Aventis

Venezuela, crecer democrático

Los principales dirigentes del movimiento opositor venezolano nunca se encuentran presentes en los actos de masas que convocan, ocasionando una distorsión de motivos que ofusca y limita los programas creados por los jóvenes que asisten a cada convocatoria tras una convalidación de sus acciones. Olvidan, que, la verdadera fuerza política esta en la calle y que todo proceso ideológico requiere unidad para avanzar y así evitar un 27 de febrero, tal como le sucedió al extinto Carlos Andrés Pérez. Es necesario planificar teorías que impliquen una acción pública a través del poder popular. Esta en juego nuestra seguridad política y jurídica.

El ciudadano, debe ser participe de la noticia. La idea es conformar un movimiento de opinión que nos de los mecanismos necesarios para avanzar en las plataformas curriculares que nos llevan a un pragmatismo real de los movimientos populares para consolidar el poder.

Estamos frente a una metátasis del lenguaje y, debemos consolidar el movimiento popular y atacar a los anarquistas del poder. Ahora el mensaje es contra las unidades militares y los vecinos que apoyan un proyecto político, como es el ideal bolivariano. Sea como fuere, el país debe diseccionarse hacia un solo canal informativo y reagruparse para crear planteamientos creíbles que determinen una política pública y una acción de compromiso.

Nuestras acciones deben ser estratégicas y cumplir con las responsabilidades dadas y, de esta manera podemos visualizar el futuro. Es una batalla de ideas para romper con las injusticias que mellan el sentir de nuestro Continente. Somos amantes de la libertad, en Venezuela somos libres. Solo buscamos trabajar por el bien de una patria en que nos sintamos con sueños e ilusiones. Conformamos una nueva nación y no debemos ser egoísta con ella, solo hay que ofrecerle nuestro servicio.

Siempre, habrá una experiencia y una madurez ideológica para avanzar y determinar criterios para iniciar una nueva estrategia de acción gurnamental. Uno de los aspectos fundamentales del gobierno bolivariano es acabar con las mafias y roscas de comercialización de los productos agroalimentarios, el pescado y de la industria de la construcción. Se deben elevar un soporte para inutilizar a estos váquiros de la economía formal.

Duvalier, refleja un enclave junto a Curazao para las fuerzas norteamericanas, existe un acuerdo y enlace entre Francia, Inglaterra y Estados Unidos para crear un caos político y social en Haití y de una vez, fomentar la creación de una base militar de gran envergadura en ese sector marítimo y dejar libre a Guantánamo. Es una estratégica que posee su propio proceso político. Sin embargo, los organismos competentes que aupan al ALBA y buscan abrir s mercado particular, desean la apreciación de una mejor liberación de sus productos y colocarlos en otro continente, sin la injerencia gringa, mucho menos bajo la supervisión de baby- doc. Algunos expertos coinciden en hacer un análisis pormenorizado de las importaciones y exportaciones de America Latina en el compacto programa de la globalización y sus efectos en la Cuenca del Caribe.

Por estos momentos, los análisis descubiertos sobre el hombre del neandertal y el homo sapiens, determinan que ambos se coadyuvaron por subsistir en el aspecto agroalimentario cosiendo en sus fogones, alimentos comunes y de gran fuerza proteica y manejaban muy bien el fuego, como lo hicieron los grupos humanos primates en el inicio de nuestra generación. Lo importante es que, desde La Patagonia hasta el Golfo mexicano, un buen conjunto de ciudadanos consuman especies marinas, productos agroalimentarios, plantas y moluscos similares, al igual, que sus viviendas para enfrentar las futuras crisis climáticas, alimenticias y energéticas que han de suscitarse en los próximos treinta años y que se inicia a mediados de 2011.

Hay que afirmar nuestras relaciones hemisféricas para la defensa de America Latina y sus intereses. Esto, constituye una responsabilidad en conjunto que las fuerzas opositoras y fascistas no desean reconocer y buscan en los partidos democratacristianos latinos, sus posibles candidatos presidenciales. Pero, es necesario reflexionar para revisar los tratados como acuerdos de cooperación, sobretodo en energía y ciencia.

Debemos ir a un cambio político integral a nivel regional y sureño. En conjunto, es activar el sistema de valores que nos llevarían a las luchas cotidianas y evitar el aislamiento social y político para conformar una estructura única para el buen vivir y conformar una sola propuesta para el socialismo latinoamericano.


emvesua1@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1071 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a116988.htmlCd0NV CAC = Y co = US