La explotación del carbón amenaza el ambiente en el Zulia

Guerra por el agua en la Sierra de Perijá. ¿Con Kyoto o sin Kyoto el carbón va?

Nota de Aporrea: Publicado en Las Verdades de Miguel del 14 de Enero al 20 de Enero, 2005.
Publicado en Aporrea por iniciativa del autor.

Al piedemonte

Subimos en Jeep, unas cuantas millas, después caminamos por el este, al piedemonte de la Sierra de Perijá, habitada por los pueblos indígenas principalmente wayúu. Nos acompañaba con un sombrero indígena un baquiano de la zona, Eli Saúl, que conocía cada piedra y camino pr el que nos adentrábamos. Recordamos aquella canción de Silvio Rodríguez El Elegido, que en uno de sus primeros versos reza: “Fue de planeta en planeta buscando agua potable, quizás buscando la vida buscando la muerte, eso nunca se sabe”.

Comenzamos a contar, en una extensión de cinco kilómetros encontramos los primeros seis caños de agua tapiados por las operadoras del carbón; de ahí podíamos ver a algunos kilómetros las escombreras de la mina que han hecho las desviaciones operadas por Carbones del Guasare, S. A. , es decir, además de Corpozulia, por los surafricanos de la inglesa Anglo American Coal y los alemanes Ruhrkohle con Mina Paso Diablo que están destruyendo la cuenca del rió Guasare, que también lleva agua a La Guajira, a la represa El Brillante.

Bordeamos las minas mientras pasábamos por la hacienda Doña Argentina y El Paramito, y otras que ya han sido compradas por las operadoras de carbón en Guasare.

Corpozulia/Carbones del Guasare, S. A. pretenden ampliar Paso Diablo, así como Corpozulia/Carbones de La Guajira, S. A. en Páez, Mina Norte, esta vez dirigiéndose hacia los límites del río Socuy, en donde para octubre pretenden abrir otra nueva mina, la Mina Socuy, para así llegar a 18,5 millones de toneladas de carbón anuales y Carbones de La Guajira 4 millones para un total de 22,5 millones; esto dejaría para siempre a Maracaibo y a otras ciudades del Zulia sin agua

Ya casi tendía la tarde. Los neumáticos revolteaban en el barro, y se atascaban por momentos luchando con el lodo que salpica en abundancia. Así continuamos para conseguirnos con imágenes que escapan al colectivo y que suceden, según los pobladores, bajo la complicidad del MEM, el Ministerio del Ambiente. Quebradas obstruidas, ríos desviados, desolación en lo que fueron florestas y grandes pulmones naturales. Y un letrero: Propiedad Privada.

El ecocidio

Continuamos como tres horas de recorrido. Mirábamos sobre los indicadores de velocidad del jeep; en el mismo momento que saltábamos todos, pues en el camino topamos con varios huecos de barro. Nos estremecíamos y el profesor Lusbis Portillo decía: ”Qué desgraciados, esto es un ecocidio; no se conformaron con el etnocidio contra loswayúu desplazados a la fuerza de la zona. Esto hay que denunciarlo, pero a quién o ante qué organismo o institución, decía, mientras por la ventanilla bañada de barro veía las desviaciones que, con explosiones, se había hecho de varios riachuelos. Subía el tono de la voz; mientras el chofer forcejeaba con el volante. “Corpozulia, y el Ministerio del Ambiente,hoy más que antes,responden a los intereses de las transnacionales y del Estado depredador. Para Puerto América los estudios de impacto ambiental no han sido aprobados, sin embargo Puerto América va. Porque esto en Venezuela de EIA es puro formalismo barato jurídico minero-ambiental

Prontamente fuimos al sur, endonde están los ríos Maché y Socuy cerca de donde desembocan a la represa Manuelote: en las poblaciones de San Miguel,La Barra, Nueva Colombia y caño La Arena. Ahíestán rodeados porlos palos que señalan los linderos de las nuevas minas, que impactaran mortalmente la permanencia de estos ríos, de las empresas Carbones del Guasare, S. A. Carbones del Socuy, S. A. ,y la irlandesa Carbonífera Caño Seco, y al oeste Carbones de la Guajira S. A. con la mina Cachirí.

No queremos carbón

Desde que se descubrió carbón, esta biorregión ha sufrido una gran contaminación. Bartolo Castillo, habitante wuayúu de La Barra nos dijo: “No lo queremos, no solamente Ángela -se refiere a una líder de la zona-, toda la gente, nosotros no comemos carbón, yo quisiera que los que no están de acuerdo que coman un pedacito de cuajadita con carbón, a ver a qué sabe. O que agarren los billetes, los saquen de la cartera y se los coman a ver a qué sabe también. Venezuela es libre para nosotros, nosotros no queremos ser esclavos de nadie, en la mina de Guasare salen una vez al mes, qué cosa es esa”.

Bartolo camina lentamente, con su piel marcada por el sol, un palo roído de tantos años de pastoreo, con las mangas dobladas a medio brazo de su vieja camisa de rayas. Al tiempo que nos adentra por las riberas del río Mache que desemboca en el embalse de Manuelote que surte de agua al occidente del país; nos señala los puntos de explotación aledaños al río y en medio del río mismo otro punto de señalización. Bartolo se recuesta sobre un árbol y continúa: “Cuando están aquí, nos dañan la vía, nos dañan la familia con el polvorín del carbón, nos dañan los animales. Nosotros no queremos carbón. Comemos es plátano, yuca, queso, carne, producción del campo, hay qué ver ¿qué es lo que da el carbón o la agricultura?”.

Consultando la cifras del Ministerio de Energía y Minas encontramos que el aporte de la minería en general al PIB es de 0,9 millones de bolívares para el año 2002, los ingresos fiscales ordinarios para el 2000 fueron de 0,02 millones de bolívares, los empleos directos de ambas empresas mineras alcanzaban la pírrica cifra de 1. 422 trabajadores para el año 2003 y la exportación llegó a 7. 207. 240 millones de toneladas de carbón en el año 2002 cuyo valor a precio FOB (precio en boca de mina) alcanzó la cifra de 328,8 millardos de bolívares. Por otra parte nos informamos de que en el municipio Colón del Estado Zulia, según el alcalde Carlos Butacci, para octubre de 2001 había sembradas 50 mil hectáreas de plátanos que arrojaba 520 mil t/a y 6 mil empleos directos y 70 mil indirectos, en el caso de la leche en los municipios Machiques y Rosario de Perijá, el aporte fue para marzo de 2002, según Luis E Martínez, presidente para aquel entonces de Gadema, de 850 mil L/d (54% Zulia) a un valor de 246 millones de bolívares. Por carne y leche en el Zulia, según Alfredo Fernández, directivo de Fegalago, para octubre de 2001 se obtuvo 5 millardos Bs. /a: 13 MM 700 mil/d.

Según el empresario Jairo Páez González en febrero de 2002 se obtuvo por camarones y cangrejas en 10 plantas industriales con 1. 700 trabajadores, 5. 000 lanchas, 20. 000 pescadores generaron 12 MM Kg/a, 260 millones de bolívares.

Por otra parte, según Inapesca, en 1999 se capturaron 15 millones 798 mil kilogramos de pescados en los municipios Mara, Padilla y Miranda del estado Zulia con un valor de 9. 299 millones 442 mil bolívares y en toda Venezuela en el 2002, por exportación, se obtuvo 110. 348. 266 dólares.

“Estas tierras de San Miguel tienen negadas las cartas agrarias, simplemente porque estas tierras ellos la tienen reservadas para el carbón, está tierras son para las transnacionales”,afirmaban en las puertas del INTI Zulia los dirigentes campesinos e indígenas de la zona de La Guajira y Perijá. El profesor Lusbis Portillo mientras se pasaba las manos por la cabeza, y se enfurecía agregaba que: “En ningún gobierno los mineros han tenido tanto poder como el de Chávez. Para que tengas una idea: “Promuzulia es quien manda en Corpozulia, que son los creadores intelectuales de Puerto América; y todos son adecos empezando por Luis Soto Luzardo, vinculado a URD y a Luis Miquilena, quien facilitó su entrada a Corpozulia como gerente ejecutivo Nacional. Puerto América es el final de todo este modelo extractivo. Son los Ejes de integración, que es parte del Iirsa, que responde a intereses exógenos, es una integración desde la banca, desde el Banco Mundial, de las transnacionales y el capital exportador de América Latina vinculado a los TLC o ALCA. Ellos necesitan la estructura e infraestructura para sacar carbón, petróleo, energía barata desde los países del sur. Toda esas carreteras de los ejes de desarrollo obedecen a la salida de la materia prima al Mar Caribe, al sureste de EEUU y a Europa, llámense oleoductos, gasoductos, puertos mineros o gabarreros”, por cierto hoy Lusbis Portillo es acusado de terrorista y agente de la CIA por funcionarios del MEM y por el presidente de la Corporación para el Desarrollo Zuliano (Corpozulia)

