Inteligencia sin probidad

La última jugada de Uribe

     Para algunos analistas, la denuncia planteada contra Venezuela por el embajador Colombiano Hoyos, que provocó la ruptura de relaciones con Colombia, se trata de una estratagema tendente a genera una crisis que luego sea resuelta por Santos, a fin de que este surja como el nuevo paladín del pacifismo en América Latina; para otros pudiera tratarse de un saboteo al futuro gobierno de Juan Manuel Santos; partiendo de la tesis poco probable de que estos personajes estén enfrentados;  para algunos, entre los que se destaca nuestro embajador Roy Chaderton, se trata de una de las últimas fases preparatorias para la intervención militar en nuestra patria.

     Lo cierto es que en cualquiera de las motivaciones no declaradas está la intervención directa del imperio norteamericano, sobre todo, porque el gobierno colombiano no tiene en Estados Unidos un aliado, sino un dueño. Nos referimos al mismo dueño de la burguesía apatrida venezolana  y de la mayoría de oposición.  

     Luego de analizar detenidamente las provocadoras denuncias de Hoyos en la OEA, sus declaraciones posteriores en CNN, cuando expresa que aspira buenos resultados de la presión internacional y la presión interna que reclama en Venezuela cada vez  más por seguridad, dado que se han multiplicado los asesinatos, el robo y el sicariato, etc.g y si a esto le sumamos el trabajo de Globovisión (líder opositor) que le da continuidad sin interrupciones  a las denuncias de Hoyos y corta magistralmente algunos dardos mortales de nuestros embajador ante la OEA,  Roy Chaderton, entonces me pregunto, ¿No será el móvil del asunto, las próximas elecciones a la Asamblea Nacional? ¿Cuántos colombianos votan en Venezuela? ¿Qué papel le tendrán asignado a las poblaciones estratégicas de Táchira y Zulia? ¿Cuál será el impacto electoral negativo sobre las fuerzas chavistas en un conflicto como el provocado por Colombia?

     La égida imperial sabe de la necesidad  de que la oposición tenga las dos terceras partes de la Asamblea Nacional, pues esto les daría la facilidad para desalojar a Chávez de Miraflores, y su mejor peón en el concierto internacional se llama Álvaro Uribe.

     Uribe no da puntadas sin dedal, yo no dudo de su inteligencia, lo malo del asunto es que como lo diría nuestro libertador, “La inteligencia sin probidad es un azote”.  

     Nuestra tarea principal hoy es obtener la mayoría de la Asamblea Nacional, ello implica activar las patrullas palmo a palmo en el territorio regional, ninguna provocación debe desenfocarnos, incluso el patrullaje es el único antídoto para enfrentar al imperio y sus lacayos locales, regionales en internacionales, a través de la organización, la politización e ideologización de nuestros cuadros y bases populares.

Lazaroroger@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1597 veces.



Roger Lázaro


Visite el perfil de Roger Lázaro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: