¡Que tolerancia tiene esta democracia protagónica i participativa! Las próximas elecciones

Jamás había observado o comprobado en los libros de historia, un gobierno “totalitario o tiránico” que tuviese mayor tolerancia, respeto por las opiniones contrarias o los ataques i conspiraciones que, este gobierno con democracia participativa i protagónica. Le faltó este ejemplo a Voltaire cuando escribió su libro TRATADO DE LA TOLERANCIA, motivado por “una explosión de fanatismo religioso y uno de esos procesos que deshonran a los jueces y a la justicia y que todavía hoy ofenden al ánimo honrado” según el prologuista Palmiro Togliati, libro que inicia el autor, refiriéndose al asesinado de Calas en Tolosa “por la espada de la justicia”.

Esta revolución pacífica, tiene su Talón de Aquiles: el Poder Judicial, como lo he dicho mil veces. Si algún día este proceso volviera a estar en peligro de fracasar, como lo estuvo el 11 de abril, tengan la seguridad de que, el gran enemigo está en el “mundo de la justicia” si no lo cambian radicalmente que, como señalaba Voltaire, “también tiene espada para asesinar”. Tal vez sea por eso que tradicionalmente se la representa como una dama con los ojos vendados, una balanza en una mano i una espada en la otra. Nuestro Poder Judicial, gracias a la sordera de la Constituyente i a la ineficiencia de la Comisión de Reestructuración presidida por Manuel Quijada, lo dejó, no solamente apenas “reformado” tímidamente, sino casi todo en manos de los hombres de la IV República. La Comisión de Administración de Justicia pudo ver qué tipo de desastre era, el Consejo de la Judicatura, i muchos tuvimos a la mano el Libro Azul, para comprobar como se ocultaban las faltas más graves. Empero, mis denuncias sobre el Poder Judicial en el Zulia, ni las tomaba en cuenta Quijada. Por eso vemos casos de juezas con los ojos vendados, no para ser imparciales, si no para no ver lo que no les conviene o lo que deben ignorar porque hai “intereses de cuidar” no morales o éticos, sino económicos. Vimos a una dama de justicia sorprendida en su apartamento, tirando billetes verdes a la calle, verdaderos “honorarios profesionales” voladores, o cómo en el reciente caso de Linda Loaiza, otra jueza que no consiguió prueba alguna sobre las atrocidades, secuestro i muchas otras cosas que, un señor de aspecto nada normal realizó, pero se le olvidó tomar un video de las mismas cuando se ensañaba con su víctima, o firmar un documento corroborando sus “hazañas”, con firma legible i huella digital. Efectivamente esas pruebas no las había i no sé como haría esa juez, en los casos que vemos por TV de investigaciones famosas, en las cuales, por algún pelo dejado en una alfombra o una pizca de sangre en una pared, se demuestra quien fue el terrible delincuente de algún asesinado o algún robo famoso, aunque también en el norte, se ven muchas tragedias i sainetes. Tengo anécdotas de atropellos judiciales, como para hacer un libro, porque personalmente he sido víctima de esa “justicia” viciada i hasta conocí muchos casos de esas “debilidades de las leyes” que han mancillado o casi destruido familias enteras. Una vez, ya lo escribí en otra oportunidad, estuve en la Cárcel de Sabaneta en Maracaibo, por la mala interpretación que hizo un juez, de la palabra “inescrupuloso” porque le agregaba otra i decía que cometí el delito de difamación e injuria, por señalar que ciertas personas “no tenían escrúpulos morales” aunque la palabra moral o morales, no estuviese por todo eso. I ahora mismo, en estos últimos cinco años he venido siendo atropellado (junto a mis vecinos), pese a que tenemos los ciudadanos afectados, las más clara i verdaderas razones de protesta contra la Iglesia Evangélica “Dios admirable del Norte”, pero hemos sido hundidos con una sentencia comprada o amañada, en el mes de julio de este año, apoyando una violación de nuestros derechos civiles i humanos, por la evidente injusticia; por ello tengo que recurrir a la palestra pública para denunciar lo que una juez…¡recientemente ascendida a una instancia mui superior! acaba de dictar, para favorecer a una Iglesia Evangélica situada ilegalmente al lado de mi casa, en una urbanización residencial, demostrada su ilegalidad por la OMPU i por una resolución de la Alcaldía i su departamento Legal, corroborando los argumentos de la OMPU i exigiendo salir del sitio que ocupa arbitrariamente, en la Urbanización Canaima en el norte de Maracaibo. Mas, esa juez se parcializó e hizo una sentencia llena de fallas, porque pertenece a la misma religión.

En próximo artículo, haré públicos todos los detalles de esa sentencia, las fallas judiciales, los aspectos legales violados i el daño que han causado a muchos vecinos. Del mismo modo citaré nombres i apellidos, i conjuntamente con otros ciudadanos de la urbanización, estaremos dispuestos hasta las últimas consecuencia si esa iglesia permanece allí, i si además, intentan poner allí mismo un pre-escolar. Una vez más repìto: presidente Chávez, mire en su entorno. No todo lo que brilla es oro. Soi del todo identificado con el proceso revolucionario bolivariano, pero ante todo aspiro al respeto, la justicia i la paz. Como decía Voltaire, “vale más la virtud que la ciencia; una mala jurisprudencia multiplica los crímenes”.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5042 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a10337.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO