Emigrantes. ¡Como Venezuela no hay!

Para muchos inconformes y mal intencionados, comenzaron a denigrar de la república Bolivariana de Venezuela, argumentando una crisis.

Económicamente en nuestro país, encontrándose en ruinas, debido a la revolución Bolivariana y chavista, que acabo con todo, hoy convertida en pedazo. No se halla nada, el dinero papel moneda ha desaparecido, no hay vida en este país, Después de tenerlo todo solo hay hambre, miseria, tristeza y dolor, no se consigue nada que hacer, todo está paralizado, el que aquí se queda, lo único que le espera , es la muerte.

Ese fue el lema propagandístico de quienes induzco a millares de venezolanos abandonar su patria para emigrar a Brasil, Colombia y a países del grupo de lima. El paraíso de oportunidades de técnicos y profesionales de todas las especialidades, que al llegar a cualquiera de esos países en solicitud de trabajo, de inmediato comenzaba a laborar.

Toda esa propaganda que a sus oídos llegaron de Colombia, Brasil, Perú, Ecuador, y Chile, sin pensar dos veces vendió casa, apartamento, carro y todas sus pertenencias, por el deseo de viajar inmediato al paraíso de solución económica donde iban a recibir el pago de su trabajo en moneda fuerte y no con bs devaluado.

La mayoría de venezolanos que emigraron a Colombia, según ello habían abandonado su país , debido a la crisis económica que estaban viviendo , y al llegar a Colombia, creyeron que muy pronto, sus deseos se harían realidad. Muchos de ellos al llegar a Bogotá se residenciaron en hoteles y otros en alquilaron habitaciones. Al salir en solicitud de trabajo iban con la ilusión de encontrar de inmediato para comenzar a laborar en seguida, y así percibir para sus gastos de alimentación, vivienda y productos de aseo personal.

Los días corrían y semanas y no se conseguía nada por su condición de Venezolano, desde ese momento comenzaron a notar la xenofobia en todos los lugares donde llegaban en solicitud de trabajo, eran rechazados, a la vez comenzó a gravar su situación, debido a la falta de dinero. El que llevaron se les había agotado, no tenían con que comprar los alimentos, menos para cancelar la habitación, fueron echados para luego ir a dormir en plazas y calles de la ciudad que residían.

La mayor parte de los comentarios escritos en esta columna me fueron relatados por venezolanos que les toco vivir esa tragedia, me contó: lo que me sucedió fue por confiado y no creer en mi país y si creer en una falsa propaganda del país de donde fueron humillados y expulsados. El mismo país que en el pasado salieron millones de colombianos, que les toco abandonar su país para no morir de hambre y salvar sus vidas debido al terror y la persecución política a consecuencia del asesinato del Dr.Jorge Eliecer Gaitán. Venezuela les dio asilo, protección y trabajo para que vivieran con dignidad a más de diez millones de colombianos y hoy se encuentran viviendo junto a nosotros , seis millones de ellos , sin contar los indocumentados y cientos de miles de ecuatorianos, peruanos y chilenos que se encuentran feliz porque ninguno de ellos se va del país , nadie los molesta. Este es Venezuela el país defensor de los derechos humanos, el país de connacionales que fueron expulsados. Así paga el diablo al que bien le sirve.

Hoy se encuentran en su patria convencidos que como Venezuela no hay.

Patria Socialista, viviremos y venceremos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 554 veces.



Juan Rafael Rangel Ortiz


Visite el perfil de Juan Rafael Rangel Ortiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: