El corralito del Banco Bicentenario

Hace un año no pudimos hacer más que aclamar al Presidente Chávez por la creación del Banco Bicentenario, lo que representó una gran esperanza a quienes nos salvamos de las quiebras de otros bancos. Por eso, el 21 de diciembre del 2009 cuando acudimos a una de las agencias del Banco Bicentenario y encendimos la PC para examinar nuestros estados de cuenta, pensamos que todo estaba resuelto y que nuestro dinero estaba a salvo.

Nuestra primera desilusión llegó al leer la tabla de las siempre odiosas comisiones del nuevo Banco y que esta Revolución aún no ha sido capaz de erradicar, pero, lo pasamos por alto porque lo que importaba era que siguiéramos manejando nuestro dinero y que la ansiada integración de las bases de datos de todos los Bancos que integran el Banco Bicentenario no fuese algo traumático.

Resultó ser exactamente lo contrario. Tal como lo dice Oscar Cárdenas en su artículo "Banco  Bicentenario" (http://www.aporrea.org/actualidad/a112353.html) el resultado fue un desastre tan solo comparable con el "corralito" que sufriera el pueblo Argentino antes de la llegada de Néstor Kirchner. Desde el funesto 21 de Octubre pasado, la fusión de esas bases de datos parece haber sido llevada magistralmente pero por un grupo de incapaces o de saboteadores que le han hecho la vida "de cuadritos" tanto a los funcionarios del Banco como a su no menos sufrida clientela, lo que debe haber desencadenado no pocas tormentas de clientes enfurecidos en las oficinas sucursales.

Uno no entiende quienes son lo que hacen una transición en la cual, si pagas con tarjeta de débito, la transacción es negada PERO TE QUITAN EL MONTO y, para un reclamo de esta naturaleza, el Banco toma la increíble cantidad de ¡15 dias hábiles! para ser procesado. No pueden emitir cheques de gerencia, ni instrumentos de inversión hasta "el 15 de diciembre". "Por las lluvias", el sistema de tarjetas de débito y crédito, ubicado en San Cristóbal, "se cayó" como si lo arrojaran desde un balcón. ¿Donde están los sistemas de respaldo?. Después de días de estéril espera, al fin me dieron una libreta para movilizar mi cuenta de ahorro del antiguo Bolívar Banco pero no puedo hacer consultas por Internet. Los cajeros no siempre están disponibles y hay que cambiarlos todos y eso no cuesta tres lochas, por más fuertes que sean.

Ante la desesperación por la ausencia de los instrumentos de inversión y los cheques de gerencia, hay personas mayores, las más vulnerables, que quieren trasladar su dinero "de a poquito" a un banco privado hasta juntar 5.000 o más bolívares para abrir un certificado de depósito a plazo fijo...Y con semejante "táctica" los mandamases del "Banco Bicentenario" y esas personas mayores, le hacen un enorme favor a los malnacidos que aprovechan esta época del año para apropiarse del dinero ajeno. No he podido convencer a nadie de que no haga semejante locura, así que ya se imaginan Uds. que debemos esperar después.

Y ante esta cruda realidad que padecemos los clientes del Banco Bicentenario, la "exquisita burocracia" del Banco, bien pagada en bolívares, más fuertes que los esmirriados que los ciudadanos de a pie gastamos, y el Ministro de Estado para la Banca Pública, Humberto Rafael Ortega Díaz guardan un "estruendoso silencio". ¿Por qué demonios callan estos individuos?. ¿Tenemos que acudir otra vez al Presidente Chávez porque uno no confía en ciertos Ministros?.

¿Y todavía se preguntan por qué el PSUV pierde elecciones?. ¡Que descaro!.

No hay peor ciego que quien no quiere ver, o sea.

(*) Ingeniero Electrónico. 

rj1962@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4826 veces.



Roberto Arenas (*)


Visite el perfil de Roberto Arenas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Arenas

Roberto Arenas

Más artículos de este autor