Sentir Bolivariano

Consolidando el poder popular

Cinco  años celebramos ayer 10 de Abril de 2011, de haberse promulgado la ley de los consejos comunales. Fue en el 2006, año proclamado como “Bicentenario del Generalísimo Francisco de Miranda y de la participación protagónica y del Poder Popular”, cuando se dio ese paso tan importante, que ha permitido ir dándole forma, en la práctica concreta, a la organización del pueblo en función de construir un nuevo modelo de sociedad.

Según sus fundamentaciones, esta ley “tiene por objeto desarrollar y regular la conformación, integración, organización y funcionamiento de los consejos comunales; y su relación con los órganos del estado, para la formulación, ejecución, control y evaluación de las políticas públicas”.

La visión ambiciosa del proceso bolivariano y revolucionario, superpone la acción del pueblo soberano como actor supremo de los destinos de la nación. Es por ello, que hemos venido trabajando para alcanzar esa meta, que nos conducirá, sin lugar a dudas, hacia la consolidación del Socialismo Bolivariano.

Pasados estos cinco años, podemos decir que hemos avanzado, pero aún falta mucho camino por recorrer. Más de 2 mil consejos comunales se han conformado en el estado Barinas y unas 23 comunas (organización política popular que agrupa varios consejos comunales) en construcción, dan fe de dicho avance.

Cuando la revolución inició, de manera tangible, el impulso del poder popular, a través de la promulgación de esta ley, como un primer paso, no lo hizo con la intención básica de sustituir las organizaciones que ya existían, tales como juntas o asociaciones de vecinos; la intención era y es aún, transformar la dinámica de organización comunitaria, respaldada por un amplio rango de ley que le permite a la o las personas que los conforman, ejercer un liderazgo dentro de su entorno y actuar conforme a los intereses de un colectivo.

En su artículo dos, referente a los consejos comunales, la ley dice que “en el marco constitucional de la democracia participativa y protagónica, son instancias de participación, articulación e integración entre las diversas organizaciones comunitarias, grupos sociales y los ciudadanos y ciudadanas, que permiten al pueblo organizado ejercer directamente la gestión de las políticas públicas y proyectos orientados a responder a las necesidades y aspiraciones de las comunidades en la construcción de una sociedad de equidad y justicia social”.

Y aún más explícitamente se hace entender la ley en su artículo tres, dentro de los principios que la conforman, cuando dice que: “La  organización,  funcionamiento  y  acción  de  los  consejos  comunales  se  rige conforme  a  los  principios  de  corresponsabilidad,  cooperación,  solidaridad,  transparencia, rendición de cuentas, honestidad, eficacia, eficiencia, responsabilidad social, control social, equidad, justicia e igualdad social y de género”.

Creo que es allí donde debemos detenernos, para seguir revisando y rectificando, para avanzar aún más. No es casual ni improvisado que dentro de las líneas estratégicas propuestas por el comandante presidente Chávez, se decrete la necesidad de “cambiar la cultura capitalista, por una militancia socialista”. En este caso, diría yo, por una cultura socialista que, como bien sabemos está basada, entre muchos otros, en todos los principios descritos en ese artículo de la ley de Consejos Comunales. Es sólo a través de la elevación de la conciencia revolucionaria, de la internalización de los principios del buen vivir en comunidad y en sociedad, lo que permitirá que la transformación sea de raíz y que realmente, estas organizaciones comunitarias que han cobrado tanta fuerza en estos años, sean un instrumento indispensable para la construcción de la Patria Nueva que todos y todas queremos.

El gobierno bolivariano, por su parte, ha venido haciendo importantes esfuerzos de acompañamiento y respaldo irrestricto a la organización comunal, como vía de consolidación del Poder Popular, haciendo corresponsable a la misma comunidad en la solución de problemas y solvencia de sus necesidades más sentidas. Parte de esos esfuerzos se visualizan en las transferencias de recursos a los consejos comunales, lo cual ha dado excelentes resultados, en cuanto a calidad de ejecución de obras y ahorro de tales recursos, esto sin contar con la integración voluntaria que ha venido permitiendo que los intereses particulares de los individuos se dobleguen ante los intereses de un colectivo.

Otro de los aspectos a destacar, es la conformación del Consejo Federal de Gobierno, uno de cuyos objetivos es otorgarle una destacada y protagónica participación al Poder Popular, impulsando la verdadera integración de las comunidades, incentivando la corresponsabilidad de acciones y creciendo como esos nuevos ciudadanos y nuevas ciudadanas que necesita el Socialismo Bolivariano para terminar de consolidarse.

Las nuevas leyes propuestas por parte de la Asamblea Nacional, igualmente constituirán un importante paso para seguir anteponiendo el Poder del Pueblo Soberano, como lo son: la Ley Orgánica de Contraloría Social, Ley Orgánica de Planificación Pública y Popular; Ley Orgánica de las Comunas; Ley Orgánica del Sistema Económico Comunal 
y Ley Orgánica del Poder Popular.

Es entonces, motivo de orgullo para la Revolución Bolivariana, haber abierto una puerta justa hacia la transformación de un sistema que viene agonizando desde hace tiempo, el capitalismo salvaje. Definitivamente, el proceso bolivariano se anota a ganador al apostar todo a nada, al Poder Popular, como actor principal que conducirá los destinos socialistas de la patria soñada de Bolívar. Porque como ha dicho el presidente Chávez: “El poder popular es alma, nervio, huesos, carne y esencia de la democracia bolivariana, de la democracia revolucionaria, de la democracia verdadera”.

Patria Socialista o Muerte

Estamos venciendo!!

sentirbolivarianobarinas@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2399 veces.



Adán Chávez Frías


Visite el perfil de Adán Chávez Frías para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Adán Chávez Frías

Adán Chávez Frías

Más artículos de este autor