Por una cabeza para su mamá, Salomé bailó bien bueno ante Herodes y María Corina se arrodilló a Bush

¡Lo peorcito que hay en este mundo es una mujer como Salomé, princesa idumea que para darse su gusto sin atenuante, se humilló a sí misma!

A propósito-¡Vaya que casual!-Obama dijo en Trinidad que a él no le interesaba la historia sino el futuro y, acá igual vocifera la MUD pero hay que apelar a la historia para descorrerle el celofán a ese porqué.

Todo conocimiento es una relación criterial que en una cabeza puede ser asumida como correcta y en otra, incorrecta; lo que revela desajuste.

No querer referirse a la historia es un ardid de la imperial plutocracia ultramontana, es perder deliberadamente la memoria para hacerse los locos. Bien dice el aforismo popular que la zorra borra sus huellas con la cola; hela ahí a la María Corina Machado, que no quiere saber nada de la historia.

Pero, tratemos de ver el símil desde la perspectiva de la hermenéutica sagrada, sin sesgos; la princesa Salomé, hija de Herodes Filipo y de Herodias-ésta le pega los cachos al marido, con su hermano Herodes Antipas-es sobrina e hijastra del tal Herodes Antipas, el cual se la pega también.

La tal Salomé es al parecer una bandida muy bonita y talentosa en eso de mover las caderas; tal como la Shakira de su tiempo, ella echa una bailadita ante su majestad tío, padrastro y gobernador de Galilea, por lo demás, Tetrarca, tal como se le decía entonces, y lo hace tan bueno que el sinvergüenza ofrece concederle un deseo y, ella, ni corta ni perezosa le toma la palabra: “¡Quiero la cabeza de Juan el Bautista!”

¡Concedido!-Exclama él -y acto seguido, el denominado por muchos como precursor de Jesucristo-Juan el Bautista- es encarcelado y degollado para obsequiarle su cabeza a la princesa Salomé, cabeza que es ofrendada en una bandeja de plata para deleite de la criminal princesa.

Era un fiestón-revela la historia-debido al cumpleaños de Herodes Antipas, hijo a su vez de Herodes el “Grande”, lo de grande por éste haber ordenado la descomunal “gran” matanza de niños inocentes- tal como Bush ordeno la matanza de niños en Afganistán, Irak y pare de contar en todo el mundo- y, ahí estaba su consecuente hijo Herodes Antipas, de continuo con la tradición.

Es de suponer que Herodes Antipas al ver a la muchacha bailar tan bueno pudo exclamar: ¡Oocñ, eso sí tá gordos, te pareces a Shakira! Y, acto seguido le ofreció los pajaritos del bosque, los pecesitos de colores, las flores de la montaña y/o todo lo que ella quisiera.

En verdad, dice la historia que, ante tal ofrecimiento, la princesa Salomé salió a consultar con su madre la que dispuso pedir la cabeza de Juán el Bautista puesto que éste criticaba de manera valiente y decidida las relaciones de escándalo, adulterio e incesto que rodeaban todo aquello.

Otras versiones dan cuenta de que la bonita Salomé se había enamorado de Juan pero éste no le paraba bolas y ella por despecho y venganza cruel, urdió matarlo.

Madre e hija y/o hija y madre de cual palo tal astilla, María Corina Machado da a entender que ella no fue a Miraflores el 12 de abril de 2002 a firmar el acta de defunción de nuestra democracia sino a acompañar a su querida y tierna “amá” -(Mandinga Dixi)-a darle un besito en el cachete a Pedro Carmona Estanga, alias “el breve”, simplemente.

Resta saber sí la “princesa” María Corina pidió a Carmona, al igual que a Bush, la cabeza de Chávez para ella o para “su madre”.

¿Por qué La “princesa” María Corina Machado rehusa hablar de historia, acaso no es porque ella siente vergüenza y posiblemente remordimiento de su pasado arrodillada a Bush, un asesino a la par de Herodes?

¿Acaso la plutocracia a la que pertenece la tal “princesa” no odia a Simón Bolivar y ese pasado histórico que la acusa, le molesta?

La oposición apátrida odia a nuestro libertador Simón Bolivar y no lo quiere ni en retrato; del Discurso de Angostura, la oposición toma con pinzas alguna frase y la saca de contexto para deformar la esencia del pensamiento bolivariano; a eso hay que estar atentos para combatirlos. No obviemos que, fuera de su contexto, muchas cosas pierden su esencia.

Quien pierde la memoria pierde su identidad, he ahí a la candidata presidencial María Corina Machado de la que puede afirmarse inequívocamente que no sólo perdió la memoria sino que además tiene mala percepción y, para colmo de males, se aferra a expectativas inexistentes acerca del porvenir. Ignorar que este pueblo está resteado con Chávez es muy mala percepción.

Por ahí anda la plutócrata en referencia, echándose fotos con los indígenas, con nuestros diputados, con todo el que se le atraviese y uno puede preguntarse ¿para qué?

Y, la respuesta es inferible de calle, de seguro es que ella prepara un dossier para usar en su campaña presidencial y hacer ver que el pueblo la adora pero hay que picarle adelante y decirle embustera, antes de que venga con un nuevo engaño contra el pueblo.

Bush ahorcó a Saddat Hussein presidente de Irak y quien fuera su aliado durante años pero, una vez usado en una sangrienta guerra contra Irán y ya inservible, lo defenestró. Bush encarceló a Manuel Noriega, su aliado durante años en Centroamérica y una vez inservible, se lo echó en caldo´eñame, por allá anda encanao todavía, creo que en una cárcel francesa. Bush armó y entrenó a Osama Bin Laden mientras sostuvo una cruenta guerra contra Rusia en Afganistán y una vez inservible, lo defenestró y todavía lo anda buscando para echárselo. Bush usó en plan de chantaje a Uribe Velez, narcotraficante, paramilitar y expresidente colombiano y hoy día lo tiene en plan de encanar, así que a María Corina le saldrá alguna vez su desclasificado dossier en el que ella se arrodilló a pedir la cabeza de Chávez, y es que tarde o temprano, ella correrá la misma suerte que corre todo aliado de Bush.

Ella debe tener juanete en las rodillas de tanto arrastrarse hincada ante el enemigo de nuestra patria; es una falta de respeto al pensamiento del Libertador Simón Bolivar y tal como la princesa Salomé, ella y sus conmilitones no pasarán lisos ante el juicio del pueblo venezolano y sus descendientes pagarán la vergüenza.

De acuerdo a la hermenéutica sacra, se atribuye a un tal San Agustín, la histórica sentencia de que “El presente mirando hacia el pasado es memoria, el presente mirando el presente es percepción inmediata y el presente mirando hacia el futuro no es más que expectativas”.

Por sólo citar un caso concreto, en junio de 1989 AD y Copei dominaban totalmente el Congreso Nacional; para entonces ambos partidos estaban empantanados en el caso RECADI, así que Caldera y CAP decidieron impedir la entrada de periodistas al Hemiciclo del Congreso Nacional y además silenciar a toda la prensa, algunos periodistas fueron vejados y eso es historia pero ahora resulta que algunos diputados necios niegan ese funesto pasado, no quieren mirarlo, tampoco quieren verse a sí mismos y mucho menos quieren ser parte de una patria soberana y digna sino sometida al imperialismo, para siempre esclavizada.

Nombrar a Obama o a Bush es decir lo mismo, uno y otro representan al imperio; uno y otro dirán mañana lo mismo respecto al pasado.

Nota: Favor no confundir a la referida Salomé con la María Salomé que sí seguía a Jesucristo. Quede claro que a quien deben considerar como par de la princesa asesina de Juan el Bautista es a la candidata presidencial del imperio: la María Machado.

oceanoatlanticoguillermo@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5594 veces.



Guillermo Guzmán


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a117737.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO