Pildoritas 105 (año 04)

La autocrítica:

Lo acaba de repetir José Vicente en su programa de los domingos, pues no es la primera vez, lo ha dicho el mismísimo presidente: el pueblo debe hacer autocrítica, increpar e interpelar al funcionario público a sabiendas de que cuando la hace es con la buena intención de que se resuelvan los problemas, las fallas, los errores que bien sabemos se suceden en la gestión revolucionaria; en esta página especialmente podemos leer casi a diario denuncias de los articulistas, entre ellos este humilde servidor sobre hechos que son resultado de la ineficiencia de muchos funcionarios que con su actitud pareciera que están puestos en los cargos que detentan, por los enemigos del proceso y con una clara misión de entorpecer, de sabotear la gestión de gobierno sobre todo en las pequeñas cosas, los pequeños detalles, que por pequeños no dejan de ser muy sensibles para el común del pueblo.

Por falta de la critica que proviene del sector revolucionario no es que suceden cosas como la que yo, entre otros he venido denunciando sobre el derroche de la energía eléctrica en calles y avenidas de las ciudades y a ello hay que agregar la que se derrocha en oficinas de entes públicos.

No hay que ser clarividente para no dar como un hecho que ante la proximidad del inicio de una campaña electoral, van a arreciar los intentos de sabotaje desde dentro, que se van a mover las piezas que nos tienen infiltradas y que trabajan para el enemigo, a fin de por esa vía intentar aumentar el descontento, y que la dificultades que los venezolanos puedan vivir como consecuencia, se la lleven en su mente hasta el momento en que estén frente a la maquina de votación y de la manera más simplista voten contra la revolución, Bien sabemos que esa es la esperanza que abriga el oposicionismo porque es claro que no tienen oferta alternativa, no tiene programa ni proyecto a no ser el de salir de Chávez a como dé lugar.

Por ello no debemos parar de criticar e incluso tomar iniciativas cuando nos sintamos defraudados y comprobemos que no somos atendidos, como las de recoger firmas entre las víctimas del burocratismo, que encierra ineficiencia, negligencia y obstruccionismo, para si fuese necesario hacer denuncias ante las Fiscalía del Ministerio Público, Defensoría del Pueblo y opinión pública a través de nuestros medios, porque bien sabemos que los que manejan la derecha, forman parte del tinglado desestabilizador; Ahí los tenemos con el problema de los dos Rodeo, mintiendo, incitando a la rebelión, prácticamente adoptando como héroes a la caterva de criminales que con las armas introducidas a los penales por falsos revolucionarios, en puestos claves, dominan toda una población e imponen su Ley de terror y miedo.

Estos meses que faltan, la revolución, más que hacer proselitismo, debe esmerarse en cuidar sus conquistas y cumplir con las que han de venir, porque allí, es donde el enemigo va a concentrar todos sus esfuerzos, por un lado tergiversando cualquier información positiva, ocultando los logros y por otro lado moviendo sus piezas camufladas dentro del proceso para que se multipliquen los sabotajes a los servicios, se profundice la crisis carcelaria, las dificultades para que el pueblo acceda a los entes públicos sea cada día más engorrosa es decir crear un ambiente tal que le traiga al venezolano votante desasosiego, hasta el punto de olvidar en el momento de sufragar las enormes conquistas logradas para su beneficio y el de su familia por la Revolución

Por ello se hace necesario aguzar el oído, la vista y la pluma para no parar en la denuncia, a todos los niveles.

Quienes tenemos el honor de escribir por esta página que prácticamente ya conformamos una familia, coincidente en propósitos, deberíamos establecer una especie de cruzada para buscar la manera de que quienes tienen poder de decisión, tengan como tarea leer Aporrea, porque por aquí podrían enterarse de muchas situaciones que si se resolviesen a tiempo, no tendríamos que contar con tanto contrarrevolucionario, que bien sabemos se encuentran en la acera de enfrente, por pequeños detalles, pues lamentablemente no hemos podido o no hemos sabido, inyectar en el espíritu de muchos la fortaleza que dan los principios y la ideología, para dotarlos de una barrera contra la que se estrellen los cantos de sirenas, los agoreros, los mentirosos e incluso los que desde dentro son los mejores aliados de la contrarrevolución.-

Tenía que ser Ismael, un claro ejemplo de un despojo de la política venezolana.

No sé qué otra cosa se puede esperar de un traidor, icono del “saltatalaquerismo” más deprimente, cobarde y entreguista de político alguno, sin moral y sin vergüenza.

No le bastó a este portento de la deslealtad, con entregarse a quienes tildó de lo que le vino en gana, con los gritos destemplados que le caracterizan, vender su conciencia, no por treinta monedas, sino por unas horas de programa en la caldera del diablo, para desde allí vomitar boñiga oral, contra quienes le dieron la oportunidad de ganarse el cariño de la gente porque el líder le levantó la mano y le pidió al pueblo favorecerlo con su voto, pues de otra manera no hubiese llegado donde llegó, pero tampoco ser protagonista para la historia de una de las traiciones más aberrantes contra los principios, que ahora cuando nos enteramos de su conducta servil y su practica del “martilleo” ante la embajada gringa y su solicitud de invadir la Patria, más repugnancia sentimos por un ser tan despreciable como el mismo diablo, a quien si se le uniese no dudaría en rechazar, pues a especimenes como éste lo que les queda es errar como el judío aquel, sin encontrar siquiera en qué palo ahorcarse.

Ahí tenemos pues de dónde tomar el ejemplo para hablarle, a nuestros hijos y nietos y a quienes en las próximas edades han de tomar las banderas de la Revolución, de lo que jamás se debe hacer, aunque bien sabemos que traidores nunca van a faltar, pero quizá jamás de la calaña de este despojo de lo más sucio de la política venezolana.-



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1874 veces.



Saúl Molina Z.


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: