A la opinión pública en general

Seamos más sangre fría cuando analicemos un caso: Las dudas no deben recaer en el gobierno de Chávez

Todos sabemos de la falta de derechos civiles en la Colombia hermana, también de la violación sistemática de los derechos humanos, de la impunidad cobarde y aberrante de su elite, igualmente el padrinazgo gringo ante tal situación.
Pero en lo referente al caso del señor  Joaquín Pérez Becerra, hay no malestar sino dudas, estas dudas no deben recaer en la decisión tomada por el gobierno de Chávez. 

Solo basta con preguntarse a que fue ese luchar, periodista a Venezuela, cuáles fueron sus intenciones, es que desconoció su realidad política, su condición de asilado, de que su captura no se daría. Por qué debe recaer sobre Chávez las erróneas actuaciones de este ser humano, quizás deseaba burla los controles aduaneros y de vigilancia del gobierno nacional.

Estaba en su mente crearle un problema a Chávez así por así. Como se mida y por donde se vea, el gobierno nacional está actuando en base al derecho legal vigente y positivo en la Republica Bolivariana de Venezuela. En todo caso, este señor provocó un acto no deseado del que sacaría más provecho la oposición, Colombia y el gobierno de los Estados Unidos.

Entre las dudas, yo también pienso (especulo) que tal vez este señor le interesa llegar a Colombia bajo esta circunstancia. Con su actitud puede forzar al gobierno de Santos a cumplir con las mismas exigencias que le plantea al gobierno nacional la deportación de Makled. 

El director de la agencia Anncol, Joaquín Pérez Becerra, debió tener un plan específico, con objetivo claro, nadie puede creer a estas alturas que su viaje lo cubría su inocencia, su ignorancia sobre una escándalo a nivel internacional. Respeto todas las opiniones, posiciones políticas, etc., pero señores seamos más sangre fría cuando analicemos un caso, ya que de buenas a primera el culpable es Chávez. Yo solo les digo que para excusas hasta los niños preñan.  ¡Ah! Alguien sabia la ruta de este señor, por qué viajo desde Frankfurt, por qué no desde Londres o Paris.  Cuál es la diferencia, es que no hay más gringos en Alemania que en los otros dos países. Y su vasta experiencia dónde la dejó.

“La confianza está fracturada y golpeada, no es la misma que la que teníamos en el pasado”. Puede ser cierta esta expresión, pero vemos a los voceros del PCV, de otras organizaciones políticas, colectivos y movimientos sociales, quejarse ante la embajada colombiana en Caracas o en Bogotá demandar la deportación de Carmona Estanga, o hacer el mismo “plantón” frente a la embajada gringa en nuestra capital demandando la extradición de los golpistas del 2002. 

Hay una realidad en el tablero político que no se imagina, hay una serie de cosas que tienen otra dirección porque se busca objetivos diferentes y los fines son otros. Esta pieza era clave o no,  está por verse.  Esperemos las opiniones de los voceros de la Farc y ELN. Prestemos mucha intención a los posiblemente Fidel opine, también lo que dirá la cancillería nuestra y la gringa. Pero que no se pierda el balance y la prioridad del bienestar político dentro del proceso revolucionario.

Este señor colombiano se pasó de sueco, qué pendejo. Compuso una sinfonía de la estupidez y quiso que Chávez la condujera.  Aquí no hay gatos encerrados, hay un pendejo encerrado. Víctima de sus propios errores. ¡Y que colombiano no se la da de sueco! Vale más la seguridad y estabilidad de Colombia si la venezolana está en riesgo. Que nos dice el caso Libia. Señores a leer al revés.


magosti00@ccny.cuny.edu



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3348 veces.



Miguel Angel Agostini


Visite el perfil de Miguel Angel Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Angel Agostini

Miguel Angel Agostini

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a122211.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO