Gira...

(El jefe de Estado venezolano aseveró que la gira que acaba de concluir por países de África, Medio Oriente, Asia y Europa es una de las mejores que durante estos diez años se hizo, con la cual se logró colocar la voz de Venezuela en el mundo entero y "a los cuatro vientos del planeta" ) Esta nota la tomamos de la página Web de Venezolana de Televisión, el presidente evalúa lo que él mismo considera como “la mejor gira en los diez años al frente del estado venezolano” y no se equivoca. ¿Qué ocurre en el planeta para que Chávez se convierta en un fenómeno capaz de atraer la mirada del mundo entero, por encima de cualquier estrella cinematográfica o vinculada al cine como Oliver Stone? Ocurre que Venezuela ocupa la vanguardia de lo que ocurre en un mundo que a escasos diez años atrás padecía una de las más terribles crisis de su historia, la crisis de ideas. Ante la caída de la URRS, ante la caída del muro de Berlín, ante la inmensa confusión creada a raíz “del fin de la historia"; ante el posicionamiento de la tesis neoliberal en la década de los ochenta-noventa, el mundo prácticamente se dirigió hacia los designios imperiales generando en éstos las reacciones de mayor prepotencia y arrogancia que los encegueció ante una crisis que avanzaba hacia un estado de cáncer metastásico que impedía ver con claridad el camino. En medio de este desbarajuste solo Cuba fue capaz de resistir y no sucumbir ante el avance del imperio con su modelo económico de usurpación, sin embargo, Cuba apenas podía resistir el embate, no estaba en condiciones de hacer sino solo eso, mantener un faro del cual la humanidad en el futuro podrá discernir con mayor capacidad y entender el enorme aporte. Fidel habló "del poder de las ideas", las ha lanzado permanentemente y ahora todo ese conjunto de ideas maravillosas para los pueblos reciben el impulso determinante de Chávez y nuestra patria, Venezuela, que hoy más que nunca está llamada a jugar un rol en el globo para que el mundo se salve y con ello la especie humana que dentro del sistema capitalista estará siempre “en un callejón sin salida”.

Lo ocurrido en la reciente gira del presidente Chávez da muestra de la expectativa mundial sobre el proyecto revolucionario de Venezuela, independientemente de lo que ocurra en torno a las condiciones carismáticas de Chávez, que también contribuye y hace más viable la comunicación con los pueblos y una inmediata identidad, se trata además de la idea que está paulatinamente germinando en tierra fértil ante la descomposición permanente del sistema capitalista e imperialista mundial. Es necesario que surja en el mundo una alternativa distinta a la capitalista; una alternativa viable, posible, manejable en todos los aspectos y que sea capaz de impulsar la transición hacia el socialismo. El socialismo concebido por Marx como el máximo nivel de satisfacción humana en lo espiritual, en perfecto equilibrio con las necesidades básicas de todo ser humano y absolutamente contrapuesto al consumismo impulsado por el capitalismo que amenaza el globo terráqueo con tal insistencia que hace pensar a los más avanzados y preclaros científicos y políticos en la posibilidad real de la desaparición de la especie humana en el planeta. Es precisamente en este contexto donde se lleva a cabo la revolución bolivariana y el ensayo venezolano que trasciende en el mundo. Reitero que el presidente Chávez resume en su acción una contundente respuesta a "la crisis de  las ideas", en un país con la reserva de petróleo más grande del mundo e igualmente con una enorme reserva gasífera que nos convierte en un país privilegiado pero a la vez en el blanco de las peores amenazas del imperio, esto es otra de las cosas que jamás podemos soslayar.

Todas estas cosas son lo suficientemente serias como “para andarnos por las ramas” y de eso debe estar consiente tanto Chávez como su pueblo. Justamente es en medio de esta situación en donde apelamos al mensaje donde se nos exige estar a la altura del compromiso histórico que nos toca vivir, eso no debe ser producto u acto exclusivo de una elite esclarecida, no, debe ser una forma colectiva de toma de conciencia del deber social, de lo que realmente significamos en el mundo y lo que representamos para salvar a la especie humana, esto no puede ser solo tarea de científicos y expertos, es tarea de todo un pueblo para poder comprender nuestro verdadero rol. No quiero pecar de exagerado pero ¿Quien me puede hablar de un ensayo idéntico al venezolano y con perspectivas de desarrollo similar al nuestro en un país con las mayores reservas energéticas del universo? Basta con revisar el mapa mundial para entender la expectativa que hay sobre Venezuela, su proceso y su presidente quien es su mayor intérprete y nuestro guía. No en balde en el siglo XIX el padre Bolívar visualizó a "la madre de las naciones", “durante las próximas edades” y “por su grandeza y justicia”, algunos a lo mejor pensaron que se trataba de la pasión que Bolívar le puso a todas las actividades de su vida, pasión que algunos historiadores burgueses la catalogan como una anomalía; la anomalía fueron precisamente ellos, entre otras cosas que justificaron la cosiata y la traición y conspiración de un Páez junto a Santander y todos los enemigos de la patria que se vendieron a la doctrina Monroe, la doctrina imperial. Los representantes de la doctrina Monroe aún hoy emiten juicio, escriben, opinan, exponen en los medios. Como alguien diría: "la historia es una noria" y, así como escribimos anteayer refiriéndonos al dolor que les causó el éxito de Chávez en esta gira, muy específicamente en Venecia, hoy ratificamos que todos los temores de la burguesía viene infundada por un crecimiento y avance indetenible de un nuevo modelo en el mundo que es necesario y estamos llamados a impulsar como revolucionarios socialistas.

La burguesía criolla, aunque entienda el papel actual de Venezuela, jamás lo aceptará, entre otras cosas porque se trata de una burguesía entreguista, parasitaria y sin proyecto propio; una burguesía que se acostumbró a vivir de las migajas que le daba el imperio y es incapaz de detectar el rol de Venezuela en el mundo. El imperialismo utiliza a estos sectores de la burguesía nacional manipulándola y usándola para torpedear una acción adecuada y concertada en medio de una circunstancia en donde incluso amplios sectores de la burguesía nacional pudieran sumarse a toda esta dinámica mundial que se desatará ante la presencia de una Venezuela fortalecida en el escenario internacional, eso está de anteojo. La inmensa cantidad de negocios, de perspectivas de desarrollo y crecimiento, de impulso de la complementación entre países hacen de Venezuela un país de primer orden en el mundo multipolar que se viene impulsando. Es importante que nuestros estudiosos y expertos comiencen a dedicarle tiempo a estudiar  y detectar nuestras verdaderas perspectivas y nuestro peso específico en el concierto internacional. El imperialismo ha conspirado todo el tiempo contra la patria, desde Monroe contra Bolívar hasta nuestros días la conspiración no se ha detenido y no se ha detenido porque precisamente Venezuela representa demasiado en este nuevo mundo que pretendemos construir. El proyecto revolucionario y socialista de Venezuela tiene que romper con todos los dogmas y complejos, de ello depende el avance y el tiempo para lograrlo, seguramente esta burguesía miope se burlará de un planteamiento de este tipo y por su parte el imperio intentará subestimar una propuesta que trascienda las fronteras de la patria. Cabe destacar que el proyecto bolivariano no solo puede limitarse al ámbito de la república bolivariana de Venezuela, su historia y sus características van mucho más allá, es la herencia del padre Bolívar, es su proyecto, son sus propuestas; no por casualidad estamos en el centro del huracán de los acontecimientos en el mundo.

