en nuestro planteamiento revolucionario… Justo es entonces, devolverle con creces  su intención de lucha por la felicidad de los mas débiles y del pueblo todo… Justo, además, que sigamos haciendo, lo humanamente posible, por alcanzar la unidad plena de este, el pueblo nuestro-americano.

¡Bolívar vive hoy más que nunca!!!

¡Hasta la victoria siempre!!. 

Viviremos y Venceremos!! 

25 de julio de 2011 
 
 sentirbolivarianobarinas@gmail.com
 

 
 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1677 veces.



Adán Chávez Frías


Visite el perfil de Adán Chávez Frías para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Adán Chávez Frías

Adán Chávez Frías

Más artículos de este autor