Una respuesta a Pedro León Zapata por su artículo "Se irá cuando se vaya"

"¡Se irá cuando queramos, escuálido antinuclear!"

Una vez más el inefable y acérrimo y "gratuito" enemigo del presidente Chávez, Pedro León Zapata,  toma su pluma (otrora brillante pluma dibujante, creadora) para "garabatear" sus venenosas ideas en contra del Presidente mas humano, mas preocupado, mas solidario, mas cercano a la gente, que haya tenido la República.

Digo "gratuito" porque el Sr. Presidente de la República Bolivariana de Venezuela no le ha hecho nada a este energúmeno humorista gráfico (ahora "analista político de Globovisión")como para merecer la infinidad de epítetos denigrantes, de artículos groseros dedicados enteramente a despotricar de Chávez y del proceso, y no cesa de llamar al presidente dictador, como lo hizo Estulin.

En mi tierra Barquisimetana uno dice "Me gané un enemigo gratuito." Él cree que su pluma ponzoñosa hará cambiar el amor que el pueblo, ese pueblo que una vez él sintió, ha perfeccionado hacia nuestro Comandante-Presidente. Él sueña con sacar de nuestros corazones "a punta de zapatazos”, al Sr. Presidente, pero está bien equivocado.

"Parece que la providencia quiere que no nos libremos de Chávez sin haber asimilado la lección que la historia se empeña en darnos y que nosotros tercamente nos negamos a aprender. Para derrotar a este gobierno, necesitamos derrotarnos a nosotros mismos, a las pulsiones que hemos arrastrado durante siglos.",

empieza diciendo Zapata,ignorante de que  la Providencia (imagino que el se refiere a los actos de Dios en favor de los hombres, y no la idea subyacente en el "pensar venezolano" de una especie de Destino o suerte, o Fate) o mejor dicho La Divina Providencia (para poner las cosas en su lugar) se refiere a las intervención de Dios para socorrer o ayudar a los hombres, y nunca para llevarlos por caminos equivocados. El señor Zapata, ignorante o ligero en el uso de los términos, pretende culpar a la Providencia (a Dios) de las repetitivas acciones del pueblo a favor de nuestro Presidente, de las incansables muestras de cariño hacia su líder. ¡Si hay negatividad, señor Zapata, no hay intervención de ninguna Providencia Divina, porque PROVIDENCIAR, Zapata, es apoyar, es ayudar, es solidarizarse, es AMAR! La intervención de la Providencia lleva implícito la intervención del Espíritu Santo, que excluye toda terquedad, toda maldad.

"Nuestra alma colectiva nos ha puesto delante de un espejo para que veamos, si tenemos la suficiente fuerza espiritual para hacerlo, todos nuestros horrores: autoritarismo, demagogia, desapego a las leyes y muchas otras calamidades, ...."

continua diciendo el Sr Zapata, y yo le digo a este mequetrefe que efectivamente la historia nos ha puesto delante de nosotros al presidente Chávez quien se ha encargado de mostrarnos todos los horrores del Falso Sistema de democracia Representativa que tanto le gusta a los escuálidos, y nos ha mostrado las bondades del sistema de Democracia Participativa y Protagónica, que él ha llamado Socialismo del Siglo XXI.

"Se requiere de una fuerza espiritual extraordinaria, casi mística, para salir de este laberinto, de esta absurda expresión de lo que somos.  Chávez no es el “otro”, sino un nosotros llevado a radicales extremos.  ¿Cuándo se va? Es la pregunta incesante de la gente.  Se irá cuando se vaya de nuestra alma, cuando tomemos la decisión que desaparezca, que sólo puede producirse desde la certidumbre de una intimidad convertida en sentimiento colectivo.",

continua diciendo el Sr. Zapata.

Mire Sr. Zapata (que pareciera que lo que tiene en la cabeza es precisamente un ZAPATO) esa fuerza espiritual extraordinaria que usted dice que se requiere para salir de Chávez, se le llama  Gracia de Dios, que no es sino esa maravillosa energía o fuerza emanada de Dios que vivifica, fortalece e ilumina a todos los seres humanos, incluyéndole a usted. Y déjeme decirle que es verdad que esa Fuerza Espiritual o Gracia de Dios ilumina los pensamientos de las personas para que puedan reconocer (VER) la verdad y comenzar a amarla; esa Gracia de Dios, amigo escuálido antinuclear Zapata, cura los males espirituales, limpia la conciencia, y libera a los seres humanos de la tiranía de las pasiones; una de esas pasiones, que le carcome el alma y no le da espacio para el amor y no le da sosiego a su vida, Sr. Zapata, es ese odio encarnizado que usted expresa (de un tiempo hacia acá), con su pluma, hacia Chávez. Estoy de acuerdo con Usted en que se requiere de una Gracia de Dios o Fuerza Espiritual (lo de místico es rebuznar, Sr. Zapata, porque si es Espiritual y viene de Dios es Místico, es de Fe)  para salir de ese laberinto en el cual usted y sus seguidores escuálidos antinucleares se han metido; un laberinto lleno de odio, de sentimientos de pena y de enojo, lleno de pensamientos rebeldes, lleno de frivolidad, de avaricia, de malicia. Y esa fuerza espiritual no tiene que ser extraordinaria, no! Solo debe ser con el consentimiento suyo y con la convicción de Fe de estar recibiendo la Gracia de Dios. Así, Sr. Zapata, usted estará entrando en otro laberinto, distinto a ese lodazal , ese cloacal en el cual usted ha caído, lleno de amor, de paz, de felicidad, de generosidad, de tolerancia, de sabiduría, de valentía, de amantes de las gentes.

¿Cuando se va Chávez, Sr. Zapata? Se irá cuando lo decida el Pueblo a través del mecanismo del voto; se irá, ciertamente, cuando le saquemos del corazón, de nuestra conciencia, (no del alma) por sus actuaciones, por su labor, por su desempeño.Y yo tengo la impresión, y más la convicción,  de que no está cerca la "ida" del presidente  porque cada día que pasa nos demuestra que  él es el hombre que mejor ha entendido a su pueblo, que mejor a desenmarañado el tinglado fabricado por 40 años de democracia Representativa que negó a fuerza de desapariciones y de ejecuciones, y de olvido, y del ejercicio de la fuerza legal, la efectiva participación del Venezolano común en las decisiones mas trascendentales para la marcha y el rumbo del país, de su estado, de su comunidad.

"Chávez no es el “otro”, sino un nosotros llevado a radicales extremos. ",

dice  Zapata. ¡Claro! No hay dos Chávez, como si hay dos Obamas, y dos Petkoffs y dos Baduels. Chávez ha sido consecuente con su discurso, sincero en sus promesas, claro en sus ideas, y sobre todo, él no "ha cambiado", como si lo han hecho otros. Él no es el otro, sino él mismo, y es un nosotros, pero concientes de nuestro rol en la sociedad. Él no ha traicionado a su pueblo ni a sus ideales , como si lo has hecho tú, Zapata Escuálido.


Bueno, amigos. Dejémos la cosa hasta aquí, para volver luego sobre el tema porque el Sr. Zapata utiliza un escrito de una tal Marla (Venezolana con 30 años viviendo en Mexico), quien apela a unos Seres de la Luz para salir del Comandante. Vaya, loca de remate!


Patria, Socialista o Muerte. Venceremos.

Profesor
FBU-IUTE, Ejido Estado Mérida.

villegas_41@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2467 veces.



Oswaldo Adelis Abarca*

Profesor de la Universidad Politécnica Territorial de Mérida

 oswaldoabarcam@gmail.com

Visite el perfil de Oswaldo Abarca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oswaldo Abarca

Oswaldo Abarca

Más artículos de este autor