En peligro el agua

“Esa señal significa que van explotar carbón en el río”, dice Bartolo mientras señala un punto de marca de las operadoras del carbón que tiene números como 041-+. Narciso Gonzales interviene y explica quea 10 Km. está La Orchila, el naciente del río Maché que desemboca en Manuelote; “ahí -señala con una ramilla entre los dientes- hay un punto de explotación de carbón. Esto es terrible, va a morir la gente de Maracaibo primero que nosotros los indígenas que vivimos aquí”. Lo espinoso de estos puntos de explotación en río Maché y los ríos que desembocan en Tulé y Manuelote -las aguas que van a Maracaibo- se desentraña cuando advertimos geopolíticamente el problema: Considerando que la tierra está 70% cubierta de agua, 2,4% es potabley 97,6% salada, entonces sólo así es comprensible la alarma ante la ligereza con que se entregan estas concesiones; 1. 000 millones de personas consumen el 86% del líquido disponible en el mundo, 2. 400 millones no pueden consumir lo suficiente y 2. 500 millones consume agua sin tratar.

En la 2ª Guerra Mundial perdieron la vida más de 40 millones de personas en un lapso de 6 años (1939-1945). En ese mismo lapso el agua insalubre mata 90 millones de niños. La falta de agua potable es la causante directa de enfermedades como la diarrea y el cólera, que causan la muerte de 15 millones de niños cada año.

La minería y la explotación petrolera son las principales destructoras de las aguas, es el sistema extractivo el principal detonante de la crisis y lo único que propone el capital transnacional es la privatización. En el 2º Congreso Internacional del Agua de la International Water Association (Berlín, 2001) las grandes multinacionales del agua (Vivendi, Ondeo, Berlín Water, y RWE) abogaron por la privatización del agua.

“En esta represa de Manuelote desembocan el río Socuy y el río Maché; entonces en Tulé desemboca el río Cachirí, pero esta represa de Manuelote alimenta a la represa de Tulé cuando tiene poca agua, porque sube la demanda de agua en Maracaibo. Ya en Maracaibo hay problemas de agua, estas llegan cada tres días. Esto es un desastre. Hay una deforestación, la explotación de carbón está contaminando los caños. En Guasare los animales no paren, abortan, desde que la empresa Carbones del Guasare está ahí hace 10 años. A ellos no les interesa porque ellos beben agua embotellada, los gerentes de esa trasnacionales cuando no haya agua en Maracaibo se irán a la capital”. Señala el médico veterinario Alpidio Gonzales.

¿Y el Ministerio del Ambiente?

Pobladores nos decían durante el recorrido “Nosotros no hemos visto al Ministerio del Ambiente; Carbones Guasare y de La Guajira cuentan con su apoyo. Encontramos en una tienda, en la parte baja del pueblo de San Miguel, un volante firmado por la junta parroquial, que preside Sirimo Moreno, que llamaba a una reunión de apoyo a las carboneras; esa reuniónen El Paraíso en el local El Caney de María Colina, en la parroquia Monseñor Marcos Sergio Godoy no era una consulta sino un apoyo abierto a la explotación. Ahí estuvieron Pedro José Guillén del Ministerio del Ambiente, representantes de la Compañía Greenfeels de Venezuela, la empresa Carbonífera Caño Seco, Juan Rojas de Ingeomin/MEM, y Rafael Jiménez de Corpozulia. El volante tenía el logo de la Alcaldía de Mara, y después supimos que el alcalde Luis Caldera había dado declaraciones en radios locales rechazando las carboneras.

Hay una componenda entre el Ministerio del Ambiente, Minas, Corpozulia y los mineros, es decir, con el Estado”,precisaba de regreso en el jeep Lusbis Portillo. ”Cuando hablamos de Carbones del Guasare, ahí está la Anglo América Col, que es una empresa Sudamericana e inglesa, la Ruhrkohle que es alemana, y Corpozulia que conforma una empresa mixta, y Carbones de la Guajira; hablamos de La Inter American Coal Holding, N. V, porque ahí está la Chevron Texaco y Gerardo de Veer Parilli, yerno de Caldera, con todos ellos en el muelle de carbón de TCV, en San Francisco; y por supuesto Corpozulia. Ellos lo que han hecho es arrendar estos terrenos, las concesiones las tiene Corpozulia y esta firma los contratos de arrendamiento con las transnacionales. En definitiva, han llevado al Presidente Chávez a cometer, a espalda del Protocolo de Kyoto, el grave error de proponer, como hizo Carlos Andrés Pérez en el estado Táchira, la construcción de tres plantas carboeléctricas en Cabimas, Miranda y Mara”.

La actuación del Estado a través de Corpozulia y de los ministerios de Energía y Minas y del Ambiente no sólo se parecía, habida cuenta de los hechos, a los acuerdos devenidos de experiencias como los Acuerdos Mutuos de Inversión denunciados por la organización Attac, sino al AGCS (Acuerdo General sobre el Comercio de los Servicios, o en ingles GATS - General Agreement on Trade and Services) que es un acuerdo multilateral elaborado por la OMC desde 1995 bajo el impulso de Estados Unidos. Sus principales puntos estriban en más libertad y derechos para las multinacionales, reducir el poder económico de los estados, desmantelar metódicamente el conjunto de reglamentaciones sociales y medioambientales.

El concepto de soberanía que existía desapareció por las vía de los hechos. Soberanía tiene que ver ahora con la apertura de puertos, puentes, carreteras, ferrocarriles, y dragados de ríos binacionales, la flexibilización de la frontera (físicas, biogenéticas y energéticas) desde los intereses de las transnacionales y de los capitales criollos exportadores, hablamos del Eje de Integración Andino o Eje de Desarrollo Occidental, tiene que ver con los otros cuatro países, andino y el eje de la Amazona o Eje Orinoco-Apure-Guasdualito-Puerto América, etc. Venezuela quedará como una plataforma de salida al Mar Caribe. Qué busca Brasil, qué busca Colombia y las trasnacionales detrás de ellos, simplemente una salida a su mercancía, cuyo destino final es EEUU. Esta es la verdad. Entonces, cuál es la soberanía. Después que metemos a Colombia en las aguas del Golfo, del Lago de Maracaibo y los ríos Catatumbo y Zulia para que ponga su carbón y otros rublos en Puerto América nadie la podrá sacar, más cuando exigen soberanía en las aguas del Golfo”.

El informe de Las Naciones Unidas del 2004 planteó que el acceso al agua tal vez sea una de las principales causas de conflicto y guerra en Africa en los próximos 25 años. Conjuntamente alarmó el dato de que una persona de cada cinco ya no tiene acceso al agua potable. Las Verdades de Miguelllegó a la Sierra de Perijá en el Zulia donde la guerra ya parece haber empezado. Así se reunían dos enemigos contra los indígenas: Transnacionales y el Estado. Aproximadamente 1. 000 pobladores indígenas agricultores en los municipios Mara y Páez del Zulia se enfrentan a lo que llaman “una lucha por la vida

Partimos. . .

Salimos del lugar preguntándonos cuál será el final de esta historia, donde los indígenas tienen flechas para defender sus tierras y las empresas transnacionales el apoyo del Estado y, aparentemente, del gobierno revolucionario que administra la violencia legítima del Estado. Por un momento suspiramos… Nos miramos… ¿Cuál será el final?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6887 veces.



Leocenis García


Visite el perfil de Leocenis García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Leocenis García

Leocenis García

Más artículos de este autor


Notas relacionadas