La lucha por la independencia continúa

De 1811 a 2011- Doscientos años


El proyecto independentista comenzó hace 500 años, cuando los primeros habitantes del suelo americano se revelaron ante la invasión extranjera, heroicos combates se suscitaron entre los pechos desnudos de nuestros indígenas, que con el corazón abierto defendían su propia esencia y los acorazados invasores quienes con el corazón oculto tras una coraza de acero imponían su invasión. 

Una vez establecidas las primera poblaciones invasoras, la rebelión originaria se transformó en una serie de escaramuzas planificadas con sigilo, así nos llega la rebelión del negro Miguel en las minas de Buria (actual Nirgua en el Estado Yaracuy) reseñada como la primera rebelión contra la esclavitud negra en la historia de Venezuela y de quien se piensa fue, quizás algún rey o príncipe africano traído de esclavo a estas tierras y quien, una vez logrado el éxito de su sublevación se coronó Rey, a su mujer Giomar como reina y nombró príncipe heredero a su hijo pequeño; esta rebelión primera tiene su origen en el instinto supremo del hombre a ser libre y fue sofocada por el ejercito español matando a Miguel en combate. 

Luego viene una rebelión mas organizada y con fundamentos políticos firmemente establecidos; José Leonardo Chirinos, un negro letrado proveniente de Haiti quien vino como esclavo a una hacienda en Coro y se convierte en el guía de la nueva insurrección; esta se fundamentó en el rumor de que el Rey de España había ordenado hace tiempo la liberación de los esclavos pero las autoridades de la colonia lo tenían oculto, planteaba además la instauración de un Republica como la francesa. Una vez tomada la hacienda donde habita comienza la rebelión, mas al atacar a la ciudad de Coro su desordenada escuadra es demolida por la defensa española; José Leonardo Chirinos se interna en las montañas pero tiempo después es delatado, enjuiciado, ahorcado y su cuerpo desmembrado para ser colocado en los cuatro puntos cardinales en señal de advertencia: Primera de estas actuaciones españoles en la historia de la revolución libertadora. 

Este intento sirvió  para que los españoles rectificaran en algunos puntos sobre impuesto y trato a los esclavos; sin embargo el germen de la insurrección estaba sembrado, tiempo después y esta vez en la ciudad de Caracas un movimiento insurreccional mejor planificado y con mayor estructura política sucede; la conspiración de Gual y España.  

Manuel Gual, capitán de infantería y José Maria España, teniente de Justicia, vienen sufriendo las molestias causadas por la injusta relación entre las clases y declaran su simpatía a la rebelión de Chirinos en Coro ocurrida muchos años atrás, a esto se le suma la llegada a La Guaira de presos españoles a quienes por conspirar contre el Rey para hacer una revolución como la francesa, la pena de muerte les había sido conmutada por cadena perpetua en una cárcel de América. Estos presos no tardaron en contactar a Gual y España, a quienes instruyeron en la organización de la sedición; descubierta esta cuando estaba a punto de concretarse, fueron pasados por las armas la mayoría de los comprometidos; Gual y España escapan a Trinidad y luego recorrieron algunas islas del caribe. No mucho tiempo después José Maria España regresa a Venezuela es capturado, enjuiciado, ahorcado en la plaza mayor de Caracas y su cuerpo desmembrado y colocado en los cuatro puntos cardinales. Manuel Gual muere envenenado en Trinidad. 

Casi diez años después viene la invasión de Miranda, quien desembarca en Coro, donde no recibe la mas mínima aceptación popular, la población abandonó la ciudad y se internó en las sierras; debido a esto regresa sin haber disparado un solo tiro, dejando solo como gesto emancipador la bandera tricolor ondeando y los edictos libertarios pegados en las paredes. 

Entre estos avatares la lucha oculta continuó, el Joven Bolívar en el Monte Sacro (Roma) hacía un juramento que marcaría su vida y su destino; luego vendría el 19 de Abril de 1810, donde con la excusa de la invasión de Francia a España, la alta sociedad caraqueña decidiría mantenerse fiel a su Rey por lo que rompe toda relación con la España dominada, hasta tanto no se reponga en el mando su “adorado Rey Fernando VII”. 

Un año después ese tímido intento de separación se concretaría en una insólita Declaración Firme de Independencia; a este movimiento se suman siete de las diez provincias que conforman la Capitanía General de Venezuela, quedándose por fuera Maracaibo, Coro y Guayana, las cuales se incorporarían mas tarde, siendo la ultima de de Guayana. 

La guerra fue inevitable, éxitos y fracaso marcarían la larga jornada, hasta que la balanza se inclinó por la expulsión definitiva de los españoles y sus aliados del territorio americano. 

Doscientos años después la independencia sigue siendo un anhelo, proyectos inservibles, traiciones y mas traiciones sobrevivieron a la retirada del imperio español. El proyecto de unión continental propuesto por Bolívar fue desechado  

Después de la liberación de América; el lazo de unión que representó la monarquía española durante la colonia, debía ser sustituido por un gran gobierno continental, que conservara la unión del hemisferio heredada de España e hiciera posible que la independencia significara para América no un retroceso sino un progreso efectivo con respecto a su pasado colonial. 

Bolívar intuyó  tempranamente que pueblos atrasados y sin los conocimientos necesarios para la administración inteligente de sus recursos, solo tenían un camino para sobrevivir con independencia: la agrupación, en vastos territorios, de grandes masas de población.  

Hoy doscientos años después nace UNASUR (Unión de Naciones del Sur), hoy doscientos años después nace la CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) hoy doscientos años después podemos decir que el espíritu Bolivariano sigue vivo y el proyecto continua, Bolívar claramente separó su proyecto en dos etapas: la Independencia y la Unión e indicó que solo la concreción de estas dos daría a la América del Sur la grandeza y a los hombres y mujeres que la habitasen, la libertad plena. 

La primera etapa fue cumplida bajo la dirección del genio militar de Bolívar y gracias a la audacia y valentía de los héroes que se inmortalizaron en tan grande epopeya. 

La segunda nos corresponde a nosotros, los herederos de su doctrina política y sus ideales; por eso, a doscientos años de la gesta que se inicio en 1811, estamos avanzando de la mano de los gobiernos progresistas que, desempolvando la espada del ideal Bolivariano y su pensamiento, han ido recobrando el poder político en la América de Bolívar y San Martín; nuestra América. 

Como regalo a esta magna fecha, trabajemos en consolidar la unión para que, rindiendo Honor al negro Miguel, a José Leonardo Chirinos, a Miranda, a Manuel Gual, a Pedro Maria España a los héroes todos que combatieron para sellar la independencia y a quienes luego la defendieron como Zamora al grito de ¡Tierra y hombres libres!, un día no lejano podamos escribir nuestro máximo homenaje póstumo al grande de los grandes, y entonces sobre el bronce con letras de oro le digamos al Grande de los Grandes:  
 

BOLIVAR NO HAS ARADO EN EL MAR 

 oscarajimenezr@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2531 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: