FUN RACE 4x4: Destrozando el país

Ya van 10 años degradando esta tierra bendita por Dios. Ahora con la moda de escoger un hermoso lugar en alguna región de Venezuela, sabanas, montañas o valles, y dejar huellas profundas por el paso de enormes vehículos rústicos, en unas inmoderadas competencias dadas a conocer como FUN RACE 4x4, el lugar queda desvastado y deberá pasar por lo menos una década para su completa recuperación. De manera que estas competencias de FUN RACE 4x4 no tiene ningún sentido de conservación del ambiente, no, más bien se propicia la destrucción de ella, pero seguramente que las personas metidas en el FUN RACE 4x4 dirán que ellos son muy cuidadosos con el ambiente y los recursos naturales de los sitios por donde pasan con sus vehículos rústicos al practicar su diversión, que ellos más bien tratan de preservar el ambiente al realizar una que otra siembra de algún árbol y además efectuar alguna otra cosa fútiles en la zona; pero sin embargo, por donde pasan estos vehículos rústicos no sale la hierba por lo menos durante varios años. Es el Parque Nacional Canaima, en la Gran Sabana, un lugar preferido por estos señores, que al no encontrar otra cosa en que divertirse organizan sus caravanas de vehículos bien equipados y se van para allá; y en un día acaban con lo que la naturaleza logró crear en miles de años. Estimado lector, vaya por aquellas zonas y observe los lugares donde se hayan realizado aquellos criminales eventos y dese cuenta de la realidad; vea como el trayecto seguido por los rústicos en su competencia continúa en muy mal estado.

Los señores que practican el “turismos de aventuras” en sus grandes y potentes máquinas automotrices (RUSTIQUEROS) por lugares poco transitados, debieran ser muy bien vigilados y prohibirles entrar a zonas sensibles para realizar sus competencias. En Santa Elena de Uiarén, comunidad de la Gran Sabana localizada en los límites con Brasil, sus pobladores se han quejados porque un grupo de rustiqueros han hecho desastres tanto en el pueblo como en el parque. Esto debiera ser suficiente para que todos los organismos oficiales a quienes les correspondan velar por la conservación de la naturaleza, Inparques, Gobernaciones, Fuerza Armada, Ministerio del Ambiente y cualquier otro funcionario revestido de autoridad extremen la vigilancia y prohíban los eventos que puedan depredar la naturaleza, en especial en la Gran Sabana en donde sus visitantes deberían seguir una serie de normas para no causarle ni el más minimo daño al entorno. El Parque Nacional Canaima es el cuarto parque más extenso del mundo, allí se consigue rocas y tepuyes que tienen miles y miles de años, y cuenta con saltos de aguas únicos en el mundo.

La flora y la fauna de cada lugar que estos rustiqueros visitan sufren muchas veces los embates de algunos de estos personajes por su afán de lucrarse, por lo que se llevan para su venta plantas y aves de especies autóctonas. EL ambiente y la naturaleza tienen que ser muy bien cuidados y para ello habría que tomarse medidas estrictas, entre ellas la de prohibir las competencias de FUN RACE 4x4, pues la ecología es algo importante y no puede permitirse que un grupo de personas puedan seguir acabando con la naturaleza de nuestro país. Uno de los más grandes deberes del gobierno nacional es el de cuidar la naturaleza: Caminos, paisajes, ríos, quebradas, árboles, arbustos, plantas ornamentales, minerales, animales y aves del país, y para ello no debe darle alguna oportunidad a sus depredadores. Por favor, mano dura con estas dañinas competencias de FUN RACE 4x4.


joseameliach@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5622 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a105012.htmlCd0NV CAC = Y co = US