En medio de la rebelión contra el oprobio

Simón Bolívar, Francisco de Miranda y otros patriotas a través de la Sociedad Patriótica, habían presionado a los indecisos diputados para que se pronunciaran por la emancipación de Venezuela y es así como el 5 de julio de 1811, el Congreso de la Provincia de Venezuela declara la Independencia. Unos días después, el 11 de julio, se produce en Los Teques la primera perturbación de los realistas a los gritos de: ¡Viva el Rey! Días más tarde estalla en Valencia un golpe contrarrevolucionario y el Marqués del Toro es comisionado para someter la sublevación, pero no le va bien y el General Francisco de Miranda tiene que acudir en su ayuda. A fines de 1811 el militar realista Domingo Monteverde, feroz y lleno de odio contra quienes están a favor de la joven República, organiza un ejército y entra a Carora dominando en poco tiempo esa plaza. El 26 de marzo de 1812, ya cuando la contrarrevolución había tomado cuerpo, un terremoto sacude gran parte del país y ello es utilizado por el clero reaccionario para decir a la asustada gente que eso era un castigo de Dios por haberse rebelado contra la autoridad del Rey español. Fue entonces cuando Bolívar demostró su liderazgo y su compromiso con la revolución y replica: "el cielo nada tiene que ver con nuestro movimiento para libertarnos del poder español... Si se opone la naturaleza lucharemos contra ella y haremos nos obedezca” El pueblo al conocer la acción de Bolívar ante el desastre, causado por el terremoto, le da un mayor apoyo precipitándose así los acontecimientos libertarios y la lucha por la independencia se generaliza en todo el país, pero el realista Monteverde sigue avanzado inconteniblemente. El ejército patriota indisciplinado, sin instrucción militar y carente de armamento, bajo el mando de Miranda, poco puede hacer para detener la ofensiva española. Bolívar es jefe militar de la importante plaza de Puerto Cabello, la traición de uno de sus oficiales echa por tierra sus planes y al observar que el enemigo se acerca tiene que escapar por mar hacía La Guaira, para no ser atrapado por los realistas, Miranda entre tanto, con sus 62 años de edad a cuestas, para evitar que Monteverde ahogue en sangre a Caracas, y tras recibir la aprobación de la Junta Nacional, negocia con los realistas la capitulación en la última semana de julio de 1,812; pero los chismes y las intrigas de los mantuanos caraqueños presentan a Miranda como quien quiere acabar con el movimiento independentista.

El traidor, Manuel María de las Casas, comandante de la guarnición de La Guaira colabora con Monteverde y junto al licenciado Miguel Peña finalmente persuaden a Bolívar y a un grupo de otros oficiales sobre la culpabilidad del viejo general caraqueño. Bolívar acompañado de otros militares fueron los encargados de hacer preso al generalísimo, quien después es entregado a los españoles por el encargado de su prisión. Bolívar logra embarcarse para Curazao de donde parte a Cartagena. Rápidamente consigue recursos y gente para seguir en la lucha en la zona del Magdalena y así lo hace hasta llegar a Tunja. En mayo de 1.813, Bolívar convence al Gobierno de la Nueva Granada para que lo ayude a combatir a los españoles en Venezuela. El 15 de junio ya está en Trujillo y desde allí emite su célebre “decreto de guerra a muerte” como respuesta a los horrores que vienen cometiendo los realistas. Peleando con indescriptible ardor se abre paso hasta llegar a Caracas, destruyendo tropas españolas bien pertrechadas; tal operación bélica dura noventa días y es la que se conoce en la historia con el nombre de Campaña Admirable. En Caracas es aclamado Libertador, y al salir de allí continúa luchando con éxitos y fracasos. En 1.814 el sanguinario Boves, al mando de llaneros, había convertido en un infierno gran parte del territorio venezolano. Bolívar lo combate en las dos batallas de San Mateo, en la primera batalla de Carabobo y en la Puerta. Boves triunfante avanza hacia Caracas.

Perseguido por las hordas realistas de Boves, Bolívar y gran cantidad de civiles se retiran hacia el Oriente del país. Al llegar a Barcelona con sus tropas diezmadas, sigue a Cumaná y Carúpano, embarcándose finalmente rumbo a Cartagena el 25 de septiembre de 1.814; acompañado de Santiago Mariño. En Tunja, el Congreso le tributa cordial recibimiento, otorgándole amplios poderes para la campaña de Santa Fe de Bogotá que estaba en poder de los realistas. Bolívar expulsa a los españoles de esa ciudad y avanza sobre Santa Marta, pero llegada una nueva expedición militar española le impide tomar esa plaza. Bolívar de Colombia se traslada a Jamaica en mayo de 1.815, allí escribe la célebre "Carta de Jamaica", en la cual hace un certero análisis de las causas de la derrota y de lo que debe hacerse definitivamente para lograr la libertad. Bolívar después de algún tiempo es obligado a salir de Jamaica y entonces marcha hacia Haití.

joseameliach@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1867 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a125432.htmlCd0NV CAC = Y co = US