Nuestro amigo Chomsky y el caso Afiuni

Toda revolución “cuando es verdadera…”, como decía el comandante Guevara, es la más sublime de cuantos emprendimientos y realizaciones ha tenido la Humanidad a lo largo de su historia, tanto por las motivaciones altruistas de quienes la impulsan como por su aporte a las ideas que favorecen el desarrollo social de los pueblos y el avance civilizatorio del género humano.

Pero como toda obra del ingenio y la voluntad humana, una revolución esta llena de imperfecciones, fallas y hasta desviaciones que producen diversas reacciones en el cuerpo social de la revolución y entre quienes no siendo parte orgánica de ella, muestran pública y comprometidas simpatías con su desarrollo las cuales, por estar motivadas por sentimientos sinceros de solidaridad y de afirmación de los valores superiores que reconocen en una revolución, deben ser oportuna y adecuadamente valorados y considerados por quienes tiene responsabilidades de dirección revolucionaria, aún cuando no compartan en su forma, medio y contenido la totalidad de las opiniones que se expresen.

Esa consideración a los amigos de la revolución no supone aceptación pasiva de sus criticas y exigencias, sino que debe formar parte, junto al conjunto del proceso de debate que se desarrolla en el seno de la revolución misma, una discusión fraterna y respetuosa, que ponga el acento en la solución de las diferencias, la superación amigable de las contradicciones no antagónicas, la defensa de las ideas que consideramos correctas y La toma de medidas que favorezcan el fortalecimiento de la revolución y la derrota de los enemigos internos y externos.

El amigo Noam Chomsky ha respondido positivamente a una solicitud de un lobby político de la derecha venezolana residente en los Estados Unidos de América, llamada CARR CENTER, para que se pronuncie sobre la situación judicial de la exjueza penal del Area Metropolitana de Caracas, Maria Lourdes Afiuni, quien se encuentra procesada por diversos delitos relacionados con la libertad fraudulenta y fuga al exterior del país del banquero delincuente Eligio Cedeño, cuyo caso la derecha golpista nacional e internacional lo ha convertido en un hecho emblemático para el ataque a la revolución bolivariana, denunciando la supuesta inexistencia de Estado de Derecho y de Separación de los Poderes Públicos, lo cual ha llevado pronunciamientos de la disminuida Amnistía Internacional y de algunos mecanismos de derechos humanos de la ONU y la OEA, controlados por su canalla y mercenaria diplomacia, servil a los intereses imperialistas.

El valor político de Chomsky y tantos otros intelectuales que han expresado algunas criticas sobre determinadas medidas, sin cuestionar su respeto y apoyo a la revolución bolivariana, debe ser respondida, no con medidas de “gracia”, para esconder disensos y mantener solidaridades fingidas, sino con debates sinceros sobre todos los factores que concurren en la toma de determinadas decisiones por parte de los órganos del Estado y de la dirección de la revolución, con el fin de que comprendan el motivo y fundamento de tales decisiones y puedan asumir los hechos a partir, no solo de la visión parcial de algunos amigos de la revolución y menos, de la manipuladora derecha interna e internacional sino, también, de la visión que la dirección revolucionaria tienen sobre tales acontecimientos.

No hay que tenerle miedo al debate de las ideas; todo lo contrario, ello es esencial para fortalecer la revolución y las relaciones de amistad y la solidaridad con nuestros amigos del mundo, quienes pueden ser, involuntariamente, objeto de influencias de operadores contra revolucionarios para enemistarnos con quienes mantienen una clara y honesta posición de comprensión y solidaridad con nuestra revolución bolivariana.

yoelpmarcano@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2775 veces.



Yoel Pérez Marcano


Visite el perfil de Yoel Pérez Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a126124.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO