La contra Misión Vivienda Venezuela


Suramérica ha dado un paso trascendente en su objetivo de alcanzar su independencia plena, eligiendo a Ollanta Humala, el Nacionalista, como Presidente de la hermana República Bolivariana de Perú, felicitaciones a ese pueblo pobre que se abalanzó contra Lima, liberándola del yugo imperial. Y mientras, nuestro continente sigue revolucionándose, en la Patria de Simón Bolívar, la Gran Misión Vivienda Venezuela arrancó con pie zurdo, cerca de 1 millón 163 familias, se registraron, lo que da un universo cercano a los 6 millones de compatriotas inscritos, en esta primera ronda de la Misión que ahora se abre en abanico hacia otras regiones de nuestro territorio Patrio. Eleazar Díaz Rangel en su columna dominical nos da luces sobre los orígenes de esta magna Misión: “Me contó el presidente Chávez que la idea de la supermisión Vivienda se le ocurrió en noviembre del año pasado, cerca de La Victoria, y mandó a detener la camioneta, le pidieron que no se bajara, pero lo hizo y vió el cuadro de miseria en unos ranchos. “Desde entonces comencé a pensar cómo resolver ese problema, pero no para unos cuantos, sino para todos los pobres, son los que más lo necesitan”. Se juega algo más que su credibilidad, la reelección…” (Los Domingos de Díaz Rangel, Últimas Noticias, 05-06-2011).

  En la narración, el Camarada Chávez, nos deja evidencia de su entrega plena a la causa por las/los pobres de la Patria, a veces pensamos: ¿qué sería de nuestra Patria si pudiéramos contar, no con uno solo, sino cientos y miles de Chávez? Pues, no tendríamos los gravísimos problemas que encontramos, hoy en día, cuando recorremos los distintos rincones de la Patria y nos topamos no con un “cuadro de miseria en unos ranchos”, sino centenares de esos cuadros y, para vergüenza nuestra, en territorios patrios gobernados por camaradas militantes de la Revolución Bolivariana, cuyas gestiones necesitan, en mucho, de esa entrega que embarga el sentimiento revolucionario del Camarada Chávez. Y de eso se nutre, en mucho, nuestra Gran Misión Vivienda Venezuela, la misión de las misiones. La fase de registro ya está en curso y culminada su primera etapa, así como la de construcción de soluciones habitacionales, que va en paralelo, hasta cumplir la meta de 150 mil viviendas este año, 200 mil el próximo y avanzar hasta la meta plena de 2 millones de unidades habitacionales para nuestro Pueblo.

  Esta magna Misión, desde sus inicios, el oposicionismo apátrida pro imperialista, le ha declarado la guerra a muerte; primero, de manera subliminal, atacando la Ley Habilitante, que constituye un elemento fundamental para su ejecución y concreción, involucrando hasta el mismísimo Insulza, y con ello, a la OEA, en sus ataques desenfrenados contra la magna Misión. Al no poder hacer retroceder al Gobierno Revolucionario, de sus planes de dotar de vivienda a nuestro hermanos/hermanas necesitadas de tan importante beneficio, a través de sus agentes en nuestro territorio patrio, procedieron a crear matrices de opinión tendientes a generar confusión entre nuestro pueblo, mediante mecanismos de propaganda, desmotivando la posibilidad de que las metas planteadas, de construcción de viviendas, y los plazos eran irrealizables y, por ende, la Misión era un engaño. Pero a nuestro pueblo, no le hicieron ni coquito esas campañas opositoras, y acudió masivamente a los sitios de registro, manifestando con ello, su disposición a ser partícipes del reto constructivo en que nos ha metido a todas/todos los venezolanos el Camarada Chávez.

  No solo del campo imperialista y oposicionista, han surgido voces y campañas contra la magna Misión Gran Vivienda Venezuela. En el campo de la Revolución Bolivariana, incluso, han surgido voceros/voceras que le han hecho la cruz. Ya el propio Camarada Chávez, a finales del año pasado y comienzos de este 2011, denunciaba la actitud saboteadora  del  “alcalde insensible”, así lo llamó en su momento, del Municipio Tomás Lander, Ocumare del Tuy, quien, a través de funcionarios/funcionarias de esa alcaldía, movilizaba compatriotas de ese municipio para impedir que hermanos/hermanas damnificadas por las lluvias, caídas a finales de 2010, pudieran mudarse a viviendas ubicadas en ese municipio. Más recientemente, incluso, el CICPC detuvo a la jefa del Instituto de la Vivienda de esa alcaldía, presuntamente incitando a vecinos/vecinas de ese municipio a sabotear la Misión en Ocumare del Tuy, siendo liberada tras la intervención del propio “alcalde insensible”.

  Otra situación que evidencia la Contra Misión Vivienda, es lo que ocurre en el Municipio Bolivariano Santiago Mariño, del Estado Aragua; con la comunidad Misión Cristo del Asentamiento Campesino La Providencia. Allí, 233 familias, quienes desde hace siete años se radicaron en terrenos de privados, residenciados en el exterior, quienes tenían esos terrenos como latifundios, engordándolos. Pues bien, nuestro pueblo pobre necesitado de viviendas se radicó en esos terrenos y allí construyó sus ranchos con zinc y madera, viviendas precarias y sin condiciones mínimas de habitabilidad y confortabilidad, pero en esos pequeños espacios se fueron constituyendo como comunidad organizada, en Consejo Comunal, llenos de esperanzas en un futuro mejor. Eran los años en que el Estado Aragua era gobernado por los traidores de Podemos, y el hoy fugitivo de nuestra justicia, Didalco Bolívar, era gobernador. De esos lados, proviene la hoy alcaldesa, en filas psuvistas, Tibisay Guevara, a quien le ha tocado atender este problema, para infortunio de ese pueblo organizado alrededor de la Misión Cristo. Pues, pese a que dicha alcaldesa es la representante de los alcaldes del Estado Aragua en el Consejo Federal de Gobierno, en dicha instancia de poder nacional, no reposa proyecto alguno, habitacional, que represente el espacio territorial que ocupan esas 233 familias, organizadas alrededor de la Misión Cristo. Puro bla bla bla e insinuaciones de que no se dirijan a protestar a Miraflores, porque si no quedan como la guayabera, de cualquier plan de vivienda, es lo que proviene de las filas del poder municipal de ese Estado, logrando hasta ahora, que ese grupo familiar organizado se inhiba de manifestar públicamente su descontento ante la parálisis de las respuestas oportunas a su gran necesidad de ser tomados en cuenta.

  Hoy, desde la alcaldía, y con la magna Misión Vivienda en curso, la propuesta que se les ha hecho a esas 233 familias, es su reubicación en parcelas, dentro del mismo terreno, de 80 metros cuadrados, y que cada familia proceda a construir su vivienda según su poder adquisitivo y  a su conveniencia, como se hacía en la cuarta república; incluso, para la semana pasada esperaban, ansiosos/ansiosas, la visita del gobernador Isea, quien les embarcó, según y que haría entrega de la parcelas. De allí nuestro llamado al camarada gobernador a NO convalidar la Contra Misión que pretenden montarle a nuestro pueblo, en ese territorio patrio que tanto impactó al camarada Presidente y lo conminó a darle nacimiento a la magna Misión.

  Es la propia “Contra Misión Vivienda Venezuela”, de la cual debe enterarse el Camarada Chávez, quien debe darse por enterado de esta situación y mandar una misión a contactar estas/estos compatriotas e involucrarlos dentro de los planes de la Gran Misión Vivienda Venezuela. Rescatarlos/rescatarlas de los planes de la “Contra Misión” y darles el tratamiento igualitario que, como venezolanos/venezolanas, tienen derecho. Su derecho a tener una vivienda digna y un hábitat confortable, todo dentro de la Gran Misión, nada fuera de ella… 

Caracas, 07 de junio de 2011 
 

henryesc@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4958 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a124759.htmlCd0NV CAC = Y co = US