Los “colaboracionistas” la vergüenza del país

No podía esperarse otra cosa de quienes se mantienen en Washington y en Nueva York implorando una invasión contra Venezuela. La que pusieron en la Asamblea Nacional al negarse a rechazar la agresión gringa contra Venezuela y contra la OPEP, UNASUR, Alba y demás foros libertarios del mundo, les dejó el trasero al aire, para que los electores patriotas se lo quemen en los próximos comicios.

Nada tiene de extraño que quienes cayeron en su trampa y les dieron el voto para que llegaran a la Asamblea Nacional, asqueados por esa posición colaboracionista, les despierte el sentimiento patrio,se arrepientan del error cometido y en próximas jornadas de elección popular les cobren con el repudio, la traición a la patria.

La peor figura en el ámbito político es la del colaboracionismo, que en la España imperial lo representaron los “Afrancesados” que arriaron sus banderas y se pusieron al lado de “Pepe Botella” (José Bonaparte) hermano de Napoleón, que tras la abdicación ocupó el trono español . A esos colaboracionistas una vez derrotada la invasión les esperó el premio del garrote vil.

Pero en una revolución como la bolivariana, donde priva el amor, la solidaridad y la llama libertaria hay un premio que se merecen los “Agringados” de la AN, el repudio popular para despojarlos por la vía del revocatorio de una curúles que en mala hora y para vergüenza nuestra alcanzaron en un espacio tan sagrado, digno y que debe estar a tiempo completo en defensa de la patria y su soberanía, como lo es el parlamento nacional.

La Jauría Internacional se enfurece, las hienas quieren más sangre y más sangre de las mismas raíces. Bastante han derramado en Palestina a través del gobierno sionista de Israel brazo armado del imperio del norte y de Europa, otro tanto han hecho en Irak, Afganistan y ahora en Libia, todo con un solo fin, adueñarse de los recursos energéticos de los pueblos del mundo y en el caso Libia, los acuíferos también, para saciar su voracidad.

Esta furia imperial, amen de tener un fin económico, es racista y de allí que los “errores” de los portadores de la “Libertad”, siempre dejan decenas de niños, ancianos, mujeres y hombres civiles muertos en los campos arrasados con los bombardeos criminales, que ahora ejecutan a través de una maquinaria del terror y muerte, como lo es la OTAN, otro cipayo del cobarde imperio que siempre busca subterfugios para justificar sus acciones de rapiña.

Por eso están equivocados los “colaboracionistas” que piensan que la garra criminal de los Marines y Contratistas no les va a alcanzar en una agresión armada contra el suelo bolivariano. No se olviden que Venezuela por su sincretismo producto primero de la invasión y luego de la tradición de hospitalidad es un país que es latino, pero también es árabe, africano y por supuesto con su fuerte contenido europeo, lo que nos hace desde el punto de vista étnico una comunidad especial.

Esto basta para que los catiritos de ojitos azules que vengan a traernos “el orden y la libertad”, tengan la libertad y las instrucciones para matar, damas, caballeros, adultos, adultos mayores y carajitos, porque a fin de cuentas todos son enemigos y sobre todo obstáculos para sus fines de recolonización.

Ahí les reiteramos los ejemplos de Palestina, Libia, Irak, Afganistan, Pakistan y demás territorios ocupados por los modernos filibusteros del mundo. No hay medias tintas o somos hijos de la Patria Grande, revolucionarios, defensores de nuestros recursos y soberanía o somos traidores colaboracionista para vergüenza del país

Periodista* CNP 2414 cd2620@gmail.com cadiz2021@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1785 veces.



Cástor Díaz*

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: