Elecciones del 26 de Septiembre ¿VICTORIA con DERROTA?

El pasado 26 de septiembre nuestro Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) nuevamente demostró que es la primera fuerza electoral del país y como muestra de ello logro, aunque no fue lo previsto, la mayoría de curules en la configuración de la nueva Asamblea Nacional que legislará durante el periodo 2011-2015. Sin duda, este es un logro de incalculable valor para la continuidad de la revolución por la senda pacifica, el cual no puede ser subestimado ni por las fuerzas de la burguesía ni por nuestras fuerzas revolucionarias.

El valor de este triunfo se magnifica cuando colocamos sobre la mesa de análisis, el hecho de que en el transcurso de esta contienda electoral se activaron vigorosamente las robustas fuerzas del imperialismo, con toda su plataforma mass-mediática, financiera y diplomática, expresándose esto en una saturante transfusión de dólares desde el imperio, a través de sus fondos o fundaciones del bipartidismo imperial, hacia las neocoloniales organizaciones políticas agrupadas en la llamada “mesa de la unidad” o neopacto de punto fijo, un constante encadenamiento mass-mediático de la enorme plataforma desinformativa que irradiaba un constante mensaje guebeliano.

Aunado a esto, tenemos el carácter regional de las elecciones, en las cuales el liderazgo regional jugaba un papel fundamental, como fuente de verificación de la legitimidad que estos tienen en las bases sociales… Bingo… ya que sin duda, este elemento es uno de nuestros principales talones de Aquiles en la correa de transición de lo macro a lo local. En este hecho no hay que tener tapujos en decir “al pan pan y al vino vino”, salvo nuestro máximo líder Hugo Chávez, tenemos una dirigencia media y alta con una profunda crisis de legitimidad que se muestra en cada elección de gobernadores, alcaldes, consejos legislativos o Asamblea Nacional, y que hace imprescindible la participación de nuestro comandante como protagonista principal del convencimiento de nuestro pueblo por reconocer la idoneidad de estos candidatos.

No obstante, ante estas enormes adversidades el pueblo de Simón Bolívar dio nuevamente una demostración de compromiso y claridad política, sin importar el calibre de los caños imperiales los derroto nuevamente. ¡¡Vaya victoria camaradas!! ¡¡Felicitaciones una y mil veces camaradas!!. Descubrir la mentira entre tantas medias verdades y realidades que magnifican la enorme deuda social creada por ellos mismos, no es cosa fácil y nuestro pueblo una vez más lo ha logrado y lo continuará logrando.

¿Que paso electoralmente?

El peor error que podemos cometer es subestimar a nuestros enemigos de clase, caer en triunfalismo o en la otreidad de las responsabilidades. Sin duda, no podemos desconocer, en el marco de la lógica del conflicto de clase, que tenemos una porción de venezolanos y venezolanas que productos de determinadas condiciones históricas fundamentadas principalmente en el goce y disfrute de la renta petrolera aún continúan siendo victimas de los aparatos ideológicos del capitalismo. Este grupo de venezolanos y venezolanas no pueden ser ignorados en la planificación estratégica de una revolución, y más aún cuando esta se trata de un ensayo pacifico de transformación sistémica. La mayor muestra de su existencia se ha dado consecuentemente en los 15 procesos electorales que hasta la fecha se han realizado. Dicho reconocimiento tiene que darse para ponderar la base de apoyo de nuestros antagonistas de clase, y trazar estrategias y tácticas para liberarlos de la Matrix o neutralizarlos en su accionar Faschistoide.

Ahora, hasta tanto no definamos una política que apunte a lo antes expuesto, sin descuidar la atención a nuestras bases de apoyo, lo cual en algunas ocasiones es lo que ocurre, tendremos resultados como los del pasado domingo 26, en los cuales se evidencia una consecuente solides de su base social de apoyo y una peligrosa tendencia creciente.

Sin tener aún datos oficiales de los votos listas, las estimaciones realizadas personalmente dan que mas de 5.600.000 venezolanos y venezolanas están en este grupo, mientras que la parte de nuestras fuerzas que se expreso, y que en realidad somos muchos mas, alcanza aproximadamente los 5.500.000 venezolanos (as) revolucionarios (as). No obstante, dadas las características del método de D´Hondt logramos obtener 98 de 165 diputaciones en disputas, con lo cual solo tendremos limitaciones para la elaboración de leyes orgánicas y otorgarle poderes habilitantes al comandante presidente, es decir, partiendo del supuesto de que tenemos cabilla y cemento moral en estos 98 diputados, la revolución tiene los requerimientos jurídicos necesarios para continuar la senda de la construcción del socialismo.

Igualmente, es importante aclarar a efectos de contrarrestar la manipulación que se pretende realizar con el razonamiento lógico de ¿por qué si la oposición saco mas votos que los chavistas, obtuvieron mucho menos diputados?, ¿será que el voto del PSUV vale el doble del de la oposición? Etc, etc, etc… para responder a estas pregunta basta con colocar un ejemplo: Maria corina machado fue electa con un total de 235.494 votos, mientras Modesto Ruiz, Elio serrano y Claudio farias también fueron electos por el mismo estado con un total de 203.201 votos, como se puede ver una sola diputada de la oposición obtuvo 32.293 votos mas que el total de votos logrados por tres diputados de la revolución. Parece simple pero nuevamente los factores de manipulación pretenden enredarlo todo.

Por otro lado, se hace necesario hacer una revisión de los casos de Anzoátegui, Tachita, Carabobo y Zulia, entre otros, debido a la gran diferencia presentada en los votos lista con relación a las pasadas elecciones de gobernadores y alcalde donde la realidad electoral fue significativamente distinta. Hay que profundizar en el análisis electoral con cifras en mano, parroquia por parroquia, porcentajes y totales neto, voto lista y candidaturas nominales, para poder ajustar donde haya que ajustar y afianzar en nuestros bastiones populares.

Sin embargo, el análisis del plano electoral debe realizarse de la mano del plano político estratégico y establecerse preguntas como ¿Dónde están los mas de 7.300.000 camaradas inscritos en el PSUV?, ¿por qué aún no hemos podido permear su base social de apoyo y por el contrario esta va en aumento?, ¿por qué no hemos podida avanzar mas en el plano económico e ideológico de lo que hemos avanzado hasta ahora?, etc, etc, etc… En este sentido, quisiera agregar al análisis resolutivo el tema de la gestión, desde lo que compete a cada Ministerio, Viceministerio, Instituto, Alcaldía, Gobernación, Consejo Legislativo, Servicio Autónomo, Fundación, etc, de claro sustrato revolucionario.

Sin duda debemos atender el tan descuidado plano táctico, con clara visión estratégica, pero atenderlo, blindar el excelente funcionamiento de las misiones, atender con vocación las necesidades del día a día de nuestras comunidades, sin caer en las subestimaciones de que es mas importante el balance de las cuentas macroeconómicas y de la nueva estructura ferroviaria del país que el abastecimiento de los Mercales o la distribución puntual del gas en los barrios, mas aún cuando se trata de un heroico pueblo que se intenta desamarrar de esa nefasta cultura inmediatista del saco de cemento y la lamina de zinc propia de Acción Democrática, que lo formaron para evaluar una gestión de gobierno a partir de lo que recibes en tu inmediatez individual sin contar lo colectivo, es decir, el vivir en nuestros barrios y campos del país nos enseña a que para hacer revolución en nuestra Venezuela petrolera se necesita tanto pragmatismo como sea necesario y tanto estructuralismo estratégico e idealismo como sea posible…


maje4444@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2047 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a108996.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO