El HCM del Pérez de León y la situación de los hospitales

Uno debería preguntarse muy frecuentemente: ¿por qué el cardiológico Infantil y otros centros de salud (CDI, Barrio Adentro) tienen una apariencia ordenada, limpia y de trato cordial y otros muchos centros hospitalarios, son una especie de “pailas del infiernos?. Es importante preguntarse también: ¿Qué situaciones no son comunes en esos espacios para prestar servicios de salud? ¿Qué los Diferencia? ¿Qué conductas generan el caos?

No es fácil ofrecer una respuesta, pero aún siendo un tema extremadamente complejo, no es difícil intentar una aproximación para comprender las respectivas distancias. En esta ocasión, no voy a intentar meterme en el asunto para dar una respuesta porque prefiero irme por el camino de lo fácil y utilizar una información que fue reseñada por uno de los medios de comunicación escrito de mayor circulación y que a mi manera de ver, permite ver una cara (la más trágica) del problema.

La información en cuestión es una contundente prueba empírica para entender el fenómeno y explicarnos las razones de la condición de “pailas del infierno” de muchos hospitales en país. No sé si la noticia tiene como única referencia el Hospital Pérez de León, pero si no fuera así, la información igualmente no deja de ser relevante para entender el problema. La declaración ofrecida por el secretario general del sindicato de profesionales de enfermería del municipio sucre, precisa en una de sus partes de lo siguiente:

“Ningún otro centro mantiene una jubilación a 20 años de servicios como este. Los hospitales del Ministerio dan el beneficio a los 35 años de servicios, para todo el personal. También nuestra póliza de HCM es buena, ya que tiene una cobertura de 60 millones (….)”[1]

La declaración registra una situación ya conocida, que confirma la distancia entre lo que dice la constitución y la realidad. Los venezolanos no somos iguales o no tenemos los mismos derechos; unos han construidos o preparados alternativas para disponer de derechos particulares y darse una jubilación con 15 y 20 años de “servicios” y otros, deben esperar por cumplir 30 y 25 para hacer uso de ese derecho. Pero no es esta la situación que deseo destacar; lo que recoge una explicación a la condición de muchos hospitales como “pailas del infierno”, es el hecho de la póliza de hospitalización, maternidad y cirugía que tienen los empleados de ese hospital.

 Este hecho es muy contradictorio y pone en evidencia un determinado plan o una manera de verle el sentido que un personal tan estratégico para un sistema de salud, le confiere a los hospitales. No son los aseadores o aseadoras los que reclaman preservarse ese derecho, son las enfermeras las que no son capaces de sentirse seguras con el servicio que ellas mismas ofrecen y que de alguna manera es parte sustantiva de los servicios que presta un hospital. Imagínese que yo soy el Chef principal de un restaurante y al frente hay otro restaurante y a la hora del almuerzo; los que visitan el negocio donde soy Chef me ven siempre almorzando en el restaurante de la competencia, que está precisamente al frente donde soy chef principal. Si no se pasan de ingenuos o entupidos, los clientes deben por lo menos sospechar de la calidad del servicio de ese restaurante donde soy chef.

No hace falta romperse la cabeza y poner en estado de angustia a las neuronas para explicarse que el Pérez de León y en otros hospitales que tenga un HCM en esas condiciones, no hay nada que le pida a estas enfermeras sentirse en su sitio de trabajo. Si no me sirve ni para colocarme una curita, todo lo que puede destruir, llevarme, sacar del servicio o complicar para que se produzca el caos, me ofrece buenas condiciones para estar sin hacer nada y mantener estos centros en una permanente crisis.

 Este domingo 05/09/2010 en el VTV tuve la oportunidad de oír una entrevista a la Ministro de Salud y entre las informaciones que ofreció habló de un caso de un hospital de Caracas recién habilitado y unos días de después de esa rehabilitación o mejoramiento, se produjo un colapso de las aguas servidas. Al hacer el diagnostico del colapso, se determinó una gran cantidad de gasas que servían de tapón al sistema de aguas servidas. ¿Dígame que no fue provocado? Si los Hospitales no le sirven a la enfermeras y a los empleados para tener su servicio particular de salud, qué razones existen para que le sirvan a los demás venezolanos.

evaristomarcano@cantv.net


[1] Véase la edición de Últimas Noticias del Viernes 3/09/2010, Pagina 1

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1408 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a107486.htmlCd0NV CAC = Y co = US