Todas estas cosas son necesarias asumirlas en su completa dimensión; no podemos dedicarnos a contemplar nuestros ombligos cuando el llamado de la historia va mucho más allá de lo pequeño, pero tampoco podemos descuidar las cosas menudas que nos atormentan y limitan nuestro despliegue. Ambicionar un plan de estas características universales nos exige demasiado, nos plantea retos inimaginables y jamás vistos; nos exige como estado, como pueblo, como país todo. Por esta razón se necesita impulsar la conciencia en todos nosotros y trascender. Para lograrlo es menester promover un salto cualitativo de magnitudes nunca vistas, sobre todo, por la calidad de ideas y la certeza conque se intentará implementarlas. La URSS fue un gran proyecto que se desvió y termino consumida en su propios errores, el proyecto chino se encerró en sus espacios y no es sino hasta ahora cuando comienza a asomar su cabeza, de la mano de la revolución Bolivariana, aunque algunos no lo quieran ver. Tanto el proyecto ruso como el chino tuvieron sus propios momentos, no obstante, ambos se contaminaron del intervencionismo propio que el mismo sistema capitalista nos legó al asumir condiciones de imperio, quien lo quiera averiguar léase a Lenin en su obra EL IMPERIALISMO FASE SUPERIOR DEL CAPITALISMO. La revolución china se dedicó a crecer a su interior y tratar de estabilizar los terribles   desequilibrios propios, la revolución Soviética ya le conocemos la historia y en medio de esos terribles años noventa, Cuba, apenas en condiciones de resistir y sobrevivir se enfrentó solo con el poder de las ideas a todos los demonios sueltos por el mundo. Qué podemos más decir sino ¡VIVA CUBA Y SU EJEMPLO VIVO!

La revolución Bolivariana tiene las características propias que le permite impulsar las ideas de liberación en cualquier parte del mundo sin ningún tipo de injerencia, allí está la clave, es la tesis perfecta, exacta y necesaria;  con la tesis de la complementación, es decir, no se trata de enviar ejércitos a otros confines, se trata de impulsar la complementación para que los países cada día sean menos dependientes del chantaje imperial y a la vez esto irá construyendo un polo de poder mundial que terminará derrotando al propio imperio, incluso a costa de bases y agresiones. Toda esa labor requiere de un enorme trabajo de investigación, de inversión en la técnica, de educación y formación del hombre nuevo como pregonaba El Che, pero un hombre nuevo que entienda que su corresponsabilidad no se limita a su pequeño espacio sino que nos llama a concursar más allá, en un ámbito mayor y en apariencia, visto en la superficie, sin interés para nosotros, allí está un reto, cómo todos lo asumimos con el interés vital propio de nuestra supervivencia misma; pasta tenemos, Bolívar a Caballo recorrió un continente, nosotros estamos en condiciones mucho mejores para lograrlo pero, se requiere de una inmensa comprensión por parte de todo un pueblo. Las condiciones  se van dando, las opiniones de la mayoría de los venezolanos garantiza que esa comprensión se está dando, ayer el recibimiento a Chávez fue apoteósico, sin embargo, se requiere  incrementar la marcha en el interior de la patria para hacer palpable nuestro socialismo, para ello se necesita acabar de una vez por toda con la mezquindad y la visión obtusa de la realidad que vivimos. Definitivamente el pueblo debe elevar el nivel político a niveles máximos, organizativos, etc. La consolidación del partido es vital, pero la consolidación de un partido para hacer la revolución y construir el socialismo, no un partido para ganar una elección o mantener un alcalde o gobernador, aunque también nos sirve para eso y además necesitamos ganar electoralmente, pero lo más importante es ganar estratégicamente los “espacios o zonas socialistas” y eso pasa por crear un nuevo estado, sobretodo porque para llevar a cabo un proyecto de la magnitud que la historia le exige a Venezuela requiere de un estado adaptado a las exigencias de los nuevos tiempos que se base en la corresponsabilidad social y la conciencia del deber social en sus integrantes, esto es imposible lograrlo con el viejo estado creado por la burguesía para subyugar y estar subyugado a los designios imperiales.

Estamos en momentos cruciales, las manifestaciones de respaldo y apoyo a la gira del presidente nos demuestran el momento estelar que vive el reflorecimiento de las ideas de libertad en el mundo. La crisis del capitalismo exige profundizar la marcha; no es posible con remiendos o "con armas melladas del capitalismo" construir el socialismo, por esta razón hoy más que nunca estamos llamados a comprender el rol y el papel que nos toca desempeñar en medio de la más terrible campaña mediática internacional desplegada contra un líder  Hugo Chávez..."que ladren los perros Sancho, señal que caminamos"

latojeda@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1522 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor