Después del 26 de septiembre

Para construir la patria buena

Después de la breve y vacilante danza de los coloridos volantes en la comparsa electoral, caminando sobre el tapiz de papiros sintéticos de caras risueñas y consignas superficiales, tras el vaivén de las palmeras metálicas de pendones alegres en saturada yuxtaposición y los murales alusivos de descalificativos ingeniosos; luego de la herida hecha a las fachadas de nuestras comarcas detenemos un poco el camino para respirar profundo y repreguntarnos, ahora que cada cual tiene el pedazo de pastel que el colectivo le ha dado, ¿Cómo vamos a emprender la construcción de la patria buena donde todos tengan cabida en sana paz y con la dignidad apropiada?.

No queremos concentrarnos en analizar las causas por la cuales, hay como un luto negado sobre los resultados del PSUV en las recientes elecciones de Diputados a la Asamblea Nacional; decimos esto porque, aun ganando de manera contundente las mismas, no salimos en caravanas ni aplaudimos en el balcón del pueblo, de hecho hemos tenido que explicar a los propios que ganamos y a su vez negar el supuesto triunfo de la oposición aun cuando la diferencia en los resultados es evidente.

Más bien apuntaremos en demostrar que en todas las sociedades han de existir siempre las diferencias ideológicas y culturales, pero lo que no cambiará en la humanidad es su instinto primitivo y universal que es la perpetuación de la especie, de este instinto derivan todos los otros, la reproducción, el miedo a la muerte, la territorialidad y la vida en comunidad; pero el más marcado de todos es el amor filial y la protección a las crías. Y es esta la base para emprender el camino a la patria nueva, hay que apuntar todos los esfuerzos a los niños y niñas que florecen en los hogares, calles y albergues de este país.

Esto no podremos lograrlo con la falta de humildad y la sobrestimación ciega que no nos ha permitido ser objetivos en la aceptación de la existencia del otro, en reconocer que poco hemos hecho en sumar a los intermedios a nuestra causa, basándonos en la autosuficiencia de nuestra inconstante mayoría y cargados de soberbia a la hora de dar participación horizontal a los propios en la toma de decisiones y acciones en las campañas electorales y las gestiones locales y regionales.

Si queremos crear al ciudadano del futuro tenemos la obligación de construirlo en el niño de hoy, si cumplimos esta premisa no habrá nunca más guerras intestinas en el sagrado suelo bolivariano, son nuestros niños los que unirán la patria en un solo sueño de libertades para la América y el mundo. Hay que legislar para la educación, para la salud, para el ambiente y para la cultura, para la paz y para la calidad de vida, para la convivencia y para la dignidad. Hay que sembrar el mundo de nuestros niños de esperanza y de libertad.

Lamentablemente lo que ha obstaculizado este proceso es la perpetuación de las dirigencias y que en algunos casos han desaparecido las estructuras locales del partido; el nepotismo está siempre presente en las precandidaturas internas y muchas campañas fueron vacías en propuestas y sólo se contenían en consignas trilladas y genéricas; el Presidente creyó sólo en los informes que emitieron sus anillos inmediatos y no tomó en cuenta que nos fuimos contundentes en revertir las campañas de “Pudreval” e “Inseguridad” que sistemáticamente reiteró la oposición.

Nosotros insistimos en la revolución cultural, pero no sólo de discurso, como hacen muchos, sino en la acción, nacimos como medio en el milenio actual y nos ha tocado desde entonces el tener que soportar cualquier cantidad de dicotomías entre el discurso y la acción entre las partes extremas, disociados unos y fanáticos otros y miramos cómo miran todo nuestros niños, excluidos a veces como sujetos en las luchas, otras tomados como escudos de lucha y en el peor de los casos víctimas culturales de las mismas.

En estas elecciones el manejo con los medios fue una relación comercial de pautas y dinero a montón, sin coherencia clara y muchas veces en prensa de derecha que, al final, ese mismo dinero financiaba las campañas opositoras; mientras los medios alternativos se desvivían, en medio de sus carencias, en hacer campaña por la revolución en el papel y en la acción, mientras los jefes de campaña y candidatos pautaban con los medios golpistas.

Pero en fin, tenemos una nueva Asamblea Nacional con las variantes propias del resultado electoral, llegó el momento de poner las tres “R” en práctica real; sabemos que son necesarias las leyes pero no hacemos nada si éstas no se cumplen, sabemos que todos tiene buenas intenciones pero no todos saben, en la praxis, comulgar con ellas. Sabemos que la pugna será larga en lo político y que en cada elección propios y extraños seguirán alfombrando de promesas las calles, pero, hay que buscar la forma de que Venezuela toda visualice a 20 años la patria que tendremos, el ciudadano que le damos y podamos todos apostar a la construcción de la patria buena con una sonrisa, mientras recogemos los contaminantes volantes electorales que nos dejó la contienda.

Alguien tiene que decir al PSUV que fue soberbio y no supo mantener las alianzas estratégicas y además criminalizó a propios y extraños con tal de no debilitar los clanes internos que lamentablemente se han instalado en el gobierno a espaldas del Presidente, quien a su vez no ha manejado con criterio de gestión de crisis los resultados electorales. La realidad es que hay que redimensionar la política interna del Psuv, y no asumir que los alcaldes y gobernadores deben ser, al mismo tiempo, coordinadores del partido y jefes de campaña.

No podemos seguir jugando a ser revolucionario, tenemos que serlo, es una necesidad de subsistencia, nuestros niños lo exigen, son niños de todos, son los padres del mañana, los políticos del futuro, los profesionales y votantes del 2021, ellos heredarán nuestros logros y padecerán nuestros errores, pero son nuestros niños de hoy, existen hoy y es hoy cuando nos necesitan, no les defraudemos, sembremos ahora la patria de mañana y todos habremos ganado el cielo en la tierra.

teremundo9@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1213 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a109513.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO