Venezuela en Europa: centro mundial de la confrontación contra el neoliberalismo mediático

En la coyuntura actual luego del fin de la concesión a RCTV, pasamos a la confrotación y lucha hegemónica contra la especie ¨Santa Inquisición Mediática¨ definición muy vigente y usada acertadamente por Blanca Eckout al referirse al golpe de Estado de abril 2002. En plena era de la globalización capitalista, nuestro país es hoy el epicentro de la democratización de los medios de comunicación social en mundo y por ende del enfrentamiento contra el poder mediático mundial constituído por unas diez mega empresas en el mundo y esto lo sabe muy bien Antonio Pascuali ahora en la derecha política.

Venezuela es el epicentro del cuestionamiento a la globalización unidimensional y el avasallamiento contra el pensamiento crítico, y cruza contradictoriamente entre la era de la reproductibilidad electrónica como diría el filósofo alemán Walter Benjamín, los medios de comunicación implican albergan la ¨doxa¨ y el ¨episteme¨ es decir la opinión y la ciencia, y una revolución supone una reapropiación social del saber, que significa el camino al socialismo.


http://www.clarin.com/diario/2006/03/01/thumb/t025dh20.jpg


Estamos implementando una acertada la estrategia de divulgación a escala internacional de la política social de derechos en nuestro país sobre todo porque la revolución no solo toca en el sentido marxista la reproducción material sino que en la escala de representaciones sociales y producción simbólica que opera en los medios, la industria cultural, el entretenimiento y el debate de las ideas necesitamos fortalecer la afirmación de nuevos valores, cosmovisiones, concepciones del mundo y hasta del destino planetario de la especie humana.

Las acciones gubernamentales que han sido distorsionadas porque ellas sintetizan el combate en la gestión pública contra el modelo neoliberal:

- la decisión del Presidente Chávez de sacar a Venezuela de los órganos de post colonialismo capitalista (el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM);

-las medidas de transición como nacionalizar empresas claves del sector de las comunicaciones, los recursos energéticos;

-garantizar el derecho al acceso a las sociedad del conocimiento al mismo tiempo que disparar los indicadores de desarrollo humano en materia de disfrute de la educación, salud a las mayorías excluidas, regular el sector de la salud y educación privada;

-inserción socio-productiva con crear empresas de producción social, cooperativas y empresas de vía hacia cogestión, robustecimiento del salario real de los trabajadores mediante políticas de disminución de las tarifas telefónicas, hasta llegar a aumentar el salario mínimo de los trabajadores;

-la cancelación de la deuda social e histórica contraída con maestros, profesores, jubilados y Pensionados;

Los pasos transicionales se han dado y gestado en el medio de los conflictos sociales, la crisis política, pero como única respuesta los desaciertos de un modelo económico-social neoliberal ajeno a los avances que ofrece el desarrollo humano, y modalidad revolucionaria capaz de canalizar los detonantes y elementos de una crisis global que estalló en Venezuela a finales de los 80, generando un escenario singular: la rebelión popular del 27 de febrero llamada Caracazo derivada del programa de ajuste macro-económico, dos rebeliones militares, destitución de Carlos Andrés Pérez, transición puntofijista, que con Caldera, se convirtió en la gran decepción.

Aquí en Europa se reconoce ese esfuerzo del proceso bolivariano y revolucionario eso coincide con lo expresado por académicos, editores, intelectuales, colunistas, periodistas, y legisladores como la Eurodiputada alemana Sahra Wagenknecht durante el debate en la plenaria del Parlamento Europeo acerca del Caso RCTV quien expresó: ¨ Con la resolución presentada las fracciones conservadoras pretenden una vez más abusar del tema de los Derechos Humanos de acuerdo a sus propios intereses. No se trata de la libertad de los medios de comunicación, sino de denunciar a Venezuela, un Gobierno que reiteradamente recibió el voto abrumador de la población, un Gobierno que de verdad lucha contra la pobreza y la explotación en su país, a diferencia de la mayoría de los gobiernos europeos que con su agenda neoliberal amplían cada vez más el abismo entre ricos y los más desposeídos…¨

El programa de Hugo Chávez -desde 1998 triunfa al encarar no solamente salidas urgentes en el marco de la estructura jurídico política, sino al avanzar en el esbozo de soluciones al conjunto de la sociedad como la propuesta hechas realidad desde los pasos fundacionales basados en una Asamblea Constituyente, la elaboración de una Nueva Constitución, leyes habilitantes, misiones hasta una de sus visibles y radiantes cúspides: la democratización de los medios de comunicación.

No han entendido la mayoría de los intelectuales y académicos que bebieron hasta embriagarse de postmodernismo y la teoría del fin de la historia de Fujuyama, que en América Latina y concretamente en Venezuela se busca el camino de la utopía a la realidad, cuando decide profundizar el proceso revolucionario, con la aprobación de un conjunto significativo de Leyes Habilitantes, que en el 2002 como ahora 2007 se generó, un enfrentamiento y choque hegemónico con diversos intereses.

La política social en la gestión pública del gobierno como la activación-construcción de un dispositivo de derechos en el marco de nuevo modelo bolivariano y socialista, para muestra un botón: las realizaciones las constituyen los indicadores del gasto social, la tasa de ocupación, el índice desarrollo humano, diversas cifras porcentuales y estadísticas que muestran el impacto creciente del acceso de las mayorías antes sub-privilegiadas y excluidas, a lo merecido, como es a la salud, educación, inserción socio-productiva, el cooperativismo y el sector micro financiero, todas manifestaciones de la efectividad, aún en corto plazo, de estrategias de redistribución de la riqueza, el ingreso y la desconcentración de la generación y reproducción de la ventajas y oportunidades para mejorar la calidad de vida.

Ahora hay nuevos retos: desde los programas sociales del gobierno bolivariano buscan que conectarse con la nueva organización social naciente en esta inédita etapa de construcción del poder popular. Se ensancha el tejido social para lograr expansión cualitativa para darle respuesta a su demanda social, es decir, responder a las expectativas de una nueva sociedad que incluye a todos los venezolanos sin distinción y en lo internacional una diplomacia bolivariana y revolucionaria en pos de la construcción progresiva de un nuevo mundo multipolar: universo de relaciones igualitarias, conjunciones, correspondencias, gestiones compartidas pueblo a pueblo y sobre todo respecto a la soberanía y la autodeterminación.

jlmujica@xs4all.nl


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2551 veces.



Joaquín López Mujica

Filósofo, escritor y diplomático

 j.lopezmujica@laposte.net

Visite el perfil de Joaquín López Mujica para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: